Teoría de la necesidad: Definición y ejemplos

La teoría de las necesidades es un modelo ideológico que trata de explicar la motivación humana basándose en las necesidades específicas de un individuo. Independientemente de los antecedentes del individuo, la teoría de las necesidades es un modelo universal que puede aplicarse a muchas situaciones. Es fácil de entender y aún más fácil de aplicar.

En este artículo, aprenderemos sobre la teoría de las necesidades, explicaremos cómo utilizarla y veremos algunos ejemplos de su aplicación en el lugar de trabajo.

¿Qué es la teoría de las necesidades?

La teoría de las necesidades, también conocida como teoría de las necesidades aprendidas, implica que las necesidades y motivaciones específicas de un individuo se desarrollan con el tiempo a partir de sus experiencias vitales y opiniones culturales. Los líderes y gerentes suelen aplicar el modelo de la teoría de las necesidades en el lugar de trabajo para entender qué motiva a sus empleados y ayudarles a ser más productivos y eficientes en su trabajo. La teoría de las necesidades consta de cuatro clasificaciones de necesidades motivacionales:

Logro de objetivos

Una persona motivada por el logro, conocida como un triunfador, le gusta establecer objetivos desafiantes pero alcanzables para sí mismo para lograr. Lo que más les satisface es ver los resultados de su trabajo y esfuerzo. Los triunfadores disfrutan trabajando solos, asumiendo riesgos calculados y recibiendo información constante sobre sus progresos. Estos factores les ayudan a mantener el rumbo y el compromiso. Su principal objetivo es destacar en su trabajo, por lo que suelen evitar tanto las situaciones de bajo como de alto riesgo en favor de las situaciones con resultados equilibrados. Los triunfadores consideran que los objetivos de alto riesgo se basan más en la suerte que en el esfuerzo y consideran que los objetivos de bajo riesgo no son lo suficientemente desafiantes.

Relacionado: Una guía para la motivación al logro

Afiliación

Una persona motivada por la afiliación, conocida como afiliador, es alguien que busca relaciones positivas, armoniosas y atractivas con los demás. Para este tipo de individuo es importante sentirse validado, apreciado y aceptado. Los vínculos sociales e interpersonales son el marco de las necesidades de motivación de esta persona. En el lugar de trabajo, un afiliador obtiene satisfacción al trabajar en grupo y crear un ambiente agradable. Desean colaborar con los demás y les gusta asumir trabajos que faciliten esa necesidad. Evitan las tareas de alto riesgo y prefieren cumplir con sus responsabilidades laborales básicas para mantener las percepciones positivas que los demás tienen sobre su comportamiento y capacidades.

Relacionado: Una guía para la motivación de la afiliación

Potencia

Las personas que obtienen motivación del poder suelen valorar la disciplina y la estructura. Prosperan en situaciones en las que pueden comparar sus habilidades con las de los competidores y luchar por la excelencia. Utilizar el poder como motivación puede animar a los demás miembros del grupo a realizar su trabajo mediante una competencia amistosa. Las personas que tienen el poder como necesidad de motivación suelen desear el reconocimiento y buscan activamente puestos en los que puedan liderar a los demás, lograr el respeto e influir en su campo. Estas personas suelen tratar de organizar la energía y los esfuerzos de su equipo para lograr un objetivo común en beneficio de todos.

Relacionado: Una guía para la motivación del poder

Evasión

Las personas que utilizan la evasión como motivación, también conocidas como evasores, tienden a no buscar la atención, la admiración o el control. Prefieren no estar en primera línea o en posiciones de liderazgo. Prefieren trabajar como individuos independientes para evitar que se les preste demasiada atención. Los evasores suelen elegir opciones más seguras y prefieren no involucrarse en actividades y tareas de alto riesgo a menos que sea absolutamente necesario, lo que les permite mantenerse cómodos trabajando en un rol privado.

¿Por qué es importante la teoría de las necesidades?

La teoría de las necesidades es importante porque permite comprender las motivaciones de los demás, adaptarse a sus necesidades y cultivar un entorno más saludable para todos. Este modelo es sencillo de utilizar y fácil de entender, lo que lo hace muy eficaz y universal. La teoría de las necesidades es especialmente importante en el lugar de trabajo porque ayuda a los directivos a familiarizarse con las motivaciones de cada persona de su equipo y a elaborar estrategias para motivarlas adecuadamente.

Un directivo que busca activamente comprometerse con su equipo en un grado tan personal puede ganarse la lealtad y el aprecio. Demuestra que un directivo se preocupa por las necesidades de su equipo y no sólo por las operaciones de la empresa.

¿Qué es el test de apercepción temática?

El test de apercepción temática (TAT) es una herramienta utilizada para determinar y medir las necesidades de un individuo. La prueba consiste en presentar a una persona una serie de imágenes que no tienen un significado o propósito definitivo. A continuación, se pide a esa persona que cree una narración o historia para las imágenes a partir de su imaginación. El resultado de la prueba muestra que la persona proyectó sus propias necesidades en la narración que creó. A continuación, el test puntúa las cuatro necesidades de motivación para determinar con cuáles se alinean los participantes de forma más precisa e identifica para qué trabajos, funciones y tareas son más adecuados.

Relacionado: Relacionado: 7 tipos de teorías de gestión laboral

¿Cómo puede utilizar la teoría de la necesidad en el lugar de trabajo?

Utilizar la teoría de las necesidades en el lugar de trabajo puede llevar algún tiempo, pero puede aplicarla con éxito con un poco de esfuerzo y una comunicación centrada. Un líder de éxito entiende la importancia de la diversidad y que los empleados tienen diferentes necesidades en el lugar de trabajo. En última instancia, es importante que un líder escuche, observe y alinee las necesidades de los empleados con los objetivos de la empresa. Los siguientes pasos muestran cómo utilizar la teoría de las necesidades en el lugar de trabajo:

1. Determinar qué motiva a cada miembro del equipo

Identifique cuál de los cuatro motivadores es el más importante para cada miembro de su equipo. Para ello, utilice el test de apercepción temática o analice sus personalidades, comportamientos y acciones pasadas. Determine cuál es el principal motivador de cada persona de su equipo y evalúe qué motiva al equipo en su conjunto.

2. Adapte su estilo de liderazgo a las necesidades de motivación de cada miembro

Después de identificar el motivador dominante para cada miembro del equipo, cambie su estilo de liderazgo para adaptarse al equipo lo mejor posible. Cree un entorno que tenga muy en cuenta sus rasgos y cualidades únicos. Esté dispuesto a adaptar sus métodos de gestión para que se ajusten a cada individuo y aplique diversas estrategias en entornos de grupo. Estos cambios pueden contribuir a que los empleados se mantengan motivados, comprometidos, productivos y satisfechos con su trabajo.

Ejemplos de la teoría de la necesidad en el trabajo

Los siguientes ejemplos son sólo algunas formas de utilizar la teoría de las necesidades en el lugar de trabajo:

Logros en el trabajo

Puedes apoyar el logro como motivación proporcionando un trabajo desafiante a este grupo de personas. Obtienen satisfacción al completar con éxito tareas difíciles. Darles tareas desafiantes ayuda a comprometer y estimular su intelecto. Dado que este grupo se motiva con los logros, puede trabajar bien de forma independiente y con otros superdotados. Los superdotados aprecian la crítica honesta y constructiva. Proporcióneles información periódica para que puedan determinar los pasos que deben dar para mejorar sus esfuerzos.

Afiliación en el lugar de trabajo

Asigne proyectos en grupo y tareas en equipo a los afiliados. Prefieren colaborar y trabajar en equipo en lugar de trabajar solos. Puede mantenerlos motivados asignándoles trabajos que sean estándar y no de alto riesgo. Cuando proporcione retroalimentación, manténgase imparcial, justo y equilibrado. La retroalimentación debe ser constructiva y realista, a la vez que destaca su excelente trabajo en equipo y su confianza. Los colaboradores permanecen más comprometidos cuando usted muestra aprecio por sus contribuciones al equipo y proporciona atribuciones positivas para mejorar.

Poder en el lugar de trabajo

Intente asignar proyectos con objetivos estrictos a grupos de personas que se guíen por metas y tengan el poder como principal motivador. Debido a su deseo de competir y tener el control, las personas motivadas por el poder disfrutan de las tareas que les permiten negociar o dirigir a los demás. Tenga en cuenta a las personas motivadas por el poder y manténgalas centradas en sus tareas en lugar de compararlas con otras. Las personas que se motivan por el poder obtienen el mayor valor de la retroalimentación directa y honesta que hace hincapié en las formas de mejorar. Ayúdeles a mantenerse motivados ofreciéndoles sugerencias que puedan favorecer sus objetivos y aspiraciones profesionales personales.

Evitar en el lugar de trabajo

Dé a los evasores un trabajo que sea estándar, sencillo y que les permita desarrollar su confianza y respetar sus límites. Los evasores prefieren la retroalimentación ocasional a la gestión constante, por lo que es mejor dejarles trabajar de forma independiente y sólo proporcionarles retroalimentación cuando sea necesario. Cuando llega el momento de dar feedback, los evasores son más receptivos cuando escuchan sentimientos personales y sinceros. Ofrezca una retroalimentación positiva, honesta y que tenga en cuenta sus sentimientos.