6 Tipos de conflictos en la literatura (con consejos para escribirlos)

El conflicto puede existir de muchas formas en la literatura y las historias. Es un recurso argumental clave que los autores utilizan para desarrollar las historias. Los autores pueden utilizar varias formas en una historia o incluso tener varios conflictos en la misma historia. En este artículo, exploramos qué es el conflicto en la literatura, explicamos los distintos tipos de conflicto y ofrecemos consejos para añadir conflictos a tu propia escritura creativa.

¿Qué es el conflicto en la literatura?

El conflicto es una lucha o un problema entre personajes o fuerzas en una historia. Un autor puede utilizar el conflicto en la literatura como una herramienta para ayudar a que la historia avance. También puede utilizarlo para contar al lector más cosas sobre los personajes o para revelar el tema principal de una historia. El conflicto se revela como una lucha externa o interna en los personajes, es decir, puede ocurrir dentro de la mente de los personajes (conflicto interno) o con los personajes y otras fuerzas (conflicto externo).

Tipos de conflicto

Los lectores pueden reconocer el conflicto en muchos géneros literarios. Existen varios tipos de estilos de conflicto que implican que los personajes luchen contra elementos, emociones y otros personajes. He aquí los diferentes tipos de conflicto utilizados en la literatura:

Persona vs. yo

En un conflicto de persona contra persona, un personaje puede tener un conflicto con sus propias emociones. El autor puede mostrarlo como una lucha entre el bien y el mal o como un personaje que decide entre el bien y el mal. También puede mostrarlo como un personaje que lucha con sus propios deseos, necesidades o expectativas. Por ejemplo, un personaje puede tener planes para pasar tiempo con su familia y luego luchar con esta expectativa cuando ve a sus amigos divertirse.

Persona frente a persona

En un conflicto de persona contra persona, el protagonista puede luchar con otro personaje o con varios. Puede tratarse de un conflicto físico o verbal que ocurre en una escena de la historia. Este conflicto también puede ser un conflicto continuo en el que, en última instancia, el personaje principal debe derrotar a la otra persona.

Un autor puede mostrar múltiples conflictos de persona contra persona en una escena o secuencia de acción. Por ejemplo, un conflicto persona-contra-persona podría ser una secuencia de acción en un metro abarrotado en la que participan varios personajes. El protagonista de la historia podría perseguir a otro personaje en el metro, donde varios transeúntes podrían interponerse. Este podría ser el primer conflicto de persona contra persona de la escena. El segundo conflicto persona-contra-persona podría ocurrir cuando el personaje principal haya superado a los transeúntes y se enfrente al personaje que perseguía.

Relacionado: Los 4 principales estilos de redacción: Cuándo y cómo debe utilizarlos

Persona vs. sociedad

En un conflicto de persona contra sociedad, el personaje podría trabajar contra las injusticias de la sociedad. Puede tratarse de un personaje o un grupo de personajes que lideran una protesta contra un organismo o grupo de dirigentes. Un autor también puede mostrar este tipo de conflicto de forma alternativa, con la sociedad o una agencia persiguiendo a un personaje. Por ejemplo, una agencia gubernamental o los U.S. Marshals podrían perseguir a un fugitivo en un conflicto de temática de aventuras.

Persona vs. naturaleza

En un conflicto de persona contra naturaleza, un personaje puede entrar en conflicto con un elemento de la naturaleza o un animal. Por ejemplo, un capitán de un barco en conflicto con el océano durante una tormenta. Otro ejemplo de este tipo de conflicto podría ser el de un tiburón que impide el paso del barco del capitán. En este ejemplo, el tiburón es el animal que causa el conflicto o la lucha. El capitán debe encontrar una manera de rodear al tiburón para continuar su viaje.

Persona frente a máquina o tecnología

Un conflicto de persona contra máquina o de tema tecnológico puede presentar a un personaje contra una máquina, un robot o una pieza de tecnología. Este tipo de conflicto puede consistir en que un personaje luche físicamente contra una máquina o un robot, o en que un personaje intente realizar una tarea y la máquina o la tecnología no cooperen con él. Por ejemplo, un personaje puede intentar ir deprisa a una boda y su coche se avería. El conflicto puede ser el personaje contra el coche mientras el personaje intenta arreglarlo a tiempo para llegar a la boda.

Persona vs. destino o ser sobrenatural

Un conflicto de persona contra destino o sobrenatural puede ser una lucha con un fantasma o una criatura de tipo divino. Un autor podría utilizar este tipo de conflicto en una historia de fantasmas en la que un personaje tiene que luchar con un fantasma o con varias criaturas embrujadas. Un autor también podría utilizar este estilo de conflicto en historias míticas de deidades donde un personaje está luchando con múltiples deidades o sus poderes.

La persona frente a lo desconocido

Un autor también podría incluir un conflicto de persona contra desconocido. Este tipo de conflicto podría ser más común en la ciencia ficción con seres desconocidos. El autor también puede utilizar este tipo de conflicto en las novelas de misterio. Por ejemplo, un personaje puede entrar en conflicto con una fuerza o criatura desconocida. A lo largo de la novela, el lector puede tener que averiguar qué es esa fuerza o criatura desconocida para resolver el misterio.

Consejos para escribir un conflicto en la literatura

Estos son algunos consejos para escribir un conflicto eficaz en la literatura:

Utilice el conflicto intencionado

Incluya sólo los conflictos que sean funcionales a la historia para que sus ideas y temas sean claros. Puedes incluir conflictos para hacer avanzar la trama o para ayudar al lector a conocer mejor a los personajes, pero los conflictos adicionales pueden hacer que la trama se vuelva confusa. Intenta hacer una lista de todos los conflictos de tu historia y su propósito. Si un conflicto es funcional para la historia, manténgalo en la lista, pero considere la posibilidad de mantener sólo los conflictos que ayuden a hacer avanzar la historia.

Relacionado: El proceso de escritura creativa

Mantener la sencillez

Considere la posibilidad de mantener su historia sencilla, con sólo la trama, los detalles y los conflictos necesarios. Puedes añadir varios conflictos y varios tipos de conflictos en una historia, pero incluir demasiados conflictos podría distraer a tus lectores de la trama principal o del propósito central. Hacer un storyboard de tu trama central con los conflictos podría ayudarte a ver si tienes algún conflicto adicional que puedas eliminar.

Relacionado: Cómo escribir un análisis literario (con ejemplos y consejos)

Entiende a tus personajes

Comprender plenamente los objetivos, las motivaciones y los deseos de tus personajes puede ayudarte a explicar por qué un personaje podría entrar en una situación de conflicto o cómo llegaría a él. Escribir un guión gráfico para cada personaje sobre sus motivaciones puede ser un buen punto de partida. Una vez que conozcas a tus personajes, puedes empezar a elaborar los detalles de sus motivaciones y de cómo podrían entrar en conflicto.

Relacionado: 20 grandes trabajos para estudiantes de inglés

Manténgase en contacto con la gente

Los personajes más personales pueden ayudar a que la historia y los personajes parezcan más auténticos para el público. Los personajes cercanos pueden ayudar a crear conflictos auténticos y realistas. Trata de inspirarte en las situaciones que te rodean. Esto puede ayudar a impulsar las ideas de la historia para obtener personajes afines e ideas de conflicto que puedan ayudar a hacer avanzar tu historia.

Te recomendamos

¿Qué es la venta por persuasión? (con consejos)

¿Qué es una extensión de la línea de productos?

Sitio Web vs. Aplicación Web (App): ¿Cuál es la diferencia?

Tomar descansos mientras se hace trabajo a distancia durante COVID-19

8 Consejos para llegar a tiempo al trabajo y a las reuniones

Las partes de un argumento (con definición y ejemplos)