Cómo tomarse tiempo libre en el trabajo por el estrés (más consejos)

En algún momento de tu carrera, puedes experimentar estrés por motivos laborales o personales. Tomarse un tiempo libre en el trabajo por el estrés ofrece la oportunidad de gestionar su salud mental y física. Antes de programar una pausa prolongada, es importante saber cómo determinar su derecho a un tiempo libre y las personas con las que debe ponerse en contacto para presentar su solicitud.

En este artículo, hablamos de la importancia de tomarse descansos en el trabajo y de cómo solicitar tiempo libre por estrés en su trabajo.

Relacionado: Cómo calmar los nervios: 41 maneras de relajarse, reenfocarse y combatir el estrés

¿Por qué es importante tomarse un tiempo libre por el estrés?

Tomarse un tiempo libre en el trabajo puede permitirle abordar las causas de su estrés y recuperarse de él antes de que repercuta en su rendimiento laboral. Puede experimentar los siguientes beneficios si decide tomarse un tiempo libre:

  • Centrado en la vida fuera del trabajo: Tomarse una licencia en el trabajo puede permitirle desviar su atención hacia su vida personal. Puede decidir pasar tiempo de calidad con su familia y amigos o practicar sus aficiones favoritas.
  • Descansar y volver a centrarse: Con tiempo libre en el trabajo, puede recuperarse de las exigencias de su trabajo. Tal vez haya terminado recientemente un extenso proyecto de trabajo que ha dominado su tiempo, o haya trabajado durante un largo periodo sin descanso. Puedes descansar durante tu permiso de trabajo, lo que puede asegurar que tengas energía para rendir bien en tu trabajo una vez que vuelvas.
  • Evitar el agotamiento: El agotamiento laboral puede afectar a tu rendimiento en el trabajo. Si se siente abrumado, tomarse un tiempo libre en el trabajo puede permitirle relajarse y desprenderse de sus responsabilidades laborales. Puede crear una mentalidad saludable que le permita abordar el trabajo de forma más eficiente y evitar un esfuerzo excesivo.

Relacionado: Superar el Burnout: Las 5 etapas del burnout y consejos para superar el burnout laboral

Cómo pedir una excedencia por estrés

Siga estos pasos para aprender a tomarse un tiempo libre en el trabajo por el estrés:

1. Revisa la política de tu empresa

Antes de presentar una solicitud de tiempo libre a sus directivos, es importante entender la normativa sobre permisos de los empleados que se aplica en su trabajo. Los empleadores suelen explicar sus directrices en el manual del empleado. Estos son los factores que puedes tener en cuenta al leer el manual:

  • Su tiempo libre remunerado disponible (PTO): Los empleadores pueden ofrecer días de vacaciones sobre una base de acumulación, lo que significa que usted puede acumular tiempo de vacaciones después de haber trabajado en una empresa durante un período determinado. Por ejemplo, si usted es un empleado nuevo, puede tener derecho a PTO al final de un período de prueba de 90 días. Conocer sus días de vacaciones disponibles puede ayudarle a decidir cuándo y cuánto tiempo puede ausentarse del trabajo.
  • Política de la empresa para los días de vacaciones: Dependiendo de su empleador, el uso del PTO tiene que adherirse a directrices específicas. Por ejemplo, su empresa puede permitirle utilizar sólo dos días de vacaciones consecutivos. Si necesitas más tiempo libre, tendrás que solicitar esos días para otro momento.
  • Directrices del empleador para las bajas por enfermedad: Si quiere utilizar sus días de enfermedad pagados para tomarse un tiempo libre, debe conocer los requisitos. Por ejemplo, es posible que su empresa le exija una documentación específica de un médico para poder utilizar los días de enfermedad consecutivos.

2. Estudie las leyes estatales y federales

Conocer la legislación relativa a los derechos de los empleados puede ayudarte a determinar tus opciones para pedir una baja laboral por estrés. La Ley de Permisos Médicos y Familiares (FMLA), por ejemplo, permite a los empleados tomarse un permiso laboral no remunerado de hasta 12 semanas por determinados motivos familiares y médicos, como:

  • Cuidar a un ser querido con una enfermedad grave o a un herido durante el servicio activo
  • Recuperación de una enfermedad grave
  • Pasar tiempo con un recién nacido

Para acogerse a la FMLA, debe haber trabajado en una organización con al menos 50 empleados durante al menos un año, y los empleados deben trabajar a menos de 75 millas de distancia. También debe haber trabajado 1.250 horas en su puesto de trabajo antes de tomarse la baja. La FMLA cubre el tiempo libre por motivos relacionados con el estrés si su estado de salud es crónico o requiere una hospitalización de una noche. Sin embargo, la legislación de tu estado puede tener una normativa más amplia que la FMLA, lo que puede permitirte solicitar tiempo libre incluso si no cumples los requisitos de la FMLA.

Relacionado: 5 Consejos para conciliar eficazmente trabajo y familia

3. Considera tus opciones

Una vez que entienda las directrices de su empresa sobre el PTO, puede pensar en el tiempo que puede necesitar fuera de su trabajo. Tenga en cuenta la época del año en la que desea reservar su tiempo libre, lo que puede influir en la aprobación de su jefe. Por ejemplo, si trabajas en una tienda que vende ropa de invierno y necesitas reservar tiempo libre durante los meses de verano, es posible que tu jefe lo apruebe porque el negocio puede ir lento.

Si no dispone de PTO ni de baja por enfermedad, también puede considerar la posibilidad de tomar una licencia no remunerada en el trabajo. Revise su presupuesto para ayudarle a decidir si es posible tomarse unas vacaciones no remuneradas. El alcance de sus recursos financieros puede influir en la cantidad de tiempo de vacaciones que solicite.

4. Consiga una nota del médico

Si quieres coger una baja por enfermedad pagada o un tiempo libre en virtud de la FMLA, es posible que tengas que visitar a tu médico para conseguir una nota para tu empleador. Hable con su jefe o consulte el manual del empleado para determinar los requisitos.

Relacionado: Cómo desestresarse en el trabajo

5 Reúnete con un representante de recursos humanos

El último paso para pedir una baja laboral por estrés es presentar la solicitud de baja. Póngase en contacto con el departamento de recursos humanos para obtener más información sobre las políticas de la empresa o para saber si puede acogerse a la FMLA. Cuando presente su solicitud, considere la posibilidad de seguir estas prácticas:

  • Avise con mucha antelación: Solicitar el tiempo libre con al menos 30 días de antelación puede permitir a su empleador prepararse para su ausencia y aprobar sus días. La empresa también puede aplicar normas sobre cuándo avisar, por lo que es necesario avisar con mucha antelación.
  • Sea específico sobre el tiempo que necesita: Para aprobar su solicitud de tiempo libre, es posible que los directivos necesiten saber cuánto tiempo solicita. Incluya la fecha en la que piensa empezar su permiso y la fecha en la que piensa volver al trabajo.
  • Exponga sus razones para el tiempo libre: Ser transparente sobre su necesidad de tiempo libre puede ayudarle a iniciar conversaciones sobre el estrés laboral. Por ejemplo, si te sientes abrumado por las exigencias de tu trabajo, puedes colaborar con tu empleador para explorar formas de mejorar el entorno laboral y promover hábitos de trabajo saludables.
  • Discute las alternativas: Las alternativas a las bajas por estrés pueden consistir en trabajar a distancia, si es posible, lo que permite trabajar en otros entornos que pueden resultar más cómodos. También puedes trabajar con tu jefe para encontrar alternativas o complementos que hagan más cómodo tu lugar de trabajo.

Consejos para tomarse un tiempo libre en el trabajo por el estrés

Después de que tus jefes aprueben tu baja laboral, puedes seguir estos consejos para tu descanso:

  • Dése el tiempo suficiente: Es importante que tengas tiempo suficiente para recuperarte del estrés. Cuando te tomes tu tiempo libre, haz un seguimiento de tu disposición a volver. Tal vez necesite más tiempo del que había previsto en un principio, o se sienta preparado para volver antes de lo que había planeado en un principio.
  • Desconéctese del trabajo: Desvincularse de sus responsabilidades laborales puede incluir evitar consultar el correo electrónico del trabajo y realizar tareas relacionadas con el mismo. Puedes pedir a tus compañeros que te den espacio durante tu baja para poder centrarte en tu vida personal.
  • Planifica tu regreso: Es posible que tengas que adaptarte a tu entorno laboral después de tu baja. Durante tu baja, piensa en lo que necesitas hacer para facilitar la transición. Por ejemplo, puedes hacer una lista de tus tareas laborales y organizar tu agenda con antelación para no sentirte abrumado.