10 tipos de relaciones laborales y cómo mejorarlas

Tanto si es un mentor, un compañero de trabajo o supervisa a un grupo de personas, es importante conocer el comportamiento y los tipos de interacción que se esperan en su puesto. Aprender a manejar las relaciones en el lugar de trabajo puede ayudarle a crear su red de contactos y a mejorar su reputación como profesional. En este artículo, explicamos 10 tipos diferentes de relaciones en el lugar de trabajo y ofrecemos consejos para mejorarlas.

¿Qué son las relaciones laborales?

Las relaciones en el lugar de trabajo son las expectativas específicas de las interacciones entre las personas que ocupan distintos puestos en una empresa u organización. Son profesionales, personales o una mezcla de ambas. Dependiendo del cargo o título de cada persona, estas relaciones también pueden contribuir a la satisfacción laboral y al clima o cultura general del lugar de trabajo. Además, aprender cuáles son estas distintas relaciones y cómo navegar por ellas, puede ayudar a alguien a ampliar sus conexiones profesionales y avanzar en su carrera.

Relacionado: 8 formas de establecer relaciones en el lugar de trabajo

10 tipos de relaciones laborales

He aquí 10 relaciones diferentes que pueden existir en el lugar de trabajo:

CEO

El director general, o consejero delegado, es la persona que tiene la función de supervisión más alta dentro de la empresa. Es el individuo que es el fundador o el presidente de la organización. Es responsable de establecer y mantener la visión, la misión y la cultura general de la empresa. Una relación sana y adecuada con cualquier persona de la alta dirección debe ser siempre cordial y respetuosa. La mayoría de los puestos dentro de una empresa requieren que los empleados informen a las personas que desempeñan otras funciones directivas antes de informar al director general.

Cuando interactúes con el fundador o el presidente de la empresa, sé respetuoso con el cargo que ocupan. Demuestra tu fiabilidad y responsabilidad, comunícate de forma clara y eficiente, y sé positivo y orientado a las soluciones siempre que sea posible.

Relacionado: Habilidades de comunicación para el éxito profesional

Gestor de informes directos

Un responsable directo es alguien que supervisa su productividad y gestiona las tareas del lugar de trabajo y los grandes proyectos. A esta persona se la suele denominar subordinado directo, y puede tener entre uno y cinco subordinados directos que gestionen diferentes componentes de su trabajo.

Dependiendo de su función, es posible que tenga interacciones algo regulares con personas de este puesto. También es probable que un subordinado directo se reúna contigo durante los periodos de revisión para ofrecerte feedback sobre tu rendimiento. Esta persona establece regularmente los objetivos del lugar de trabajo para muchas personas dentro de una organización y se comunica con los altos cargos de la misma para hacer recomendaciones sobre la renovación de contratos, la definición o la gestión de las responsabilidades del lugar de trabajo y la sugerencia de personas para el ascenso o la promoción.

Miembro del equipo

Un miembro del equipo es alguien con quien se trabaja para lograr un objetivo común o completar un proyecto. Esta persona puede tener un cargo similar al suyo, o puede trabajar principalmente en un departamento diferente—y puede trabajar en tándem o en colaboración. Los jefes de equipo suelen dirigir grupos de dos o más personas con el propósito expreso de completar un tipo de tarea específica, gestionar una asignación, resolver un problema relacionado con el trabajo, gestionar una solicitud de un cliente o crear un entregable.

Compañero de trabajo

Las relaciones con los compañeros de trabajo se basan en la proximidad circunstancial debida a un empleador compartido. Se trata de alguien que es un conocido profesional. A menos que su compañero de trabajo trabaje con usted como parte de su equipo, es poco probable que tenga abundantes interacciones interpersonales con esta persona. Por esta razón, las relaciones saludables y apropiadas entre compañeros de trabajo son cordiales y educadas y suelen incluir un intercambio de bromas.

Relacionado: Cómo desarrollar una actitud profesional

Cliente

Una relación con el cliente es la que se establece entre uno mismo y un cliente de la empresa u organización. La mayoría de las empresas con ánimo de lucro mantienen relaciones con los clientes a los que proporcionan bienes o servicios. Dependiendo de su función, puede interactuar con clientes individuales o con personas que representan a departamentos dentro de una empresa cliente.

Cuando te comunicas con personas con las que tienes una relación de cliente, tus acciones y comportamientos reflejan tu persona, tu empleador, tu producto y la empresa para la que trabajas. Debes centrar tus acciones en la retención y satisfacción del cliente, y tu comunicación debe ser profesional y orientada a la solución cuando sea necesario.

Mentor

Un mentor es alguien que le aconseja o entrena en una parte específica de su carrera profesional. A veces, el empleador o el sistema de acreditación exigen tener un mentor. Otras veces, esta relación surge de una petición de orientación personal o profesional.

Es probable que su mentor tenga conocimientos avanzados del sector y varios años de experiencia. Se trata de una persona a la que acudir en busca de consejos y respuestas a sus preguntas sobre las asignaciones de trabajo, la gestión del tiempo y la adquisición de habilidades. Las relaciones con los mentores pueden durar unos meses o años. Aunque la naturaleza de la relación es profesional, los alumnos a veces desarrollan relaciones algo más personales con sus mentores.

Relacionado: Cómo sacar el máximo partido a la relación con el mentor

Amigo del trabajo

Un amigo del trabajo es alguien con quien se relaciona de forma más informal y social. Lo más probable es que se trate de personas con las que colaboras habitualmente o que comparten tu espacio de trabajo o trabajan cerca de ti. Tus amigos del trabajo suelen ser compañeros de trabajo o miembros del equipo con los que te relacionas en la oficina. Estas interacciones también pueden extenderse a eventos profesionales o casuales fuera de la oficina.

Sus amigos del trabajo forman parte de su sistema de apoyo, y mantener estas relaciones suele ser mutuamente beneficioso. Las interacciones entre amigos del trabajo son más personales que las de los compañeros de trabajo, pero siguen siendo profesionales y respetuosas. Las amistades de trabajo sanas y apropiadas promueven una cultura de trabajo positiva y conectada y se suman a tu red profesional general.

Mentee

Un mentee es un aprendiz profesional oficial o no oficial. Si usted apoya a un alumno, su papel es de asesor e interactivo. Es probable que su alumno acuda a usted con preguntas sobre la adquisición de habilidades, el desarrollo de relaciones profesionales y la experiencia en la materia. Las relaciones entre mentores y alumnos deben ser profesionales, comprensivas y comunicativas. Como mentor, sus consejos y comentarios deben ser oportunos, precisos y basados en la experiencia personal o profesional.

Si su tutoría sobre un alumno es requerida por un empleador o por un sistema de acreditación, las interacciones y los consejos deben ser registrados o anotados. Los programas de tutoría obligatorios a veces implican un pago para el mentor y pueden incluir una estructura de diseño específica o un plan de estudios para la instrucción profesional.

Las personas que le informan

Si ocupas un puesto de liderazgo, es probable que mantengas relaciones con las personas que te reportan. Ya sea jefe de equipo, supervisor, miembro de la cúpula directiva o gerente, los parámetros de esta relación deben ser amistosos, imparciales, orientados a los objetivos y comunicativos. Deben establecerse límites claros para distinguir esta relación de supervisión de otros tipos de relaciones con colegas o compañeros de trabajo.

Amigo de la vida

Un amigo de la vida es una persona con la que tienes una profunda conexión personal en el trabajo, y esta relación puede haber surgido de una amistad laboral, una tutoría o una conexión hecha fuera del trabajo. Las amistades vitales son una parte importante del bienestar emocional y del desarrollo de un sistema de apoyo personal. Estas relaciones requieren confianza y a menudo implican abrirse sobre sus vidas y sus experiencias. Aunque estas amistades son personales e interactivas, la naturaleza de la relación debe seguir siendo profesional mientras se trabaja.

Relacionado: Ventajas y desventajas que hay que tener en cuenta al hacerse amigo de los compañeros de trabajo

Consejos para mejorar las relaciones laborales

Aquí tienes una lista de consejos de superación personal para fortalecer tus amistades y relaciones profesionales en el trabajo:

Sea cortés y profesional

Ser educado y profesional significa mostrar respeto y atención a los sentimientos de los demás. Esto significa utilizar un lenguaje considerado, mantener una distancia física adecuada cuando se interactúa en persona y reconocer los puntos fuertes y las capacidades de las personas.

Inclusión de los demás

Ser inclusivo con los demás en el trabajo significa valorar a las personas y sus contribuciones específicas. También significa mantener la mente abierta cuando se interactúa con personas que son diferentes a uno mismo. La inclusión ayuda a que todo el mundo se sienta seguro y apoyado en el trabajo, y es importante para aumentar la productividad y mantener un entorno laboral positivo.

Ofrecer una comunicación clara

La comunicación en el lugar de trabajo es el intercambio de información, comentarios o ideas. Tanto si se trata de un empleado principiante, como de un profesional experimentado o de un supervisor, la forma de hablar y escribir debe ser clara y fácil de entender. Puedes lograr una comunicación clara hablando con la gente o escribiéndoles directamente, abordando las preocupaciones con rapidez y esbozando específicamente la acción que quieres que se lleve a cabo.

Practicar la escucha activa

La escucha activa es el proceso de mantener la concentración y el compromiso plenos cuando alguien le está hablando. Algunos ejemplos de escucha activa en el trabajo son el contacto visual, el uso de breves afirmaciones verbales y el parafraseo o la formulación de preguntas de sondeo para mostrar comprensión y compromiso.

Sea positivo y comprensivo

Una forma de ser positivo y solidario en el trabajo sería comprobar el estado de los compañeros o de aquellos a los que diriges. Pregunte a la gente si necesita ayuda o si quiere colaborar, y fomente las mejores prácticas y la productividad.

Centrarse en los objetivos y las soluciones

Cuando la gente acude a usted en busca de consejo, es importante centrarse en resolver los problemas o las preocupaciones que puedan tener. Intente redirigir las conversaciones hacia la consecución de un objetivo o el logro de un estándar. Utiliza tus conexiones profesionales y tus talentos únicos para ayudar a las personas a avanzar cuando tengan preocupaciones.

Responsabilícese de lo que dice

Cuando te encargan una tarea o aceptas un compromiso, es importante que lo cumplas y completes ese trabajo lo mejor que puedas. Rendir cuentas en estas situaciones es el primer paso para que te consideren un compañero de trabajo, un líder o un empleado fiable. Puedes conseguirlo priorizando tus tareas, organizando tu jornada laboral, utilizando horarios y controlando tu propio rendimiento y productividad.

Demuestre su aprecio por las personas que le rodean

Mostrar aprecio significa expresar su gratitud por las cosas que las personas aportan al lugar de trabajo o al equipo. Puede hacerlo elogiando a alguien por haber cumplido un objetivo o simplemente dando las gracias.

Te recomendamos

9 Certificaciones de fisioterapeuta para la especialización

Hoja de cálculo del presupuesto gratuita

Cómo desarrollar trayectorias profesionales para empleados en 7 pasos

11 Principios de liderazgo efectivo

¿Qué es la jerarquía empresarial y cómo funciona?

Cómo empezar un blog de comida en 2021