10 tipos de riesgo en las finanzas (con definición y ejemplos)

Con toda inversión, existe la posibilidad de que tenga éxito. Hay varios tipos de riesgo en las finanzas que pueden influir en el destino de sus compras. Conocer los diferentes tipos de riesgos financieros y cómo se materializan puede ayudarle a anticiparse a los retos antes de tomar decisiones con su dinero. En este artículo, exploramos la definición de los riesgos en las finanzas y analizamos 10 tipos de riesgo en las finanzas que puede encontrar como profesional de los negocios.

¿Qué son los riesgos en las finanzas?

Los riesgos en las finanzas son las posibilidades de que una empresa pierda dinero tras realizar una inversión. Cuando una empresa toma una decisión financiera, como abrir otra sucursal en una ciudad importante o entrar en una asociación de marca conjunta, reconoce la posibilidad de que sus esfuerzos no tengan éxito, lo que significa que puede gastar más dinero haciendo el esfuerzo de lo que ganó como resultado. Los líderes empresariales pueden practicar la gestión de riesgos para evitar que sus empresas sufran pérdidas financieras.

10 tipos de riesgo en finanzas

Los riesgos financieros pueden materializarse de diferentes maneras, dependiendo de las operaciones de la empresa y de su sector. Hay varios tipos de riesgos monetarios. He aquí 10 de ellos:

Riesgo especulativo

El riesgo especulativo se materializa cuando los inversores toman decisiones financieras de forma prematura. Tienen información limitada sobre la probabilidad de que sus inversiones tengan éxito. Puede que no hayan investigado a fondo el valor de sus activos en el mercado, o que hayan comprometido demasiados recursos monetarios de una sola vez, lo que significa que son vulnerables a perder mucho dinero. Para minimizar el riesgo especulativo, puede ser útil mantenerse informado sobre los cambios en el mercado que pueden influir en el éxito de sus inversiones. Así podrá anticiparse a los retos y tomar decisiones con conocimiento de causa para reservar los fondos que ya tiene.

Relacionado: Cinco estrategias clave de mitigación de riesgos (con ejemplos)

Riesgo de longevidad

El riesgo de longevidad se aplica a las personas jubiladas o casi jubiladas que han acumulado riqueza a lo largo de su vida. Ocurre cuando los ahorros para la jubilación no son lo suficientemente importantes como para financiar el estilo de vida después de haber dejado su carrera. Por ejemplo, un profesor se jubila a los 63 años tras tres décadas de trabajo en el campo de la educación. Sin embargo, sin el sueldo fijo de su trabajo a tiempo completo, tiene que depender del dinero que ha ahorrado a lo largo de su carrera, pero se encuentra con un riesgo de longevidad porque su jubilación no es tan cuantiosa como esperaba.

Para contrarrestar el riesgo de longevidad, los profesionales pueden dar prioridad a añadir fondos a sus cuentas de ahorro para prepararse para la fase posterior a su carrera profesional. Como empleado, puede diseñar un presupuesto que transfiera dinero de su nómina a un fondo de jubilación al que sólo acceda en caso de emergencia, lo que puede permitirle ahorrar todo el dinero posible.

Riesgo de divisas

Los profesionales que invierten en acciones de países extranjeros pueden estar expuestos al riesgo de divisas. Los cambios en el mercado pueden hacer fluctuar el valor de la moneda. Por ejemplo, usted tiene una cantidad importante de dinero en euros de las acciones que ha comprado, pero vive en Estados Unidos. Si el valor de los euros disminuye en comparación con el de los dólares estadounidenses, puede perder dinero. Aunque tengas una gran cantidad de moneda europea, el valor de tu dinero puede no equivaler al mismo valor del dinero en otro país.

Para evitar el riesgo cambiario, vigile la fluctuación del valor de la moneda con la oferta que posee. Antes de realizar una inversión en el extranjero, compare el valor de la licitación entre ambos países y realice una compra de acciones en consecuencia.

Riesgo de tipo de interés

Las inversiones en bonos pueden encontrarse con el riesgo del tipo de interés. Esta posibilidad se produce cuando el tipo de interés fluctúa, provocando una disminución del valor del bono. Para limitar los efectos del riesgo de tipos de interés, los inversores pueden medir los tipos de interés y predecir las subidas, lo que les permite tomar decisiones más informadas sobre qué bonos capitalizar. También pueden adquirir productos de tipos de interés, como acuerdos de tipos a plazo y contratos de futuros, para reducir la posibilidad de perder dinero durante las transacciones de bonos.

Relacionado: Tipos de interés: Qué son y cómo calcularlos

Riesgo político

El riesgo político también puede afectar a las inversiones extranjeras. Suele manifestarse durante un amplio acuerdo financiero entre varios países. El cambio de gobierno de un país, que puede incluir la elección de un nuevo líder, puede afectar a la trayectoria de los acuerdos comerciales con los demás países. El riesgo puede hacer que las naciones receptoras sufran pérdidas financieras. Para minimizar los efectos del riesgo político, puede ser beneficioso supervisar las actividades de los países que entran en el comercio. Puede identificar los posibles perjuicios para su trato y modificar su acuerdo antes de que la política influya negativamente en su inversión.

Riesgo empresarial

El riesgo empresarial se refiere a la posibilidad de que una empresa no pueda generar ingresos para financiar sus operaciones. Cuando una empresa abre sus puertas por primera vez, suele necesitar recursos financieros para pagar proyectos que puedan generar más dinero a cambio, así como para pagar a los empleados y conseguir publicidad. Los profesionales experimentan el riesgo empresarial porque reconocen que sus esfuerzos pueden no traducirse en más ingresos, lo que significa que pueden perder el dinero que han invertido para lanzar la empresa.

Para gestionar el riesgo empresarial, contemple la posibilidad de tomar decisiones estratégicas con sus finanzas. Puede estrenar proyectos más pequeños para probar su éxito antes de destinar el grueso de sus ahorros. También puede ser útil contratar a un número limitado de empleados, lo que puede ahorrarle dinero en el pago de salarios, y puede minimizar el impacto del riesgo empresarial en menos personas.

Relacionado: Riesgos empresariales: Definiciones y ejemplos

Riesgo de inflación

El riesgo de inflación se produce cuando un aumento de la inflación disminuye el número de cosas que puede comprar con su dinero. Supongamos que tiene 100 dólares para gastar. Antes de la inflación, podía comprar cinco cosas con 100 dólares. Después de la inflación, sólo puede comprar dos cosas, aunque esté comprando las mismas cosas con la misma cantidad de dinero. Para salvaguardar sus finanzas contra la inflación, considere la posibilidad de invertir en acciones, que pueden aumentar con la inflación para mantener sus posibilidades de compra.

Riesgo de concentración

El riesgo de concentración se manifiesta cuando usted concentra sus recursos monetarios en un área de inversiones. Si decide invertir en múltiples fuentes, como acciones de diferentes empresas o países extranjeros, el riesgo de concentración también se extiende debido a la posibilidad de que la inversión se quede corta. Como inversor, para ayudar a reducir el riesgo de concentración, puede mantenerse informado sobre los acontecimientos que pueden influir en el éxito de sus decisiones financieras, incluidos los cambios en las políticas gubernamentales, las subidas de los tipos de interés y los valores de las divisas.

Riesgo idiosincrático

Un riesgo idiosincrásico, o no sistemático, es un peligro que' es único para una empresa o industria específica. Un problema que se genera internamente o en el campo puede hacer que la empresa pierda dinero. Por ejemplo, para proteger a los clientes y a los empleados durante una crisis de salud pública, miles de museos cierran en un futuro previsible, impidiendo a los visitantes ver las obras de arte en persona. La decisión hace que el sector de los museos experimente pérdidas financieras, ya que sus operaciones dependen de las tarifas de admisión de los visitantes, y sus problemas son específicos de su campo.

Para limitar los inconvenientes del riesgo idiosincrático, los empresarios pueden invertir en un surtido de activos para tener potencialmente múltiples fuentes de ingresos. Aunque algunas de sus inversiones no lleguen a buen puerto, pueden seguir confiando en sus planes secundarios. Por ejemplo, a pesar de los perjuicios de la propagación de la enfermedad en la industria museística, los museos siguen recibiendo donaciones para seguir pagando a los empleados y mantener la calidad de sus piezas de arte hasta que sea seguro reabrir.

Relacionado: Comprender el riesgo sistemático

Gestión de riesgos

El riesgo de gestión se refiere a las decisiones que los líderes de la organización toman con los recursos financieros de su empresa. Puede incluir una mala gestión del dinero, como el diseño de un presupuesto ineficaz o la asignación de demasiado dinero en un lugar, lo que deja fondos limitados para otras actividades. Considere la posibilidad de nombrar a directivos con experiencia en finanzas y gestión del dinero. Puede fomentar la colaboración entre los directivos, asegurándose de que tomen decisiones informadas sobre dónde comprometer los fondos y tengan en cuenta los mejores intereses de la empresa.

También puede ser útil aplicar políticas que hagan hincapié en la responsabilidad de las decisiones financieras en nombre de la empresa. Por ejemplo, el manual del empleado puede establecer que los directivos sólo pueden gastar una determinada cantidad de dinero durante un trimestre, lo que puede ayudar a reservar fondos para el resto del año o para emergencias. Además, contratar a un consultor financiero puede ayudar a su equipo directivo a aprender a manejar el dinero y a diseñar objetivos monetarios.

Te recomendamos

100 formas de agradecer a alguien su tiempo

Cómo utilizar la fórmula del capital circulante

10 Habilidades esenciales de pensamiento crítico (y cómo mejorarlas)

Velocidad de ventas: Definición, beneficios y cómo calcularla

Qué es un resumen de objetivos y cómo redactarlo (con ejemplos)

Guía definitiva para la planificación estratégica