8 Tipos comunes de estilos de aprendizaje

Cada persona tiene un método de aprendizaje que le funciona mejor. Los tipos de estilos de aprendizaje con los que te relacionas pueden variar en función de tus preferencias y habilidades. Mientras que algunos pueden entender un tema oyendo hablar de él, otros necesitan interactuar físicamente con él. Cuando reconoces los diferentes estilos de aprendizaje, puedes desarrollar diferentes enfoques para transmitir la información en función de las necesidades de los demás. En este artículo, ofrecemos una lista de ocho estilos de aprendizaje comunes y estrategias que puede utilizar para relacionarse con estos diferentes tipos de alumnos.

¿Qué son los estilos de aprendizaje?

El estilo de aprendizaje de un individuo se refiere a su método preferido de procesar la información. Representa el modo en que se reúnen, comprenden y retienen los nuevos conocimientos. Estos estilos de aprendizaje influyen en el modo en que las personas aprenden en la escuela, pero también sirven para otros aspectos de la vida. Cada día, las personas aprenden a realizar tareas o a utilizar habilidades que benefician su vida personal y profesional. Su estilo de aprendizaje les ayuda a comprender qué métodos les facilitan la obtención y el uso de la nueva información.

Las personas pueden determinar con qué estilo de aprendizaje se identifican más evaluando sus puntos fuertes, débiles y preferencias a la hora de comprender y retener la información. Por ejemplo, alguien que disfruta tomando notas y tiene dificultades para entender un tema sin verlo es probablemente un aprendiz visual. Algunas personas pueden descubrir que una combinación de estilos de aprendizaje es lo que mejor les funciona.

Relacionado: Estilos de aprendizaje para el desarrollo profesional

8 estilos de aprendizaje

He aquí ocho estilos de aprendizaje comunes y los consejos correspondientes que puede utilizar para atraer a los distintos tipos de alumnos:

Aprendizaje visual

Los alumnos visuales procesan la información a través de la vista. Por ejemplo, responden bien cuando se les presenta material escrito, gráficos, diagramas y mapas. Debido a esta preferencia, los alumnos visuales suelen crear dibujos o escribir notas para ayudarse a retener la información. Su atención a los elementos visuales también tiende a hacerles más observadores, lo que les permite fijarse en pequeños detalles que otros no perciben. Cuando intentan aprender a hacer algo nuevo, pueden beneficiarse de ver vídeos instructivos que demuestran cómo realizar cada paso.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para atraer a los alumnos visuales:

  • Utilice ayudas visuales con frecuencia en sus presentaciones o debates. Por ejemplo, proporcione mapas cuando hable de información geográfica o tablas y gráficos para información matemática o financiera.
  • Cuando se discutan ideas más complejas, dibuje diagramas para ayudar a desglosar la información. Por ejemplo, divida la idea principal en varias categorías más pequeñas y utilice flechas para ilustrar las conexiones.
  • Intenta proporcionar a los alumnos un documento de apoyo cuando hagas presentaciones, como una copia impresa o enviada por correo electrónico de tu presentación, ya que esto les ayuda a seguir mientras hablas y les da algo a lo que referirse más tarde.
  • Anime a los alumnos a tomar notas o dibujar mientras obtienen nueva información. También puede ser útil que escriban listas de tareas pendientes para mantenerse en el camino al completar tareas o proyectos.
  • Cuando proporcione materiales basados en texto, intente incorporar elementos visuales. Por ejemplo, puede utilizar un código de colores para ilustrar la información relacionada o destacar algo especialmente significativo.
  • Si las personas siguen teniendo problemas para aprender a realizar una acción o tarea, sugiera tutoriales que puedan seguir o vídeos que puedan ver.

Relacionado: Una guía para el aprendizaje visual

Aprendizaje auditivo

Los alumnos auditivos prefieren procesar la información oyéndola. Por ejemplo, responden mejor a las instrucciones orales que a las escritas. Para ellos, asistir a conferencias o escuchar podcasts son métodos ideales para adquirir conocimientos sobre un tema. Los alumnos auditivos mantienen su atención en lo que dice el orador durante las presentaciones, lo que significa que a veces evitan escribir notas. También pueden repetir la información o las ideas en voz alta para ayudar a reforzar y retener lo que aprenden. Además de limitarse a escuchar, estos alumnos disfrutan colaborando en la discusión de ideas y en la exposición de conceptos.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para atraer a los alumnos auditivos:

  • Cuando presente o enseñe, no dependa únicamente de ayudas visuales. Lea en voz alta la información escrita que se proporciona a los alumnos y ofrezca explicaciones verbales de los cuadros, gráficos o diagramas.
  • Utilice los debates y las sesiones de preguntas y respuestas para dar a los alumnos la oportunidad de escuchar las ideas de los demás y compartir las suyas.
  • Intente incorporar frases o acrónimos pegadizos cuando enseñe algo nuevo para que la información sea más fácil de recordar. Si es posible, también puede utilizar la música—piense en cómo los niños aprenden a decir el alfabeto a través de canciones.
  • Anime a los alumnos a leer la información en voz alta o a grabarse explicando un tema para ayudarles a retener los conocimientos. También puede permitirles grabar su presentación o conferencia para que puedan consultarla más tarde.
  • Si la persona tiene dificultades para comprender un tema, proporciónele recursos auditivos, como un podcast, que pueda escuchar por sí mismo.

Relacionado: ¿Qué es el estilo de aprendizaje auditivo? Definición y estrategias

Aprendizaje de la lectura/escritura

Los alumnos de lectura/escritura se sienten más cómodos procesando información mediante materiales escritos. Estos materiales pueden abarcar diversas fuentes, como libros, presentaciones, informes y folletos. Además de leer, estos alumnos tienden a escribir las notas correspondientes para comprender y retener la información. Debido a estas preferencias, suelen disfrutar ampliando sus conocimientos mediante la investigación con libros y recursos en línea.

Puedes utilizar algunos de los siguientes consejos para atraer a los alumnos de lectura/escritura:

  • Cuando presente la información de forma oral, proporcione a estos alumnos ayudas visuales basadas en el texto que les permitan seguirla.
  • Anime a los alumnos de lectura/escritura a tomar notas para añadir contexto a la información que reciben y retener los conocimientos.
  • Al tratar un tema, sugiera recursos (tanto en línea como físicos) que los alumnos puedan leer para obtener más información.
  • Puede hacer que los alumnos de lectura/escritura demuestren y construyan sus conocimientos dándoles tareas de escritura como ensayos o informes.
  • Estas personas aprenden viendo, por lo que proporcionan instrucciones escritas para completar las tareas en lugar de confiar únicamente en las verbales.

Aprendizaje kinésico

El estilo de aprendizaje kinestésico se centra en un enfoque práctico para procesar la información. Estas personas táctiles aprenden haciendo, por lo que necesitan tocar o participar físicamente en el tema tratado. Este enfoque puede resultar útil para ayudar a los alumnos a comprender ideas más complejas o abstractas. A veces, los individuos con este estilo de aprendizaje tienen mucha energía o se mueven con frecuencia. Aunque no puedan interactuar físicamente con algo, incorporar el movimiento a las actividades de aprendizaje puede favorecer la retención de conocimientos.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para atraer a los alumnos cinestésicos:

  • Intente incorporar el movimiento cuando enseñe a los alumnos cinestésicos. Cuando trabaje individualmente, por ejemplo, llévelos a dar un paseo mientras discute una idea. O puede crear ejercicios de aprendizaje o formación que requieran moverse por una habitación o realizar acciones físicas.
  • Utilice técnicas de juego de rol como método de demostración. Estas técnicas permiten a los alumnos utilizar su energía y hacer que los conceptos parezcan más reales.
  • Incorpore actividades prácticas cuando hable de cómo realizar una tarea, ya que estos alumnos retienen mejor la información cuando realizan físicamente el acto.
  • Anime a las personas a estudiar o a recordar conceptos utilizando tarjetas de memoria o creando ayudas visuales, como diagramas y gráficos.
  • Reserve un tiempo de descanso durante una presentación, conferencia o debate para evitar que los alumnos se sientan inquietos.

Relacionado: Guía del aprendizaje cinestésico: Definición, beneficios y carreras

Aprendizaje lógico

Este tipo de alumno utiliza un método racional y ordenado al procesar la información. Por ello, disfrutan recibiendo instrucciones y siguiendo reglas para completar sus tareas. Su naturaleza lógica también les facilita encontrar patrones y trabajar con números. Por ejemplo, pueden identificar la relación entre dos o más elementos y analizar cómo un aspecto afecta a otro. Como prefieren adoptar un enfoque ordenado de las cosas, también tienden a ser personas organizadas que clasifican las tareas y la información.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para atraer a los alumnos lógicos:

  • Cuando les dé tareas, proporcióneles una estructura clara con instrucciones sobre cómo quiere que completen la tarea. También puedes incorporar objetivos para mantenerlos en el camino.
  • Los alumnos lógicos aprecian los hechos y las cifras, así que proporcione una lista con viñetas con la información más pertinente en lugar de un bloque de texto.
  • Cuando se trate de un tema o una idea más amplia, anime a los alumnos a desglosar la información en categorías separadas mediante esquemas, gráficos o diagramas.
  • Puede ayudarles a dar sentido a temas complejos o abstractos incorporando sistemas, demostrando cómo interactúan las diferentes partes o identificando patrones.
  • Dales ejercicios de resolución de problemas y de pensamiento crítico para ayudarles a desarrollar sus habilidades. Intenta que trabajen de forma independiente para resolver el problema por sí mismos y evita que dependan de ti o de otras personas para que les ayuden.

Relacionado: Las mejores formas de fortalecer sus habilidades de pensamiento lógico

Aprendizaje social

Los alumnos sociales prefieren procesar la información mediante la colaboración. Se benefician de la comunicación cuando aprenden, tanto verbal como escrita. Estos individuos disfrutan estando en grupos e interactuando con otros, tanto socialmente como en la búsqueda de la realización de tareas. Algunos alumnos sociales son muy extrovertidos y comunicativos, por lo que les resulta fácil establecer relaciones y asumir funciones de liderazgo. Sin embargo, no son necesariamente las personas más extrovertidas y también les gusta escuchar las ideas de los demás. Este estilo puede funcionar en combinación con otros tipos—por ejemplo, alguien puede ser a la vez un aprendiz social y cinestésico.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para involucrar a los alumnos sociales:

  • Ofrezca a estos alumnos muchas oportunidades de trabajar en grupo para completar tareas o idear soluciones a problemas.
  • Los alumnos sociales aprecian escuchar los pensamientos y las opiniones de los demás, así que proporciona información sobre sus progresos y habilidades.
  • Incorporar técnicas de juego de roles que les permitan interactuar con otras personas mientras ponen en práctica sus conocimientos.
  • Ayude a los alumnos sociales a reiterar sus habilidades dándoles la opción de enseñar a otros a aprenderlas o a realizar tareas específicas.
  • Cuando sea posible, ofrezca oportunidades para que las personas compartan sus ideas y sentimientos sobre un tema mediante discusiones o debates en grupo.

Relacionado: 10 beneficios del aprendizaje colaborativo

Aprendizaje en solitario

Las personas que aprenden en solitario prefieren procesar la información de forma independiente. Por lo tanto, suelen trabajar mejor en entornos tranquilos. Como les gusta trabajar solos, suelen tener una gran motivación y capacidad de autogestión. Lo demuestran fijándose objetivos o haciendo planes. Los alumnos solitarios suelen ser muy reservados y les gusta pasar tiempo introspectivo y reflexionar sobre lo que aprenden. Este estilo de aprendizaje puede solaparse con otros—una persona puede ser una combinación de alumno solitario y visual, por ejemplo.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para involucrar a los alumnos solitarios:

  • Puede hacer que se sientan cómodos proporcionándoles zonas privadas y tranquilas para realizar su trabajo.
  • Estos alumnos pueden dudar a la hora de hablar, así que pregúnteles directamente para escuchar sus opiniones sobre un tema o una idea.
  • A los trabajadores solitarios les gusta fijarse objetivos, por lo que hay que proporcionarles métodos de seguimiento de sus progresos o de comprobación de tareas para mantenerlos motivados.
  • Estos alumnos aprecian la reflexión, por lo que puedes profundizar en su comprensión demostrando cómo un tema o idea se conecta con algo que han aprendido previamente.
  • Darles acceso a materiales y recursos de aprendizaje que puedan utilizar de forma independiente o en su propio tiempo.

Aprendizaje naturalista

En este estilo, el individuo aprende mejor cuando trabaja con la naturaleza. Los alumnos que tienen este estilo preferido suelen disfrutar aprendiendo sobre temas científicos o medioambientales y destacan en esas materias. Al igual que los alumnos cinestésicos, se benefician de las oportunidades de adquirir experiencia práctica. Cuando es posible, disfrutan viendo e interactuando con materiales u objetos naturales. Por ejemplo, en lugar de limitarse a hablar de cómo cultivar un jardín, disfrutan aprendiendo mientras cavan la tierra y plantan. Tienden a encontrar patrones, realizar experimentos y utilizar la teoría científica para apoyar su comprensión de los temas.

Puede utilizar algunos de los siguientes consejos para atraer a los alumnos naturalistas:

  • Darles la oportunidad de realizar experimentos o actividades prácticas para satisfacer sus necesidades táctiles.
  • Al hablar de un tema o idea, demuestre cómo se relaciona con el medio ambiente y los temas relacionados.
  • Al ser la ciencia uno de sus intereses, estos alumnos disfrutan del proceso de escribir informes de laboratorio o de registrar sus hallazgos científicos. Haga que utilicen esas técnicas cuando aprendan nuevos temas.
  • Al hablar de conceptos complejos, trátelos como si fueran ecosistemas. Demuestre cómo los diferentes elementos interactúan entre sí y pida al alumno que encuentre patrones para establecer conexiones memorables.
  • Lleve a estos alumnos al aire libre cuando sea posible—aunque el tema de conversación no tenga nada que ver, estarán más dispuestos a escuchar cuando estén rodeados de naturaleza.

Te recomendamos

Desafíos organizativos: Definición, ejemplos y consejos

La psicología del aprendizaje: Definición y tipos

¿Qué es el desgaste de los empleados? Y 6 formas de reducirlo

¿Qué es una carta de referencia laboral? Definición y pasos para redactar una

¿Qué es el Behavioral Targeting y cómo puede beneficiarle?

De AP a MD: Cómo transformar tu carrera sanitaria en 11 pasos