Trabajar como defensor: Descripción, cómo y consejos

Trabajar como defensor puede ser una experiencia significativa para aquellos que quieren ayudar a los demás. Hay una gran variedad de tipos de defensores, como los defensores de los clientes, los defensores de los pacientes, los defensores de las víctimas y los defensores de los jóvenes. Trabajar como cualquier tipo de defensor requiere empatía, organización y habilidades de comunicación. En este artículo describimos lo que hace un defensor, explicamos cómo convertirse en un defensor, hablamos de los diferentes tipos de defensores y ofrecemos consejos para ser un defensor.

¿Qué hace un abogado?

Un defensor es un profesional que habla y defiende a una categoría concreta de personas, como un cliente, una víctima, un niño o un paciente. Los defensores ayudan a hacer lo que es mejor para las personas a las que representan y deben ser extremadamente empáticos con las situaciones implicadas. Como defensor, es posible que tenga que mantener la confidencialidad de la información o saber cuándo debe comunicar cierto tipo de información a las autoridades o a las personas implicadas. También tendrá que ayudar a sus representados en caso de crisis.

Los defensores generalmente necesitan sobresalir en la comunicación y la resolución de problemas, además de ser compasivos. Dado que muchas de las personas a las que representa un defensor son vulnerables o pueden compartir información delicada, un defensor debe ser digno de confianza. Los defensores también suelen tener que colaborar con otros departamentos u organizaciones para resolver los problemas que encuentran las personas a las que representan. Además, un defensor debe estar preparado para reconocer los signos de trauma y abuso.

Tipos de defensores

Puedes trabajar como defensor en unos cuantos campos diferentes:

Defensor del cliente

Un defensor del cliente es un poco diferente de otros tipos de defensores, ya que se parece más a un puesto de representante de servicio al cliente con algunas pequeñas diferencias. Los defensores del cliente se centran en ayudar y hablar en nombre de los clientes. Por lo general, no hay programas de grado relacionados con ser un defensor del cliente, pero a menudo hay programas de formación en las empresas que tienen funciones de defensor del cliente.

Un defensor del cliente debe ser empático, creíble para los clientes, estar preparado para criticar a su empresa cuando sea necesario, ser digno de confianza y conocer el funcionamiento de su empresa. Puede tratar con clientes individuales y ayudarles a resolver sus problemas o puede trabajar con grupos de clientes para conseguir cambios en su organización. Puede estudiar el comportamiento de los clientes y hacer sugerencias sobre cómo hacerlos más felices.

Defensor de las víctimas

Un defensor de las víctimas es alguien que trabaja con las víctimas de delitos para ayudarlas en muchas partes del proceso de justicia penal. Puede ofrecer servicios de asesoramiento a las víctimas para ayudarles con los efectos de salud mental de lo que han experimentado. Es probable que les ayude en el proceso de un delito y en lo que el sistema de justicia penal espera de ellas si tienen que testificar o dar otra información. También puede funcionar como gestor de casos para la víctima. Puede trabajar para una oficina de la fiscalía, un organismo policial o alguna otra oficina gubernamental.

Muchos defensores de las víctimas tienen un título en justicia penal, criminología o asesoramiento. Las habilidades que pueden ser útiles en este papel incluyen ser compasivo, organizado, entender el sistema de justicia penal y ser capaz de manejar el escuchar los detalles de los actos criminales.

Relacionado: Relacionado: 5 trabajos populares de las fuerzas del orden

Defensor de los jóvenes

Un defensor de los jóvenes es alguien que trabaja con niños y adolescentes para ayudarles a superar los retos de la vida. Puede trabajar con niños en régimen de acogida, niños que han sufrido abusos, niños en una batalla por la custodia u otros niños de alguna manera necesitados. Los defensores de los jóvenes pueden trabajar en organizaciones gubernamentales o en organizaciones privadas sin ánimo de lucro.

Trabajar como defensor de los jóvenes significa que tienes que estar preparado para escuchar a tus clientes jóvenes y representar sus deseos y necesidades en entornos formales en los que, de otro modo, no se sentirían cómodos hablando. Dado que las figuras de autoridad como los jueces, los abogados y los agentes de policía pueden intimidar a los niños y adolescentes, la presencia de un defensor de los jóvenes puede permitir que los sentimientos de los niños implicados se escuchen con mayor claridad. Al igual que otras funciones de defensor, deberás ser empático, compasivo, organizado y saber escuchar.

Defensor del paciente

Un defensor del paciente es alguien que trabaja para un hospital, un centro sanitario o una agencia de defensa externa para ayudar a los pacientes a desenvolverse en el sistema sanitario. Puede ayudar a un paciente a coordinar planes de tratamiento complicados o a gestionar sus preguntas sobre la facturación. Algunas de las tareas de un defensor del paciente son como las de un trabajador social en un hospital, pero el centro sanitario rara vez emplea al defensor directamente. El motivo es que los defensores pueden ser más eficaces si no sienten lealtad hacia el hospital con el que trabajan sus pacientes.

Los defensores de los pacientes deben ser compasivos y organizados como otros tipos de defensores, además de ser capaces de entender y manejar diversas situaciones médicas. El conocimiento de cómo funcionan los centros sanitarios y la facturación es especialmente útil para los defensores de los pacientes. Aunque no hay requisitos de formación para ser un defensor del paciente, puede ser útil estudiar trabajo social o cualquier cosa que tenga que ver con el funcionamiento de los centros sanitarios.

Relacionadas: Trabajar en la justicia social: Por qué el 90% de las personas sacrificarían el dinero por el sentido (con ejemplos de trayectorias profesionales)

Cómo convertirse en un defensor de la salud

Aquí' se puede convertir en un defensor:

1. Investiga los tipos de defensores

Como ya se ha mencionado, hay múltiples tipos de defensores, y no siempre hay cruce entre los distintos tipos. Por lo tanto, si quiere ser un determinado tipo de defensor, lo más útil es centrarse en ese tipo y en los requisitos para trabajar en ese campo. Sin embargo, es posible que puedas convertir otras carreras en una carrera de defensor, como por ejemplo, una carrera de asesoramiento, de aplicación de la ley, de atención sanitaria, de servicio al cliente, de marketing o de acogida. Cuando investigues los tipos de defensores, lo más importante es saber qué formación o educación necesitarás, si es que hay alguna.

2. Siga la educación o la formación

Si pretendes trabajar en un campo como el de la defensa de las víctimas, puede que necesites obtener un título en justicia penal o asesoramiento. Del mismo modo, una carrera en la defensa de los jóvenes podría requerir un título en trabajo social. Si descubres que el tipo de defensor que quieres ser requiere un título específico u otro tipo de formación, es probable que quieras seguir ese tipo de educación para que te contraten. Si quieres trabajar como defensor en un campo que no requiere un título específico, puedes seguir trabajando en las habilidades aplicables, como la comunicación.

3. Busque empleadores en su campo

Diferentes tipos de defensores son contratados por diferentes tipos de organizaciones en la industria específica relacionada con las personas por las que se aboga. Por ejemplo, mientras que los defensores de los clientes pueden encontrar trabajo en una gran variedad de empresas, la mayoría de los defensores de las víctimas trabajarán con el gobierno u organizaciones relacionadas. Una vez que sepas más sobre las vacantes en tu campo, estarás preparado para buscar un trabajo.

Relacionado: 12 tareas para un defensor del pueblo

Consejos para trabajar como defensor

Estos son algunos consejos si estás pensando en trabajar como defensor:

  • Decide qué tipo de defensor te gustaría ser y obtén la educación o formación que corresponda.
  • Mejorar sus habilidades de comunicación, especialmente en persona.
  • Planifique cómo va a cuidar su salud mental, ya que los defensores podrían escuchar información sobre situaciones dolorosas.
  • Investiga qué empleadores contratan a los defensores del campo en el que quieres especializarte.
  • Averigua qué normas legales puede haber para tu tipo de agente, como la denuncia de abusos o la HIPAA.
  • Practica una sana compasión y empatía sin agobiarte.

Te recomendamos

Definición de Proyecto de Capital

Guía sobre el modelo de ventas Challenger y su funcionamiento

11 Ideas para retiros de liderazgo

Cómo utilizar la teoría de Herzberg en el trabajo

PSM vs. CSM: ¿Cuál es la diferencia?

Tipos de Persona: Definición, categorías y cómo elegir uno