15 tipos de pensamiento (y cómo encontrar su tipo)

Comprender claramente los procesos mentales puede ser beneficioso para el desarrollo personal y profesional. A veces, identificar y clasificar estos procesos puede ayudar a tomar conciencia de uno mismo y a tomar decisiones acertadas. Para tener éxito profesional y personal, es importante entender cómo funcionan los distintos tipos de pensamiento.

En este artículo, analizamos la importancia de comprender su forma de pensar y la de sus compañeros de equipo, con una lista de 15 tipos de pensamiento que le ayudarán a maximizar su propio potencial profesional.

Relacionado: Cómo desarrollar la capacidad de pensamiento creativo en 5 pasos

15 tipos de pensamiento

A lo largo del día, o incluso a la misma hora, pueden producirse muchos tipos de pensamiento. Por lo tanto, es natural que se produzca una diversidad de pensamientos. Es posible que reconozcas que utilizas una variedad de técnicas de pensamiento en tu profesión. Además, su propio pensamiento puede seguir un curso determinado o puede favorecer un determinado tipo de pensamiento en ciertas situaciones. La comprensión de cómo y por qué piensa como lo hace puede ayudarle a tomar decisiones más conscientes, lo que puede dar lugar a logros profesionales.

Para ayudarle a comprender sus propios procesos interiores y los de sus colegas, he aquí 15 tipos de pensamiento que debe tener en cuenta:

  1. Abstracción: Cuando piensas de forma abstracta, comprendes ideas generales y luego estableces conexiones significativas entre ellas. La abstracción puede ayudarte a encontrar un significado más profundo o incluso oculto en los acontecimientos que observas y en tu entorno.
  2. Análisis: El pensamiento analítico consiste en utilizar la comprensión de una idea o un reto completo e identificar las partes que lo componen. El análisis suele ser una forma de pensar ordenada y por etapas.
  3. Aplicación: La aplicación se produce cuando se transfiere un concepto a un propósito práctico. Este tipo de pensamiento suele producirse cuando se encuentra con una nueva situación y utiliza sus conocimientos existentes para averiguar cómo abordarla.
  4. Asociación: El pensamiento asociativo es un modo de pensamiento abierto que implica creatividad e imaginación. El uso de la asociación implica permitir intencionadamente que la mente conecte pensamientos e ideas aparentemente dispares entre sí.
  5. Comprensión: La comprensión es el proceso de dar sentido a la información que se ve, se oye o se lee. La comprensión suele incluir también la interpretación, la inferencia y la explicación. Una de las formas más frecuentes de este tipo de pensamiento se produce cuando se lee un documento o un libro.
  6. Por lo concreto: El pensamiento concreto es la capacidad de comprender y aplicar los hechos. Este tipo de pensamiento suele ser literal y directo y a veces se denomina percepción o pensamiento perceptivo. El pensamiento concreto o perceptivo puede constituir la base de tipos de pensamiento más complejos que pueden basarse en una sólida comprensión de los hechos.
  7. Creatividad: El pensamiento creativo es un modo de pensar que implica utilizar los conocimientos existentes para desarrollar ideas nuevas, originales o innovadoras. La creatividad a veces desafía las formas aceptadas de hacer determinadas tareas o procesos.
  8. Crítico: El pensamiento crítico se refiere al proceso de utilizar los conocimientos y procesos existentes para evaluar la credibilidad o utilidad relativa de la nueva información. Este tipo de pensamiento suele incorporar los detalles que componen una determinada observación y otros factores que podrían afectarla.
  9. Divergencia: El pensamiento divergente se produce cuando se buscan muchas respuestas diferentes a un problema o desafío. A menudo incluye el proceso de evaluar la validez de cada línea de pensamiento y determinar su valor relativo en comparación con otras.
  10. Convergencia: El pensamiento convergente implica la combinación de muchas formas de pensar o posibles soluciones en una idea o plan cohesivo. Este proceso suele requerir que se identifique la parte más útil de cada opción para combinarlas de la manera más eficaz.
  11. Evaluación: La evaluación se produce cuando se emiten juicios sobre la información obtenida o se utiliza. Es un componente importante del pensamiento crítico, que exige evaluar cuidadosamente la información y las ideas para determinar su valor relativo.
  12. Lineales: El pensamiento lineal consiste en organizar cuidadosa y metódicamente la información y su proceso de comprensión. A veces llamado pensamiento secuencial, este tipo de pensamiento requiere que cada etapa de la resolución del problema se resuelva antes de comenzar la siguiente.
  13. No lineal: El pensamiento no lineal u holístico hace hincapié en las formas en que los conceptos y las ideas se superponen y funcionan juntos. Este tipo de pensamiento requiere buscar patrones y percibir la importancia global de los sistemas de ideas.
  14. Metacognición: La metacognición consiste en pensar sobre la forma de pensar. Este tipo de pensamiento implica una cuidadosa reflexión y análisis de los propios patrones de pensamiento para comprender mejor un problema o desafío. A veces, la metacognición también se conoce como reflexión.
  15. Recordemos: El recuerdo es un tipo de pensamiento que consiste en recuperar impresiones e ideas de la memoria para poder evaluarlas o aplicarlas a otra situación. Al igual que el pensamiento concreto o la percepción, el recuerdo o la memoria suelen servir de base para otros tipos de pensamiento más complejos.

Relacionado: ¿Qué es el pensamiento divergente? (Con consejos)

Cómo determinar su tipo de pensamiento

Comprender tu forma de pensar puede ayudarte a alcanzar un mayor nivel de eficacia y éxito en tu carrera. También podrías notar patrones o preferencias en los tipos de pensamiento que utilizas con más frecuencia. Saber si te asocias a un tipo de pensamiento concreto e identificar cuál es puede ser un paso útil hacia el autoconocimiento y el crecimiento. Si quieres encontrar tu propio tipo de pensamiento preferido, aquí tienes algunos pasos que puedes seguir:

1. Observe

Empieza por fijarte en tu forma de responder a determinadas situaciones y en cómo enfocas el proceso de resolución de problemas. Considera la posibilidad de anotar tus observaciones para poder buscar patrones más adelante. Puedes optar por hacerlo durante un tiempo determinado. Por ejemplo, puedes tomar notas de cada reto o interacción que experimentes durante un día o una semana en el trabajo. En esta etapa, es posible que desee no hacer ningún cambio en su pensamiento o comportamiento para ayudar a identificar sus propias preferencias más auténticas.

Relacionado: Habilidades analíticas: Definiciones y ejemplos

2. Evaluar

A continuación, considera lo que has observado sobre nuestros propios pensamientos y la resolución de problemas. Si has tomado notas, repasa lo que has escrito y busca patrones. También puedes prestar atención a los tipos de pensamiento que te resultan más satisfactorios y exitosos. Esto puede ayudarte a determinar si tienes un tipo de pensamiento preferido que sea más eficaz para ti.

Relacionado: 6 Ejemplos de habilidades de pensamiento crítico

3. Refleja

Realice su trabajo diario con su tipo de pensamiento preferido. Compruebe sus experiencias con su evaluación del tipo de pensamiento con el que se identifica más y considere la eficacia de ese modo de pensamiento. Considere la posibilidad de practicar alternativas para mejorar su capacidad de resolución de problemas.