Construir habilidades de comunicación: 9 tipos de escucha

Ya sea para establecer una red de contactos, para empezar un nuevo trabajo o para tratar de conseguir un cliente, una buena capacidad de escucha puede ayudarle a comunicarse eficazmente en entornos profesionales. Puedes estudiar los distintos tipos de escucha, identificar los que empleas a menudo en el trabajo y descubrir nuevos tipos eficaces que te ayuden a mejorar tu capacidad de escucha. En este artículo, exploramos los diferentes tipos de escucha y las formas en que puedes practicar la escucha efectiva.

Tipos de escucha eficaces

Puede resultar muy beneficioso conocer los distintos tipos de escucha, que es importante comprender tanto en las relaciones personales como en el trabajo. Estos son los tipos de escucha que puedes experimentar y practicar en el trabajo:

  • Escucha integral
  • Escucha discriminatoria
  • Escuchar críticamente
  • Escuchar con atención
  • Escucha profunda

Escuchar con atención

La escucha comprensiva consiste en emitir juicios a partir de lo que dice la otra persona y determinar la veracidad de las afirmaciones que escucha. También conocida como escucha crítica o escucha evaluativa, también puedes juzgar lo que la persona dice en comparación con tus valores y decidir si son buenos o malos.

En este tipo de conversación, puedes discriminar entre las distinciones y tratar de captar el significado interno de lo que la persona ha dicho para ver cuáles son las ventajas y desventajas de su argumento’

Escucha discriminatoria

Este tipo de escucha consiste en identificar la diferencia entre tonos y sonidos para averiguar cómo estas diferencias pueden afectar al significado completo de una frase. La escucha discriminativa nos permite captar las señales verbales que indican lo que el orador está diciendo realmente o las emociones que está tratando de expresar. Cuando los demás pueden escuchar las sutilezas en cuanto a la variación emocional de tu voz, pueden ser capaces de distinguir qué emociones estás atravesando.

Escucha crítica

La escucha crítica es un tipo de escucha importante porque requiere que escuches un mensaje y evalúes si el mensaje y el orador son dignos de confianza. También puede permitirle tomar el mensaje que se le presenta, compararlo con los conocimientos que pueda tener ya sobre el tema y formarse su propio análisis y opinión sobre el mensaje. Este tipo de escucha permite a los profesionales realizar sesiones de brainstorming, crear nuevas soluciones y debatir estrategias.

Escucha terapéutica

Este tipo de escucha consiste en dejar que una persona con problemas hable de ellos. Mientras que el personal médico, los consejeros y otros tipos de profesionales suelen emplear este tipo, otros profesionales pueden utilizarlo cuando escuchan a conocidos o amigos para dejarles expresar sus emociones o recibir consejos. Es una habilidad especialmente eficaz para establecer relaciones con compañeros de trabajo y clientes potenciales ;

Si bien este tipo de escucha obliga a escuchar para obtener información, el punto principal de la misma es enfatizar que se entiende a la persona con la que se habla. Los comportamientos que comúnmente se encuentran con esto son:

  • Asistir a Es un comportamiento que incluye señales no verbales que demuestran el interés que se tiene por lo que dice el interlocutor. Ciertas señales del lenguaje corporal, como mantener los brazos sin cruzar y el cuerpo apuntando hacia el orador, pueden demostrar que tiene la atención del orador. Por ejemplo, si un compañero de trabajo está haciendo una presentación, puede utilizar el contacto visual y asentir con la cabeza para mostrar que está escuchando atentamente.
  • Empaquetar Es un tipo de escucha en el que se piensa y se siente lo que hace otra persona. Alguien con más experiencia en ciertos ámbitos de la vida o similares puede ser más enfático, pero este tipo de escucha le permite aprender más sobre la experiencia y la perspectiva de una persona’independientemente de lo similar que sea a la suya. Por ejemplo, si un cliente expresa su frustración con un producto, puedes utilizar la empatía para entender que sus expectativas no se han cumplido y determinar cómo te sentirías tú en su lugar.

Escucha completa

Cuando se presta mucha atención a lo que dice la otra persona, se denomina escucha plena. En este tipo de escucha se trata de comprender plenamente el contenido de la conversación. Puedes hacer una pausa y resumir lo que acabas de escuchar o utilizar la paráfrasis, es decir, replicar a la persona lo que acabas de oír para ver si es correcto. Cuando la conversación haya terminado, el interlocutor y tú podréis estar de acuerdo en que habéis entendido bien la conversación. Este tipo de escucha es una habilidad muy útil cuando se trata de entender una conferencia o una presentación.

Escucha profunda

La escucha profunda es más compleja que la escucha completa. La escucha profunda requiere que usted y el otro interlocutor se entiendan mutuamente. Hay que prestar mucha atención a los detalles de la conversación y captar muchas pistas. Estos indicios pueden incluir la observación del lenguaje corporal, la identificación de los prejuicios y las preferencias, la deducción de los objetivos y las necesidades y la percepción de los valores y las creencias.

Tipos de escucha ineficaz

Puede evitar los siguientes tipos de escucha ineficaz empleando la escucha activa—cuando alguien presta toda su atención al orador y espera hasta que éste haya terminado para pensar en una respuesta.

Escucha selectiva

Este tipo se da cuando sólo se atiende a ciertos aspectos de lo que la otra persona ha dicho para filtrar el mensaje y entender más rápidamente su intención. Este tipo de escucha puede afectar a su capacidad para comprender todos los detalles, lo que puede dar lugar a errores de comunicación;

Escucha parcial

La escucha parcial es cuando tienes la intención de escuchar a otra persona pero estás distraído. Esto te impide escuchar a la otra persona por completo. Es posible que se hayan interpuesto pensamientos extraños, o que hayas oído algo que la otra persona ha dicho y hayas empezado a responder en tu mente. Este tipo de escucha puede interpretarse como una falsa escucha o afectar a la capacidad de una persona para responder completamente y con precisión a una pregunta o seguir instrucciones.

La falsa escucha

La falsa escucha es cuando uno finge que está escuchando a la otra persona pero no está comprendiendo realmente lo que está oyendo. Estos oyentes pueden demostrar que entienden sonriendo, asintiendo con la cabeza y gruñendo cuando lo consideran apropiado. Este tipo de escucha puede afectar a su capacidad para ser eficaz en su trabajo.

La escucha puede adoptar muchas formas. Cada situación requerirá probablemente un tipo diferente de escucha, pero es importante ser consciente del tipo que estás haciendo. Concéntrese en mejorar sus habilidades de escucha comprensiva, relacional, plena y profunda para convertirse en un empleado y compañero de trabajo más eficaz.

Te recomendamos

31 Ideas de tablones de anuncios motivacionales para el trabajo

7 consejos para mejorar las habilidades de comunicación

Las cuatro etapas de un ciclo PDCA

9 Formas de mejorarse a sí mismo

Cómo crear un análisis de riesgos laborales (más consejos)

Cómo Calcular el Modo: Pasos y Ejemplos