15 títulos profesionales para empresarios

A la hora de elegir el título de empresario más adecuado, el responsable de una organización debe tener en cuenta el tamaño de la empresa, los tipos de servicios que presta y su estructura de gestión. Es habitual que una organización tenga varios títulos de empresario. Utilizar el título de empresario adecuado puede dar a los clientes y socios información importante sobre el tamaño y la estructura de la empresa.

En este artículo, analizamos algunos de los títulos de propietario de empresa más utilizados y el uso más apropiado de cada uno para ayudarle a decidir cuál es el mejor para su situación.

¿Quieres contratar? Publica un puesto de trabajo en Indeed.com.

¿Qué es el título de propietario de un negocio?

El título de un empresario refleja su posición como principal responsable de la organización. Los empresarios suelen elegir títulos que reflejen las metas y los objetivos de su empresa sin dejar de ser personales. Los propietarios de empresas tienen numerosas obligaciones, por lo que el título debe reflejarlas.

Algunas estructuras empresariales tienen títulos legalmente determinados para sus propietarios, como en el caso de las sociedades de responsabilidad limitada, en las que un propietario se denomina legalmente socio gestor. Sin embargo, incluso en el caso de estas empresas, el título que el jefe de una organización decide utilizar cuando se comunica con los clientes, los socios y otras partes depende completamente de esa persona.

15 Títulos de empresario

He aquí varios ejemplos de títulos de trabajo utilizados habitualmente por los propietarios de empresas:

  1. Propietario
  2. CEO
  3. Fundador
  4. Director general
  5. Presidente
  6. Director
  7. Principal
  8. Socio gestor o miembro gestor
  9. Administrador
  10. Propietario
  11. Director general
  12. Presidente
  13. Director de operaciones
  14. Director técnico
  15. Director creativo

1. Propietario

Este es uno de los títulos de empresario más sencillos, ya que indica inmediatamente el papel principal de una persona en una organización. Sin embargo, no da ninguna indicación sobre el papel de esa persona dentro de la estructura directiva de la empresa, ya que algunos propietarios no tienen ningún papel activo dentro de su propia organización.

Esto no suele ser un problema importante para las pequeñas empresas, ya que se suele suponer que el propietario de una pequeña empresa participa activamente en las operaciones diarias de la misma. A medida que la empresa crezca, podrá añadir títulos, como director financiero o director general.

2. CEO

El título de director general es la abreviatura de Chief Executive Officer (director ejecutivo), y se suele dar a la persona que dirige las operaciones diarias de una organización, pero que también tiene un papel importante en la creación y aplicación de estrategias a largo plazo. Esta función suele implicar delegar en otros empleados de forma constante, por lo que una de las principales responsabilidades del CEO es encontrar a los profesionales adecuados para cada puesto en su empresa.

El título de director general se utiliza a menudo para las grandes empresas, y aunque no hay ninguna restricción para utilizarlo si se es el jefe de una organización más pequeña, tiene el potencial de ser confuso para los socios comerciales y los clientes.

Aunque el director general de una gran empresa está a cargo de todas las decisiones importantes dentro de la organización, normalmente no es también el dueño de la organización respectiva. Lo más habitual es que respondan ante un consejo de administración y puedan ser despedidos si sus resultados están por debajo de las expectativas. Por lo tanto, aunque el título de director general muestra altos niveles de autoridad y responsabilidad, no muestra necesariamente ningún nivel de propiedad sobre la organización.

Relacionado: Relacionado: Aprenda a ser un director general (CEO)

3. Fundador

El título de fundador da automáticamente una clara indicación de que usted participó directamente en la creación de la empresa. A diferencia de otros títulos, como el de director general o propietario, éste no puede pasar de una persona a otra, ya que la fundación de una empresa es un acontecimiento único.

Este título suele resonar con fuerza entre los clientes y socios, ya que indica su profunda conexión con la empresa. Sin embargo, no da ninguna indicación sobre su papel actual en la jerarquía de la organización, por lo que se recomienda más para las empresas más pequeñas, a menos que vaya seguido de un título adicional.

4. Director de gestión

Normalmente abreviado como MD, el título de director general es similar al de consejero delegado en el sentido de que ambos suelen participar en todos los aspectos y decisiones a corto y largo plazo de una organización. La elección entre director general y consejero delegado suele ser una decisión personal. Sin embargo, en el caso de las empresas más pequeñas, el título de director general puede parecer más apropiado que el de consejero delegado, ya que este último puede parecer poco realista teniendo en cuenta el tamaño de la empresa.

5. Presidente

El título de presidente suele transmitir prestigio y autoridad, por lo que puede ser apropiado para los propietarios de empresas que necesitan dar la imagen de una compañía respetable y bien establecida.

Como jefe de una organización o de una rama de una organización, el presidente puede o no ser también el director general. Algunos presidentes de empresas tienen también el título de CEO, mientras que otros tienen que reportar directamente al CEO, que está más arriba en la jerarquía. Tampoco indica la propiedad de la empresa, ya que algunos presidentes son simples empleados mientras que otros son propietarios de al menos una parte del negocio.

6. Director

Este título de propietario de negocio muestra su autoridad al tiempo que ofrece más detalles sobre su función exacta dentro del negocio. Suele combinarse con una o más palabras que explican mejor la naturaleza de tus funciones profesionales. El nivel exacto de autoridad que implica el título de director varía en función de la estructura de la organización, pero normalmente depende directamente del director general. Los títulos de director más utilizados son director de operaciones, director técnico, director creativo, director general y director ejecutivo.

Relacionado: Comparación de puestos de trabajo: Director Ejecutivo vs. Director General

7. Principal

El título de director puede implicar múltiples responsabilidades que varían de una organización a otra, pero es el más utilizado para los fundadores, propietarios y directores generales de empresas. La función suele implicar la participación directa en la gestión de los clientes activos y las operaciones empresariales diarias, pero también es un papel esencial en la toma de decisiones sobre el futuro de la organización a corto y largo plazo.

En las empresas más pequeñas, las funciones de presidente, director general y director suelen tener las mismas responsabilidades, mientras que los directores de las empresas más grandes suelen encargarse de las relaciones directas con los clientes de la organización, los socios comerciales y otras partes implicadas.

8. Socio director o socio director

Este título da a la gente una buena impresión sobre tu nivel de implicación y propiedad dentro de la empresa. La palabra «gestor» indica claramente que participa directamente en la gestión de un departamento de la empresa o de toda ella, mientras que la palabra «miembro» o «socio» muestra que es dueño, al menos parcialmente, de la organización. La función de un socio director es exponer la visión y los planes de la empresa' a los empleados y aplicar directamente las estrategias que pueden impulsar la organización en la dirección correcta.

9. Administrador

El papel de un administrador es crear planes a corto y largo plazo que la organización debe seguir para progresar y gestionar las operaciones diarias para garantizar que la empresa cumpla sus objetivos.

Aunque un administrador también puede ser un gestor, ambas funciones suelen ser diferentes, ya que el administrador suele ocuparse de varios aspectos de los planes a corto y largo plazo de una organización, mientras que la función de gestor implica dirigir a un grupo de personas. Como propietario de un negocio, el título de administrador es una clara indicación de que también desempeña un papel importante en la dirección de las acciones actuales y futuras de la empresa.

10. Propietario

El título de propietario es similar al de dueño, ya que ambos suelen utilizarse para describir al propietario de una pequeña empresa. Un propietario único es un término legal de uso común que describe al único propietario de un negocio, alguien que también está legalmente vinculado a la respectiva empresa y que se considera la misma entidad legal.

Fuera de su uso legal, pocos empresarios optan por utilizar el término propietario, pero puede ser apropiado para negocios que necesitan crear una imagen clásica y tradicional a los ojos de sus clientes y socios comerciales.

11. Director general

Un director general está a cargo de una parte de toda la empresa o de las operaciones de una empresa. Se encarga de todas las operaciones, como asegurarse de que la empresa genera los ingresos previstos y mantiene los costes de funcionamiento al mínimo, al tiempo que se ocupa de los asuntos relacionados con el personal. Un director general puede o no ser también el propietario de la empresa. Su función suele implicar la gestión y supervisión de otros directivos de menor nivel asignados a diferentes departamentos de la empresa.

Relacionado: Aprender a ser director general

12. Presidente

Las empresas públicas están dirigidas por un grupo de personas llamado consejo de administración que son elegidas para representar a los accionistas. El consejo se encarga de tomar las decisiones de alto nivel dentro de la organización, incluyendo la contratación y el despido del presidente y del director general.

El presidente de la junta directiva es elegido por los demás miembros de la junta y ocupa lo que normalmente se considera el cargo más alto de cualquier organización. En ciertas situaciones en las que el presidente también está muy involucrado en las operaciones diarias y en las decisiones de la empresa, también puede desempeñar el papel de director general.

13. Director de operaciones

Un director de operaciones es responsable de garantizar que las operaciones de una empresa se desarrollen de forma fluida y eficiente, apoyando a los jefes de departamento que dependen de él. Contratan, forman y desarrollan a los nuevos responsables y directores de departamento, ayudan a establecer metas y objetivos y contribuyen a eliminar los obstáculos al éxito operativo.

14. Director técnico

Los directores técnicos son responsables de garantizar que un equipo, un departamento o toda la empresa disponga de una tecnología consistente y segura. Supervisan todos los aspectos técnicos de la empresa, desde la creación e implementación de programas hasta la supervisión del uso diario de los ordenadores, tabletas y teléfonos de la empresa. Las funciones de un director técnico pueden incluir:

  • Desarrolle y aplique normas internas para la adquisición, el uso y el mantenimiento de la tecnología
  • Identificar e implementar soluciones de seguridad de datos
  • Investiga el mercado y mantente al día de los avances y desarrollos tecnológicos
  • Requisitos del equipo de campo en relación con el uso de la tecnología, las necesidades y el presupuesto
  • Apoyar a los equipos de ventas en la satisfacción del cliente analizando los requisitos del usuario y las métricas de usabilidad.

Relacionado: Aprenda a ser un director técnico

15. Director creativo

Los directores creativos planifican el diseño y los elementos visuales de las publicaciones impresas y digitales, los productos y la publicidad. Crean y mantienen la visión de los productos y la marca de una empresa. También supervisan un equipo creativo que produce arte y diseños para apoyar esa visión. Otras responsabilidades del director creativo pueden ser:

  • Reunirse y crear diseños para clientes o departamentos de marketing y publicidad
  • Presentar el trabajo a los clientes y realizar cambios en la dirección de un proyecto’según sea necesario
  • Contratar, desarrollar, gestionar y motivar a un equipo de diseñadores gráficos, diseñadores web y artistas

Relacionado: Aprenda a ser un director creativo