Consejos para trabajar 7 días a la semana

Aunque trabajar siete días a la semana puede afectar a la salud mental y a la productividad a largo plazo, hay varias formas de gestionar este tipo de horario laboral. Comprender las distintas formas de hacerlo puede ayudarle a evitar el agotamiento y puede otorgarle una mayor satisfacción laboral. En este artículo, explicamos los beneficios de la gestión de su horario de trabajo y enumeramos varios consejos para ayudarle a conquistar el trabajo de siete días a la semana.

¿Por qué es importante gestionar una semana laboral de siete días?

Proporcionar una estructura a su semana de trabajo puede ayudarle a sentir que tiene su vida resuelta. No sólo eso, sino que también puede proporcionarle varios beneficios en lo que respecta a su vida personal y profesional. He aquí algunas razones por las que es beneficioso gestionar adecuadamente una semana laboral de siete días:

Mejora de la salud mental

Establecer una rutina y crear un horario puede ayudar a aliviar el estrés a la hora de trabajar. Esto le permite prepararse adecuadamente para lo que le espera durante la semana. Reducir el estrés puede ayudarte a mantener la cordura, darte mayor tranquilidad y proporcionarte una mayor claridad mental en general.

Aumento de la productividad

Elaborar un horario para su semana laboral de siete días puede ayudarle a priorizar sus tareas y le facilita mantenerse concentrado a lo largo del día. Estar concentrado conduce a una mayor productividad y, por tanto, a un mayor rendimiento del trabajo.

Mayor equilibrio entre el trabajo y la vida privada

Aunque trabajar siete días a la semana puede hacer que te sientas sobrecargado de trabajo, equilibrar adecuadamente tu horario puede ayudarte a establecer un mayor equilibrio entre vida y trabajo. Esencialmente, un horario le permite equilibrar su trabajo con el tiempo de la familia, las actividades de ocio o las obligaciones diarias. Esto puede mejorar tu estado de ánimo y conducir a una mayor satisfacción laboral.

Relacionado: Trabajar a tiempo completo: Cómo encontrar el equilibrio entre vida y trabajo

Consejos para trabajar siete días a la semana

Aunque puede parecer difícil gestionar una semana laboral de siete días sin que la salud pase factura, hay varias formas de ayudarle a mantenerse al día con esta carga de trabajo. Con el plan adecuado, estarás mejor preparado para encontrar el éxito durante este tipo de semana laboral. Utilice las siguientes categorías y consejos para ayudarle a gestionar el trabajo de los siete días de la semana:

Comidas

Cuando se tiene una semana laboral de siete días, queda poco tiempo para preparar y cocinar la comida. También puede dar lugar a decisiones poco saludables en cuanto a sus opciones de comida. He aquí algunos consejos útiles para garantizar una nutrición adecuada durante un horario de trabajo completo:

Prepara las comidas con antelación

Trabajar con un horario completo significa que tiene menos tiempo para cocinar su próxima comida. Para asegurarse de que tiene una comida lista para llevar, dedique tiempo a preparar sus alimentos con antelación. Cocine sus comidas en tandas y guárdelas en el congelador para consumirlas más adelante. También puede guardar las sobras en la nevera o el congelador para disfrutarlas otro día de la semana cuando se le acumule el trabajo.

Manténgase hidratado

Tenga cerca un vaso de agua para mantenerse hidratado durante toda la jornada laboral. No sólo le ayuda a mantenerse hidratado, sino que también garantiza el funcionamiento y el rendimiento adecuados del cerebro. Una hidratación saludable también puede mejorar tu concentración y hacerte sentir fresco y con energía a medida que avanza la jornada laboral. Tanto si bebes un trago de agua como si lo haces a sorbos a lo largo del día, asegúrate de beber mucha agua para mantener un nivel de hidratación saludable.

Come bocadillos saludables

Aunque la comida basura puede parecer una opción rápida y fácil cuando el hambre aprieta, los tentempiés nutritivos pueden ayudar a alimentar el cuerpo y mantenerlo nutrido. Asegúrate de tener a mano opciones saludables como frutos secos u otras opciones ricas en proteínas. Éstas pueden ayudarle a sentirse lleno durante un periodo de tiempo más largo.

Tenga cerca un tentempié

Mantenga un tentempié cerca de su puesto de trabajo para que le proporcione un impulso de energía muy necesario. En lugar de tener que interrumpir tu trabajo cuando te entra hambre, un tentempié cercano te permite continuar la jornada laboral hasta la hora de comer o el final de tu turno.

Limita tu consumo de cafeína

Aunque la cafeína puede ayudar a mantenerse alerta, sólo lo hace durante un corto período de tiempo. Un exceso de cafeína puede provocar un subidón de cafeína y un posterior bajón de cafeína. También puede provocar efectos secundarios adversos, como nerviosismo o problemas gastrointestinales. Aunque no tienes que eliminar la cafeína de tu dieta, asegúrate de no excederte. Limitar tu consumo de cafeína puede ayudarte a un desgaste innecesario en general.

Dormir

Hacer cambios en tus hábitos de sueño puede mejorar tu productividad y facilitar la gestión de una semana completa de trabajo. Estos son algunos consejos útiles para trabajar siete días a la semana en relación con tu horario de sueño:

Evita trabajar desde la cama

Aunque trabajar desde la cama puede parecer una opción cómoda, es mejor separar las áreas de trabajo y de sueño. Trabajar desde la cama también puede hacer que te quedes dormido durante tu turno, por lo que disminuye tu productividad. Si trabajas desde casa, establece un espacio de trabajo separado, como una oficina, donde puedas realizar tus tareas cada día. Hacer esto también puede entrenar a su cerebro para separar cada una de estas áreas y sus usos previstos.

Evite las bebidas con cafeína antes de acostarse

Aunque la cafeína puede ayudarte a mantenerte con energía, también puede dificultar que te duermas cuando lo necesites. Para garantizar un sueño reparador, evita beber café o té por la noche. Es especialmente importante evitar la cafeína justo antes de acostarse.

Dormir lo suficiente

Según los expertos, los adultos deberían aspirar a dormir una media de ocho horas cada noche. Hacerlo puede ayudarle a mantenerse concentrado, con energía y productivo durante toda la jornada laboral. Todo ello conduce a un mayor rendimiento laboral en general.

Establezca un horario de sueño para ayudar a entrenar su cuerpo

Procure levantarse y acostarse a la misma hora todos los días. Incluso puedes seguir esta rutina durante el fin de semana para que se convierta en un hábito. Si quieres hacer la siesta, no duermas más de 20 minutos, ya que podría afectar a tu horario de sueño.

Trabajo

Además de hacer ajustes en su vida personal, también puede modificar su jornada laboral para equilibrar mejor una semana de trabajo ajetreada. Utilice estos consejos relacionados con el trabajo para ayudarle a gestionar una semana laboral de siete días:

Tomar descansos cortos

A lo largo de tu jornada laboral, haz un esfuerzo por alejarte de tu escritorio o espacio de trabajo y tómate un pequeño descanso. Considera la posibilidad de dar un paseo o quedar con tus amigos para una comida rápida. Hacerlo puede ayudar a aumentar tu productividad cuando vuelvas al trabajo. También puede ayudarte a sentirte recargado y a tener una mentalidad renovada. Es especialmente útil alejarse del trabajo cuando te sientes desmotivado. Cuando vuelvas a tu espacio de trabajo, estarás más capacitado para tener nuevas ideas y perspectivas que quizás no habías considerado antes.

Prioriza tus tareas

Prioriza tus tareas más importantes y dedica la mayor parte de tu jornada laboral a completarlas. También puede considerar la posibilidad de planificar su jornada laboral la noche anterior para saber qué debe hacer primero. Básicamente, esto le ayuda a prepararse mejor para el día siguiente. Te permite empezar la jornada laboral con la mentalidad adecuada.

Alinear el horario de trabajo con las horas punta

Si es posible, dedica la mayor parte de tu jornada laboral a tus horas más productivas. Por ejemplo, si eres madrugador, empieza tu turno a primera hora de la mañana y céntrate en tus tareas más importantes durante ese tiempo. Si eres un búho nocturno, trabaja hasta la tarde y la noche. Alinear tu horario de trabajo con tus horas punta puede ayudarte a aumentar tu productividad, tu rendimiento laboral y la calidad general del trabajo.

1. Establecer objetivos

A medida que avanza en su semana laboral de siete días, establezca objetivos medibles y alcanzables que pueda lograr. Tener algo por lo que esforzarse puede ayudarle a mantenerse centrado y aumentar su productividad en el proceso. Puedes crear objetivos a largo plazo o establecer objetivos a corto plazo, como terminar una tarea concreta en un día determinado de la próxima semana. Si te sirve de ayuda, recompénsate por completar un objetivo. Por ejemplo, si consigues un objetivo con tiempo de sobra, prémiate con un pequeño descanso.

Seguir un horario

Cree y respete un calendario que le ayude a gestionar sus responsabilidades. Haz una lista de las cosas que tienes que hacer en tu vida personal y profesional. A continuación, cree asignaciones de tiempo para cada actividad. Por ejemplo, puedes programar un periodo de tiempo específico para tus tareas laborales más importantes, tus comidas, tus entrenamientos, la hora de la comida y la compra en el supermercado.

Poner por escrito su horario puede ayudarle a mantener el rumbo y a asegurarse de que se concentra en las horas previstas. Este es un ejemplo de horario que puede utilizar y ajustar a sus propias necesidades y responsabilidades:

  • 6-6:15 a.m: Despierta para el día
  • 6:15-7:15 de la mañana: Ejercicio
  • De 7:15 a 7:45 de la mañana: Ducharse y prepararse
  • De 7:45 a 8 de la mañana: Conducción al trabajo
  • 8-11 de la mañana: Trabaja en
  • 11 a.m-12 p.m: Almuerzo
  • 12-6 p.m: Trabajo
  • 6-7 p.m: Compra en el supermercado
  • De 7 a 8 de la tarde: Cocinar y cenar
  • 8-9 p.m: Leer o ver la televisión
  • 9-9:30 p.m: Prepararse para el día siguiente
  • 9:30-10 p.m: Prepárate para ir a la cama
  • 10 p.m: Hora de dormir

Relacionado: Cómo hacer un horario de trabajo diario

Tiempo libre

Aunque trabajar siete días a la semana te quita mucho tiempo, todavía tienes oportunidades de establecer un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a gestionar una semana laboral de siete días con mucho tiempo para actividades de ocio:

Haz ejercicio con regularidad

Mantenga una rutina de ejercicios a lo largo de su semana de trabajo — especialmente si ya está acostumbrado a una. Llene su tiempo libre con su forma preferida de ejercicio para mantenerse en forma y aliviar el estrés laboral. Tanto si sale a montar en bicicleta, como si hace una excursión, se apunta a una clase de baile o da un largo paseo, hacer ejercicio con regularidad puede repercutir positivamente en su salud mental y física. También puede ayudarte a sentirte con más energía y preparado para asumir tus responsabilidades laborales.

Programar el tiempo de inactividad

Encuentra tiempo para relajarte a lo largo de la semana de trabajo. Tener tiempo para relajarse al final de un largo día puede ayudar a aliviar el estrés y mejorar tu salud mental. Algunas formas de desconectar son tomar un baño caliente o relajarse con un buen libro o música. Incluso si no tiene tanto tiempo libre cuando trabaja siete días a la semana, dedique al menos 30 minutos a hacer algo que le guste, ya sea cada día, cada semana o cuando el tiempo lo permita. Programar un tiempo de inactividad puede ayudarte a sentir que aún tienes cierta sensación de control sobre tu vida y puede ayudarte a mantener la cordura durante una semana agitada.

Haz tiempo para divertirte

Aunque es importante cumplir con las obligaciones laborales, también es importante disfrutar de la vida. Incluso con una semana de trabajo de siete días, todavía tiene oportunidades de encontrar algún tipo de equilibrio entre el trabajo y la vida. Encuentra tiempo en tu agenda para una actividad divertida o una salida con amigos. Por ejemplo, puedes visitar un museo, ir a un parque de atracciones o cenar con tu familia y amigos. Romper la rutina al menos una o dos veces por semana puede mejorar tu estado de ánimo, tu salud mental, tu rendimiento laboral y tu felicidad general con tu trabajo.

Te recomendamos

P&R: ¿Cómo puedo mantenerme organizado?

Cómo convertirse en un albañil

Construir buenas relaciones en el trabajo: cómo hacerlo y por qué son importantes

11 Consejos para vender (y pasos para mejorar su técnica de ventas)

¿Qué es un modelo de atención al cliente?

Análisis del sentimiento en las redes sociales: Definición y cómo llevarlo a cabo