La importancia de la toma de decisiones con confianza

Todos tomamos miles de decisiones cada día. La mayoría de las decisiones son fáciles, pero otras pueden ser más difíciles o complejas. Nuestras decisiones más difíciles y complejas pueden influir en el tiempo, los costes, los sentimientos y las relaciones. Es probable que las decisiones más difíciles requieran superar el miedo y el nerviosismo para tomarlas.

En este artículo, analizaremos qué es la toma de decisiones con confianza, por qué es importante y cómo puedes cultivar un proceso de toma de decisiones con confianza.

¿Qué es la toma de decisiones con confianza?

La toma de decisiones con confianza es la capacidad de tomar decisiones de forma que se reduzca el estrés y la ansiedad, al tiempo que se rinde cuentas de los actos y se es fiel a uno mismo. La toma de decisiones segura comienza con los pasos estándar de la toma de decisiones. Estos pasos estándar son:

  1. Identificar la decisión
  2. Recabar información.
  3. Identifique las alternativas.
  4. Sopesar las pruebas.
  5. Elegir entre alternativas.
  6. Pasar a la acción
  7. Revise su decisión.

La toma de decisiones en funciones de gestión puede seguir siendo abrumadora con estos pasos. Puede ser útil evaluar las emociones positivas y negativas que puede encontrar durante el proceso para poder identificar las áreas que pueden necesitar ser mejoradas.

Cómo tomar decisiones más seguras

He aquí algunas estrategias para tomar decisiones seguras en el lugar de trabajo:

  1. No supongas.
  2. Suspenda el juicio.
  3. Cree alternativas.
  4. Sigue siendo objetivo.
  5. Liberar el apego.
  6. Usa tu intuición.
  7. Asumir la responsabilidad.
  8. Evaluar las decisiones.

1. No suponga

Una buena práctica es permitirse liberar el control. Cuando no da por sentado que tiene todas las respuestas, se permite buscar antes las aportaciones de otras fuentes. Esto le ayudará a informarse con precisión sobre la decisión en cuestión y las posibles respuestas que puede aplicar ;

Por ejemplo, si tienes que tomar una decisión que tiene posibles implicaciones legales para tu empresa, pregunta a un profesional del derecho más detalles en lugar de confiar en tu limitado alcance de conocimientos sobre ese tema;

2. Suspender el juicio

Recuerda que tu postura puede no ser la realidad completa. La toma de decisiones con confianza requiere que obtengas una nueva perspectiva para que puedas mantener la claridad y ver todas las opciones como válidas hasta que elimines las opciones más adelante en el proceso de toma de decisiones 

Puedes escribir tus posibles prejuicios para conocerlos. De este modo, serás consciente de ellos y podrás evitarlos lo mejor que puedas 

3. Cree alternativas

A veces, las opciones que te dan no sirven para la decisión que tienes que tomar. Intente utilizar su creatividad y experiencia para crear alternativas que sean eficaces 

Por ejemplo, puedes hacer una lluvia de ideas que puedan funcionar mejor y sopesar los pros y los contras de ambas opciones.

4. Manténgase objetivo

Antes de tomar una decisión, es útil que conozcas todos los hechos para poder ser objetivo. Suele haber muchos factores interrelacionados que influyen en el peso de sus decisiones. Probablemente querrás estar preparado para las repercusiones de tus decisiones.

Por ejemplo, puedes probar tus ideas con los demás, ya que pueden ver posibles impactos en los que no has pensado.

5. Libere el apego

Sea consciente de las posibilidades, pero no se apegue a ellas. Hay demasiadas circunstancias desconocidas en la vida y en la gestión. El viaje de la toma de decisiones con confianza debe ser el centro de atención en lugar del resultado. Los resultados siguen siendo importantes, pero no hay que obsesionarse con ellos;

Por ejemplo, si ha estado pensando en formas eficaces de recompensar a su equipo, reúna pruebas de lo que les puede gustar, pero no se obsesione con lo que pasará o con lo que dirán si no les gustan las recompensas;

6. Utiliza tu intuición

Los hechos y los datos son importantes en el proceso de toma de decisiones. Sin embargo, es probable que te hayan colocado en tu puesto por la forma única en que procesas la información y decides. Por lo general, usted sabe la respuesta porque hay señales que su cuerpo le da diariamente con respecto a las decisiones;

Si le resulta difícil conectar con su intuición, puede hacer algo que le reconecte. Para algunas personas eso puede ser correr, bailar, caminar, nadar, hacer yoga o meditación 

7. Asume la responsabilidad

Independientemente de la decisión que tomes, debes ser dueño de ella y responsable de la decisión final. Esto demuestra tu propia confianza en las decisiones que tomas cuando no culpas a nadie más de las consecuencias. La mayoría de las cosas pueden arreglarse y reevaluarse, por lo que avergonzarse del resultado suele ser innecesario 

1. Intenta ser dueño de tus decisiones haciendo que los demás sean conscientes de tus elecciones, siempre que sea apropiado para la situación.

8. Evaluar las decisiones

Mire hacia atrás y evalúe las decisiones que ha tomado anteriormente. Esto es importante para poder perfeccionar las técnicas de toma de decisiones y reunir información sobre lo que ha funcionado y lo que no. Asegúrese de que su decisión final es tan buena como toda la información, la investigación y los hechos que ha recopilado;

¿Por qué es importante tomar decisiones con confianza?

La toma de decisiones con confianza en la gestión es esencial para su funcionamiento y el de sus empleados en su lugar de trabajo.  Cuando tome decisiones decisivas y con confianza, probablemente podrá eliminar sentimientos desagradables en múltiples áreas de su vida laboral y personal. He aquí algunas razones por las que es importante tomar decisiones con confianza:

  • La satisfacción y el compromiso de los empleados aumentarán. La forma de tomar decisiones afecta a sus empleados y las decisiones seguras que conducen a mejores resultados aumentarán su satisfacción. Cuando incluya a los empleados en la toma de decisiones, será más probable que se comprometan.
  • La delegación será más fácil. Delegar suele incluir la delegación de decisiones. Cuando incluya a su equipo en los pasos del proceso de toma de decisiones, le resultará fácil consultar con ellos la decisión más adelante. Te liberarás de decidir por ti mismo y crearás confianza entre tú y tu equipo.
  • Los resultados mejorarán. Cuando toma decisiones informadas y valientes en lugar de decisiones rápidas o basadas en el miedo, el resultado probablemente se ajustará a sus expectativas;
  • Lograrás más rápidamente. Si sabe lo que quiere conseguir y cómo quiere conseguirlo, lo conseguirá más rápidamente, ya que el objetivo está claro. Las decisiones más pequeñas entre las tareas se tomarán más rápidamente para ajustarse al objetivo general;
  • Aumenta la confianza en ti mismo. Cada vez que practique la toma de decisiones con confianza, aprenderá y mejorará su capacidad para procesar la información relevante y tomar la mejor decisión posible. La práctica de la toma de decisiones le permitirá sentirse seguro de sus capacidades como líder.
  • Tendrá menos errores. No existe una alternativa ganadora absoluta para cada decisión que debes tomar. Sin embargo, cuando añades claridad, priorización y propósito a las decisiones, es menos probable que tengas que volver a tomar una decisión fallida.