12 tipos comunes de descuentos

Aprovechar los descuentos de ventas en su negocio minorista o de comercio electrónico puede ayudar a impulsar las ventas, atraer nuevos clientes y fomentar la fidelidad de los mismos. Hay docenas de tipos de descuentos para cada negocio que proporcionan incentivos para que los clientes compren sus productos. Con tantas opciones, es importante seleccionar los descuentos apropiados para su negocio para crear las ventas más efectivas.

En este artículo, analizamos 12 tipos de descuentos y los beneficios que ofrecen a los clientes.

¿Qué son los descuentos?

Los descuentos son promociones que las empresas ofrecen a sus clientes y que reducen el coste de los artículos o servicios, a menudo en un porcentaje o con criterios específicos. Por ejemplo, una tienda puede ofrecer un descuento del 50% en determinados productos. Las empresas pueden utilizar los descuentos para deshacerse de las existencias no deseadas, promocionar nuevos artículos a la venta o atraer a los clientes. Estos descuentos también aportan valor a los clientes, que pueden encontrar más fácil realizar estas compras debido a los precios más bajos.

Relacionado: Tipos de promociones de ventas (con ejemplos)

12 tipos de descuento que las empresas pueden utilizar

Los descuentos pueden animar a los clientes a comprar más, a hablar del negocio y a seguir utilizando los productos y servicios de la marca. He aquí 12 tipos de descuentos utilizados por las empresas de venta al por menor y de comercio electrónico:

1. Compre uno y llévese otro gratis

Un descuento de «compre uno y reciba uno gratis», también llamado descuento BOGO, suele animar a los clientes a comprar dos del mismo artículo. A veces, el artículo gratuito no es el mismo que el artículo destacado y representa un producto de igual o menor valor. Como parte de esta promoción, el cliente recibe uno de los artículos gratis.

Este descuento puede ayudar a las empresas a mover el inventario y animar a los clientes a aumentar el tamaño de sus pedidos. Los clientes también pueden percibir más valor porque reciben dos artículos por el precio de uno. Este tipo de descuento funciona tanto en el ámbito del comercio minorista como en el del comercio electrónico, aunque a veces los compradores del comercio electrónico siguen pagando una tarifa de envío por el artículo gratuito.

2. Porcentaje de ventas

Una venta porcentual es un descuento en un artículo basado en un porcentaje de su valor. A veces, las empresas fijan los porcentajes de venta en función de criterios específicos. Por ejemplo, una empresa puede ofrecer un 30% de descuento en las compras a los clientes que son miembros de su programa de fidelidad. Un negocio también podría ofrecer un 25% de descuento en los pedidos cuando los clientes compran tres o más artículos.

La eficacia de las ventas a porcentaje puede depender de las percepciones de los clientes. La gente tiende a ver un porcentaje como algo más valioso que una promoción con un precio estático. Por ejemplo, decir que un artículo tiene un 50% de descuento puede parecer un descuento más importante que decir que tiene 5 dólares de descuento, aunque tengan el mismo valor en dólares.

3. Descuentos por pago anticipado

En algunas situaciones, las empresas pueden ofrecer descuentos por pago anticipado para animar a los clientes a cumplir con sus pagos dentro de un período específico. Un descuento por pago anticipado también puede animar a los clientes a evitar el incumplimiento de los pagos dándoles un incentivo para pagar antes de la fecha de vencimiento. Por ejemplo, un proveedor puede ofrecer un descuento en la orden de compra de un comprador si éste se compromete a pagar la factura en un plazo de 10 días en lugar del plazo final de 30 días. Este tipo de descuento también puede aplicarse a las tarjetas de crédito de los clientes, a los programas de recompensas por fidelidad y a otros servicios de suscripción de pago.

4. Ventas de excedentes

Cuando una empresa tiene un exceso de existencias de un producto, genera una pérdida. Cuando permanecen en las estanterías, estos productos no generan ingresos y cuestan dinero a la empresa mientras ocupan espacio de almacenamiento. Las empresas a menudo organizan una venta de exceso de existencias para mover el inventario a un precio reducido y recuperar algunos de esos costes. Aunque una venta de exceso de existencias puede no recuperar todo lo que la empresa gastó en la adquisición de los productos, puede ayudar a mitigar algunas pérdidas por el stock adicional.

Relacionado: ¿Qué es la rotación de inventario?

5. Descuentos por envío gratuito

Las empresas utilizan los descuentos por envío gratuito para animar a los clientes a realizar compras en línea. Estos descuentos ayudan a que la experiencia de compra online sea más fácil y menos costosa. Algunas marcas ponen un coste mínimo de pedido o un umbral de cantidad para ayudar a reducir el coste del envío gratuito. Por ejemplo, pueden ofrecer el envío gratuito sólo en pedidos superiores a 50 dólares. Este descuento también puede ayudar a las empresas a seguir siendo competitivas. Si un cliente encuentra un producto por el mismo precio en dos tiendas, la opción que ofrece el envío gratuito suele tener más sentido económico para él.

6. Agrupación de precios

La agrupación de precios, utilizada a menudo por los proveedores de servicios telefónicos y de Internet, permite a los clientes agrupar varios servicios en un mismo plan a un precio reducido. Este descuento suele ofrecer a los clientes más servicios por un precio más bajo, lo que ayuda a la empresa a aumentar el número de personas que utilizan varios servicios.

Los comercios minoristas también pueden utilizar este método de descuento, a veces llamado venta cruzada. Esta técnica motiva a los clientes a comprar artículos complementarios y aumenta su cantidad de compra. Por ejemplo, una tienda puede vender ordenadores portátiles y accesorios. Puede ofrecer a los clientes un descuento en un maletín para portátil cuando compran un portátil.

Relacionado: Venta cruzada: Qué es, cómo funciona y ejemplos

7. Descuentos a granel o al por mayor

Este tipo de descuento se aplica a los clientes que compran artículos al por mayor, a menudo ofrecidos por mayoristas, fabricantes o proveedores. Los mayoristas suelen ofrecer descuentos basados en un umbral de unidades incluidas en el pedido. Por ejemplo, una compra de 10.000 unidades puede conllevar un descuento del 10% sobre el coste total de las unidades. Algunos grandes comercios minoristas y de alimentación han creado programas de fidelización de clientes y de suscripción y ofrecen artículos a granel con descuento para los miembros.

8. Descuentos de temporada

Las empresas pueden ofrecer descuentos estacionales durante los periodos de escasez para determinados artículos. Estos descuentos pueden abarcar artículos que no están en temporada o que forman parte de una próxima temporada de ventas. Por ejemplo, un minorista de ropa puede ofrecer descuentos en ropa de esquí durante el verano, cuando menos gente suele hacer este tipo de compras. Los descuentos de temporada permiten a los clientes comprar estos artículos de temporada para el próximo año a un precio más bajo. Las empresas suelen utilizar la temporada posterior a las vacaciones para descargar el exceso de inventario a un precio reducido.

9. Descuentos por remisión

Los descuentos por recomendación ofrecen a los clientes un incentivo cada vez que recomiendan a un nuevo cliente a la empresa. Los clientes actuales reciben un código de recomendación único que pueden compartir con otras personas. Este código de recomendación puede ofrecer un descuento en dos sentidos: el nuevo cliente obtiene un descuento en su primera compra y el recomendador recibe descuentos en función del número de clientes que traiga a la empresa. Las empresas pueden utilizar este método de descuento para impulsar el tráfico orgánico y crear entusiasmo o conciencia sobre sus ofertas.

Relacionado: Beneficios y estrategias del marketing de recomendación

10. Descuentos del programa de fidelización

Los programas de fidelización que ofrecen descuentos fomentan la lealtad de los clientes al proporcionarles beneficios que sólo pueden obtener los miembros. El formato de estos programas puede variar. Por ejemplo, una empresa puede recompensar a los clientes con puntos cuando interactúan con ellos o les compran. Cuando estos clientes alcanzan un umbral determinado de puntos, pueden recibir un código de descuento o una oferta.

Animar a los clientes a que sigan apoyando a la empresa y participando en ella puede contribuir a aumentar su fidelidad. Esta táctica también puede utilizar el concepto de FOMO, o miedo a perderse algo, motivando a los nuevos clientes a inscribirse en estos programas para recibir esos beneficios. Las empresas también pueden utilizar los programas de fidelización para conducir a los clientes a su embudo de correo electrónico. Estos programas suelen requerir que los clientes proporcionen información como direcciones de correo electrónico, números de teléfono y datos de la tarjeta de crédito.

Relacionado: Lo que hay que saber sobre los programas de fidelización de clientes

11. Descuentos en la suscripción al correo electrónico

Un embudo de correo electrónico es una técnica de marketing que conduce a los clientes a su sitio web o marca mediante la obtención de clientes potenciales a través de correos electrónicos y promociones por correo electrónico. Ofrecer un producto o servicio con descuento a un cliente a cambio de que se suscriba a los correos electrónicos promocionales o boletines electrónicos de la empresa le proporciona un valor tangible. Este método también funciona con el abandono del carrito, cuando un nuevo cliente introduce sus datos en el formulario de compra y luego abandona la venta. Un correo electrónico promocional de seguimiento puede recordarles que vuelvan a su cesta y sigan con la compra.

12. Créditos de intercambio

Las empresas pueden ofrecer créditos de canje cuando lanzan nuevas versiones de productos, animando a los clientes a traer las versiones antiguas que poseen y a comprar las nuevas. Por ejemplo, una empresa que vende teléfonos inteligentes puede ofrecer a los clientes un descuento de 100 dólares en un nuevo modelo si entregan un modelo anterior. Los programas de crédito para el canje proporcionan a los minoristas de bienes usados un stock adicional o les dan materiales reciclables para utilizar en futuros productos. El establecimiento de programas de reciclaje o upcycling a través de créditos de canje también puede ayudar a los esfuerzos de marca, mostrando el compromiso de las empresas con la ecología.