Los beneficios de trabajar 40 horas a la semana (y otros horarios)

Trabajar 40 horas a la semana se ha convertido en algo habitual para muchos empleados a tiempo completo. La gente suele referirse a ella como la semana laboral estándar tradicional. Los empleados que trabajan una semana laboral estándar de 40 horas tienden a recibir beneficios y otras ventajas laborales de sus empleadores.

En este artículo, hablamos de los diferentes beneficios de trabajar 40 horas a la semana y destacamos algunos otros tipos de horarios de trabajo.

¿Qué significa trabajar 40 horas a la semana?

Trabajar 40 horas a la semana es el conjunto estándar de horas que trabajan muchos empleados a tiempo completo. Aunque la Ley de Normas Laborales Justas (FLSA) no define actualmente el empleo a tiempo completo, debido a los requisitos de atención sanitaria de la Ley de Asistencia Asequible (Affordable Care Act), muchos empleadores consideran que las personas que trabajan más de 30 horas a la semana son empleados a tiempo completo.

La semana laboral estándar tradicional es de lunes a viernes, de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Esto significa que estos empleados trabajan ocho horas al día durante cinco días a la semana. Aunque ésta es la semana laboral típica, este horario puede variar en función del puesto de trabajo, el sector y la empresa. Por ejemplo, algunas empresas pueden exigir a sus empleados que trabajen más o menos de 40 horas a la semana. Otras pueden exigir a sus empleados que trabajen en diferentes turnos, como los de sectores como la sanidad, el comercio minorista, los servicios de alimentación y los trabajos de seguridad pública.

Relacionado: ¿Qué son las horas de trabajo a tiempo completo?

Beneficios de trabajar 40 horas a la semana

He aquí algunas ventajas de trabajar 40 horas a la semana para ayudarte a determinar si este tipo de trabajo es adecuado para ti:

Salario

Cuando las empresas utilizan un horario semanal estándar tradicional, suelen pagar a sus empleados un salario en lugar de una tarifa por hora. Esto puede ser beneficioso, ya que los empleados saben exactamente cuánto dinero pueden esperar de cada cheque de pago, lo que puede ayudarles a presupuestar.

Tiempo libre pagado (PTO)

Los empleados a tiempo completo suelen recibir el PTO de sus empleadores a través de una política en la que los empleados acumulan una cierta cantidad de horas de PTO en cada cheque de pago. Durante este tiempo, los empleados pueden disfrutar de unas vacaciones o reponer fuerzas en casa mientras siguen cobrando. Los empleados también pueden utilizar su PTO para quedarse en casa cuando están enfermos, lo que ayuda a que los lugares de trabajo sean más saludables, ya que menos empleados acuden al trabajo enfermos.

Seguro médico

Los empleados que trabajan 40 horas a la semana suelen recibir de sus empresas cobertura médica, dental y de visión. Algunos empleadores pueden exigir a sus empleados que contribuyan con una parte de su sueldo. Además, la Ley de Asistencia Asequible exige a los empleadores que reúnan los requisitos necesarios para proporcionar acceso a las prestaciones sanitarias si tienen un determinado número de empleados a tiempo completo.

Permiso de maternidad y paternidad

La Ley de Permisos Médicos y Familiares de 1993 (FMLA) obliga a las empresas con 50 o más empleados a conceder 12 semanas anuales de permiso no remunerado a las madres de niños recién nacidos o recién adoptados. Algunas empresas ofrecen prestaciones adicionales por maternidad, como permisos pagados o permisos de paternidad para los padres.

Planes de jubilación

Hay una gran variedad de planes de jubilación que las empresas ofrecen a sus empleados, incluido el 401(k). Con este tipo de plan, los empleados pueden contribuir a su cuenta en cada cheque de pago, y el empleador lo iguala hasta un determinado porcentaje. Este tipo de planes son una excelente manera de que los empleados puedan prepararse para su futuro.

Ventajas adicionales

Muchas empresas ofrecen ahora ventajas adicionales para retener y atraer a empleados de calidad. Entre ellas se encuentran los programas de bienestar, la provisión de alimentos, la admisión de perros en el trabajo, los retiros de la empresa, las primas de vacaciones y cualquier otra cosa que aumente la satisfacción de los empleados.

Relacionado: La guía completa para investigar una empresa

Diferentes tipos de horarios de trabajo

Gran parte de la población activa tiene otros tipos de horarios de trabajo. A continuación le presentamos horarios de trabajo diferentes a la semana laboral estándar tradicional para ayudarle a determinar qué horario puede funcionar mejor para usted:

  • Empleo a tiempo parcial
  • Horas de trabajo autónomo
  • Horarios de trabajo flexibles/alternativos
  • Semana laboral comprimida
  • Trabajo por turnos
  • De guardia
  • Turno dividido

Empleo a tiempo parcial

Cada empleador tiene su propia definición de empleo a tiempo parcial, aunque según las normas de la Affordable Care Act, el tiempo parcial suele ser inferior a 30 horas semanales. Los empleados que trabajan a tiempo parcial pueden tener un horario fijo o uno que varía según la semana. Un horario fijo es similar a la semana laboral estándar tradicional porque los empleados con este horario trabajan los mismos turnos cada semana. Los empresarios pueden elegir horarios que varíen por semana si su demanda fluctúa constantemente o para adaptarse a los distintos horarios de todos los empleados.

Relacionado: 20 trabajos a tiempo parcial bien remunerados

Horas de trabajo autónomo

Las personas que trabajan por cuenta propia tienden a establecer su propio horario. Pueden elegir trabajar una semana laboral estándar de 40 horas o decidir que un horario de trabajo alternativo es mejor para ellos. Los autónomos suelen trabajar por proyectos, completan el trabajo en los plazos que mejor se adaptan a ellos y a sus clientes y deciden si quieren trabajar en tareas adicionales y registrar más horas. Todos estos elementos influyen en el hecho de que un autónomo trabaje 40 horas a la semana o sólo trabaje el número de horas necesario para completar todos sus proyectos o encargos.

Horarios de trabajo flexibles/alternativos

Algunos empresarios son más flexibles en cuanto a las horas que trabajan sus empleados y se centran más en el trabajo que producen sus empleados que en las horas concretas que trabajan. Los empleados con horarios flexibles suelen seguir trabajando ocho horas al día, cinco días a la semana, pero tienen más posibilidades de elegir cuándo empiezan a trabajar y cuándo se van o dejan de hacerlo.

Semana laboral comprimida

En lugar de trabajar cinco días a la semana, los empleados pueden tener la opción de trabajar más de ocho horas al día durante menos días a la semana. Por ejemplo, un empleado podría trabajar 10 horas al día durante cuatro días a la semana, lo que supone una semana laboral de 40 horas comprimida en sólo cuatro días. Algunos empleados pueden preferir este horario de trabajo si prefieren trabajar unas horas más cada día para tener un día libre más.

Trabajo por turnos

Algunos empresarios necesitan diferentes turnos de trabajo a lo largo del día. Hay cuatro turnos de trabajo comunes que incluyen la mañana, el mediodía, la tarde y la noche. A veces, los empleados tienen turnos rotativos, por lo que compaginan el trabajo en horas extrañas del día o de la noche con los turnos habituales.

El trabajo por turnos puede ser a tiempo parcial o a tiempo completo y puede ser de 40 horas semanales o más o menos, dependiendo de las necesidades del empleador y de los horarios habituales en un sector. Por ejemplo, como los hospitales funcionan las 24 horas del día, necesitan personal que trabaje a todas horas.

De guardia

Cuando un empleado está de guardia, tiene que estar preparado para acudir al trabajo en cuanto reciba la llamada. Estos empleados necesitan estar lo suficientemente cerca del trabajo para poder llegar rápidamente. Un horario de guardia difiere de una semana laboral tradicional de 40 horas porque los empleados que están de guardia a menudo tienen que acudir al trabajo a horas extrañas del día. Además, estos empleados pueden trabajar más de 40 horas a la semana, en función de las necesidades de su empresa. Por ejemplo, los profesionales de la salud, como los cirujanos, y los profesionales de respuesta a emergencias, como los paramédicos y los bomberos, suelen trabajar en turnos de guardia.

Turno dividido

Algunos trabajos requieren que las personas trabajen en varios turnos en un día. Por ejemplo, un conductor de autobús escolar trabaja por la mañana para recoger a los alumnos y por la tarde para dejarlos. El hecho de que una persona que trabaja en dos turnos sea un empleado a tiempo completo o parcial depende de la duración de sus turnos.

Te recomendamos

Cómo empezar un proyecto en 7 pasos

P&R: ¿Qué es un análisis de la cesta de la compra? (Más usos y ejemplos)

Personalidad de marca vs. Imagen de marca: Una guía completa

¿Qué es el liderazgo facilitador?

Objetivos de venta: Qué son y cómo utilizarlos

Colores de seguridad en el trabajo: Definición y tipos