6 Tipos de mortero y consejos para elegir el adecuado

Una de las decisiones más importantes que toma un constructor durante la planificación de la construcción es el tipo de aglutinante que va a utilizar al realizar las estructuras. Un aglutinante popular para muchas estructuras de piedra, ladrillo y cemento es el mortero, una sustancia húmeda que se seca con fuerza y mantiene unidas las unidades de mampostería. Conocer los distintos tipos de mortero puede ayudarle a tomar la mejor decisión a la hora de elegir los materiales para su proyecto de construcción. En este artículo, aprenderemos la definición de mortero y examinaremos qué hace que los distintos tipos de mortero sean únicos, con consejos para elegir qué tipo es el mejor para sus propósitos.

Relacionado: 10 consejos que te ayudarán a crear redes como un profesional Cómo convertirse en albañil

¿Qué es el mortero?

El mortero es un material que se utiliza en la construcción para mantener o pegar piezas de mampostería para formar una estructura. Estas estructuras incluyen las distintas partes de un edificio y algunos tipos de aceras, pero también se puede utilizar el mortero para esculturas, decoración de interiores y muros de contención. Hay cuatro ingredientes en todos los tipos de mortero.

El mortero combina cemento, cal hidratada y arena fina en un saco o recipiente, y se añade una cantidad específica de agua a la mezcla para licuarla para su uso. La cantidad de cada ingrediente cambia la composición del mortero cuando se seca, lo que afecta a su resistencia en las siguientes áreas:

  • Resistencia a la compresión: Este tipo de resistencia mide cómo una estructura soporta la compresión o el empuje del peso. Una alta resistencia a la compresión es necesaria para las estructuras que soportan cargas, como los muros.
  • Resistencia a la flexión: También conocida como resistencia a la flexión, mide cómo una estructura soporta el empuje de una fuerza desde los lados. Las estructuras por debajo del nivel del suelo o de contención que tienen tierra empujando contra ellas necesitan un mortero con alta resistencia a la flexión.
  • Capacidad de vinculación: Algunos usos del mortero requieren más fuerza de adherencia que otros. Una resistencia de adherencia adecuada garantiza la estabilidad y la durabilidad de una estructura, pero el nivel de resistencia depende del tamaño de las unidades de mampostería.
  • Exposición a las fuerzas naturales: Los proyectos de exterior pueden necesitar un mortero que soporte la exposición al agua, el viento y el calor. Los proyectos de interior rara vez necesitan un mortero tan resistente.

Relacionado: Ejemplo de carta de presentación de un trabajador de la construcción

¿Por qué es importante conocer los tipos de mortero?

El tipo de mortero que se elige para un proyecto determina su seguridad y durabilidad. La elección del mortero adecuado es especialmente importante para la seguridad de grandes estructuras, como casas y otros edificios que albergan a personas y las protegen de los elementos. El uso del mortero adecuado evita problemas costosos y peligrosos como el desmoronamiento de la mampostería o el colapso de las estructuras, de modo que su proyecto puede seguir siendo útil durante mucho tiempo.

Relacionado: Habilidades de construcción: Definición y ejemplos

Tipos de mortero en la construcción

Para ayudarte a entender las diferencias entre los tipos de mortero en la construcción, aquí tienes algunos detalles sobre varios tipos y sus usos:

Tipo N

Este es el tipo de mortero más utilizado, ya que sirve para muchos proyectos de uso general, como chimeneas y paredes. Es una mezcla de resistencia media con una resistencia media a la compresión, flexión y exposición. El mortero tipo N puede no ser efectivo en condiciones climáticas severas, por lo que es mejor utilizarlo para proyectos decorativos y no portantes. Este mortero también acepta mejor el color que otras variedades de mortero, por lo que a menudo se utiliza para crear un aspecto específico para un edificio o estructura.

Tipo S

El mortero tipo S es una mezcla de resistencia media que tiene una alta resistencia lateral, lo que lo hace bueno para proyectos que implican presión lateral del suelo, vientos fuertes y terremotos. Los proyectos para este mortero pueden incluir la mayoría de los proyectos por debajo del nivel del suelo o subterráneos que necesitan manejar la presión desde los lados y desde arriba, como el tráfico peatonal. Los usos del mortero de tipo S incluyen los cimientos de edificios, las alcantarillas y el pavimento de ladrillo en aceras y patios.

Tipo M

Este mortero tiene una resistencia a la compresión muy alta, pero también maneja bien la presión lateral, lo que lo convierte en una magnífica opción para los proyectos por debajo del nivel del suelo y aquellos con mucho tráfico peatonal. Entre las estructuras que utilizan el mortero tipo M se encuentran los cimientos de edificios pesados, los muros de contención y las carreteras o caminos. Sin embargo, el mortero tipo M tiene una fuerza de adherencia relativamente baja, por lo que es mejor cuando se utiliza bajo el nivel del suelo, donde no hay exposición a los elementos, para reducir el potencial de colapso.

Tipo O

El mortero de tipo O tiene un nivel de resistencia bajo, pero funciona bien para proyectos de interior protegidos de temperaturas extremas, fuerzas naturales y alta presión. Algunos proyectos para este tipo de mortero son las paredes interiores no portantes y la decoración. También puede utilizar este tipo de mortero para reparar pequeñas áreas de mortero dañado en estructuras existentes en interiores y exteriores debido a su facilidad de aplicación.

Tipo K

Aunque en los proyectos modernos no se utiliza el mortero de tipo K debido a su baja resistencia, este mortero sigue siendo útil para la restauración de edificios históricos. Esto se debe a que las unidades de mampostería de los edificios históricos suelen ser bastante débiles en sí mismas, por lo que un mortero con mayor resistencia a la compresión o a la flexión puede hacer que las unidades de mampostería se rompan. El mortero tipo K funciona bien con el nivel de resistencia de los materiales de los edificios históricos, pero sólo debe utilizarse en pequeñas secciones de daños.

El juego fino

El mortero de capa fina es un tipo muy débil hecho de cemento, como los otros morteros mencionados, o de otros materiales como el epoxi. Puede utilizar este mortero para proyectos que requieren poco peso o presión, como la instalación de baldosas en interiores en suelos y paredes. Los proyectos con mortero de capa fina deben realizarse de forma segura en interiores, donde esté alejado de las fuerzas naturales, y utilizarse sólo como decoración.

Consejos para elegir el tipo de mortero adecuado

La elección del mortero adecuado es una cuestión de seguridad y calidad, por lo que a continuación se ofrecen algunos consejos para ayudarle a decidir qué tipo de mortero es el mejor para su proyecto:

Considerar cómo el mortero va a interactuar con los materiales

El mortero que elija debe tener una resistencia casi igual a la de los materiales de albañilería para que puedan moverse normalmente juntos sin romperse. Para saber qué resistencia de mortero necesita, determine si su proyecto tendrá presión sobre él desde la parte superior o desde los lados. Para proyectos con mucho peso en la parte superior, como los muros de carga, elija un mortero con alta resistencia a la compresión. Los proyectos con presión desde los lados, como los muros de contención, funcionan bien con un mortero de alta resistencia a la flexión.

Relacionado: Cómo convertirse en constructor en 7 pasos

Piensa en la finalidad que tendrá el mortero

El mortero puede ser puramente funcional o servir de decoración, así que piense en el propósito del mortero en su proyecto cuando elija qué tipo utilizar. Si está construyendo una pared de ladrillos, por ejemplo, el propósito del mortero sería tanto funcional como decorativo, por lo que podría elegir el mortero de tipo N para personalizar el color. Para la mayoría de los proyectos, la seguridad es más importante que el estilo, así que considere la durabilidad del mortero en un proyecto antes de considerar su aspecto.

Determinar a qué se expondrá el mortero

Algunos tipos de mortero soportan mejor que otros la exposición a las fuerzas naturales. A la hora de elegir un tipo de mortero, determine qué elementos, como el viento, la lluvia y el calor intenso, afectarán a su proyecto. La exposición a los elementos puede reducir la eficacia de algunos tipos de mortero más débiles, así que compruebe las especificaciones de cada mortero y compárelas con las necesidades de su proyecto para ayudarle a elegir.

Te recomendamos

Liderazgo estratégico

Marketing vs. Desarrollo de Negocio: ¿Cuál es la diferencia?

8 tipos de equipos de gestión (y consejos para el éxito)

32 Ideas para motivar a su personal en una reunión de empresa

Cómo hacer un membrete de calidad profesional en Word

Guía para las notas de agradecimiento (con ejemplos y consejos)