21 Consejos de seguridad para trabajar en condiciones de frío

Los trabajadores de la construcción, los expertos en telecomunicaciones, los conductores de reparto y los agentes de la ley son todos profesionales que pueden encontrarse trabajando en un clima frío durante el invierno. Puede ser un reto enfrentarse al frío en el día a día mientras se cumplen las responsabilidades profesionales. La exposición prolongada al frío puede afectar a su salud y, por lo tanto, es importante tomar precauciones adicionales para mantenerse seguro mientras trabaja durante el invierno. En este artículo, exponemos ocho consejos para mantener la seguridad y la productividad cuando se trabaja con frío.

Consejos para trabajar con seguridad cuando hace frío

Tomar medidas para mantenerse sano es importante, especialmente cuando se trabaja en el frío. Aquí tienes algunos consejos para mantenerte seguro y abrigado cuando trabajes con frío:

Vístete bien

Cuando trabajes con tiempo frío, es útil llevar ropa de abrigo, ya que te ayudará a aislar tu cuerpo de las temperaturas extremadamente bajas. A continuación se indican algunos aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de vestirse para el frío:

  • Elige el tejido adecuado. Debes evitar el algodón porque, cuando se moja, extrae el calor de tu cuerpo. Los mejores tejidos para vestir son la lana, el polipropileno y el vellón de poliéster porque retienen el calor incluso cuando se mojan.
  • Ponte una capa de ropa. Cuando te pongas capas, asegúrate de llevar las suficientes para mantener el calor, pero evita llevar demasiadas. Las capas innecesarias pueden dificultar el movimiento y la realización de las tareas de forma satisfactoria. Tres capas de ropa son suficientes y puedes añadir una capa superior aislante que sea resistente al viento y al agua. Para los calcetines, dos capas serán suficientes.
  • Lleve ropa holgada. La circulación es crucial cuando se está expuesto al frío. La ropa ajustada puede contraer los vasos sanguíneos, dificultando que la sangre caliente llegue a todas las partes del cuerpo. Además, la ropa holgada facilita el movimiento y el trabajo con comodidad.
  • Proteja su cabeza y su cuello. La cabeza y el cuello son vulnerables porque pierden calor rápidamente y contienen órganos vitales. Utilice un gorro de invierno que se ajuste a la cabeza, pero no tanto como para constreñir el flujo sanguíneo. Además, puedes llevar un pasamontañas debajo del gorro para reducir tu exposición al frío. También puedes añadir una bufanda, pero considera meterla dentro de la chaqueta cuando trabajes para que no se convierta en un peligro para la seguridad.
  • 1. Lleve botas aislantes. Las botas aislantes combinadas con calcetines calientes mantendrán tus pies calientes y seguros. Las botas aislantes también mantienen los pies secos porque no permiten que la humedad o la nieve entren en la bota. Los calcetines de lana son mejores que los de algodón porque retienen el calor incluso cuando están mojados.

Relacionado: Qué llevar a una entrevista de trabajo en invierno

Come más sano en el trabajo

Tu cuerpo necesita combustible para producir calor. Puede ser útil comer hidratos de carbono porque se metabolizan para producir energía con relativa rapidez. Los alimentos grasos también pueden ser beneficiosos en cantidades razonables. Para evitar la sensación de hambre, suele ser prudente tomar las comidas a lo largo de la jornada laboral como tentempiés en lugar de dos o tres comidas copiosas.

Evite comer demasiado porque puede producirle somnolencia, lo que puede dificultar la realización de sus tareas. Además, es importante mantenerse alerta para poder notar cualquier síntoma de enfermedad relacionada con el frío y responder adecuadamente.

Relacionado: 8 estrategias para comer más sano en el trabajo

4. Trabaje en pareja

Trabajar en parejas en entornos fríos es una práctica laboral segura. Trabajar en pareja ayuda a apoyarse mutuamente y a realizar las tareas con mayor rapidez. Tú y tu compañero podéis manteneros alerta y ayudaros mutuamente en caso de cualquier emergencia.

Haz las pausas en refugios cálidos y secos

Tome descansos de vez en cuando después de trabajar en el frío. Estos descansos permiten que el cuerpo se caliente antes de volver a trabajar. El mejor lugar para tomar un descanso es un refugio cálido y seco donde pueda moverse y hacer fluir la sangre.

Beba líquidos calientes

Beber líquidos calientes es una buena manera de mantenerse caliente. Puedes añadir azúcar para aumentar la energía que metabolizarás de la bebida. Evite tomar bebidas con cafeína y bebidas alcohólicas. El alcohol y la cafeína pueden dilatar los vasos sanguíneos, facilitando la pérdida de calor del cuerpo. Limítate a tomar agua caliente, leche o bebidas energéticas.

Descansa lo suficiente

Asegúrate de dormir lo suficiente antes de acudir al trabajo. Un descanso adecuado te ayuda a mantenerte alerta cuando estás en el trabajo en caso de cualquier emergencia. Si te sientes cansado, pide un breve descanso en una zona cálida y échate una siesta para que tu cuerpo recupere la energía. Dormir lo suficiente también disminuye las posibilidades de enfermar.

Relacionado: Consejos para crear mejores rutinas por la mañana

Mantener la sequedad

La humedad puede extraer el calor de su piel y hacer que su temperatura corporal descienda. Lleve una base que absorba la humedad de su cuerpo. Si se moja la ropa, quítesela inmediatamente y póngase ropa seca. Además, usa botas aislantes con suela de goma para mantener la humedad fuera.

Lleva al trabajo un kit de seguridad para el clima frío

Pon tu kit de seguridad para el frío en el coche e incluye un juego de ropa seca de repuesto. La ropa te servirá en caso de que tu ropa se moje. Tu equipo debe tener mantas de emergencia, un mechero y algunas velas.

Relacionado: 10 consejos de seguridad en el trabajo para mantenerse productivo y protegido

Prepara tu coche

Lleva tu coche al taller y arregla la batería, los faros y los neumáticos antes de la temporada de invierno. Mantener tu vehículo en buen estado ayudará a que siga funcionando incluso con el frío. Procura llevar siempre un teléfono móvil completamente cargado y una lista de contactos de emergencia cuando salgas a trabajar.

Preste atención a las previsiones meteorológicas

Averigua cuál es la previsión meteorológica del día antes de salir a trabajar. Te informará de las carreteras transitables y de las temperaturas previstas para el día. Los informes meteorológicos te ayudarán a planificar tu jornada y a prepararte adecuadamente para cualquier problema relacionado con el tiempo que puedas encontrar.

Lleva gafas de sol cuando salgas a la calle

Las gafas de sol son útiles incluso en invierno porque protegen los ojos del deslumbramiento. Tener una visión clara de su entorno puede ayudarle a mantenerse alerta mientras trabaja. El uso de gafas de sol polarizadas protege tus ojos de los rayos UV y puede disminuir la alta tasa de evaporación de la humedad de tus ojos.

Lleve colores brillantes por la noche

Si tu trabajo requiere que trabajes de noche, ponte prendas de colores brillantes. Los colores brillantes reflejarán la luz y te harán fácilmente visible para los automovilistas cuando estés fuera. Además, lleve una linterna con pilas de repuesto, que le ayudará a ver en la oscuridad.

Aislar el espacio de trabajo

Si trabajas en el interior, puedes aislar la habitación con cortinas gruesas en las ventanas. Las cortinas o las mantas ayudan a mantener el aire frío fuera y el aire caliente dentro. También puedes aislar las ventanas con una película aislante, una sustancia plástica que se adhiere al cristal.

Reúnete en una sala común

Cuando las personas están cerca, conservan más calor que cuando están separadas. Puede ser una buena idea cerrar las salas que no se utilizan o las que tienen pocos empleados. Tú y tus compañeros podéis reuniros en una sala central y trabajar allí para mantener el calor. Asegúrate de que la sala común es lo suficientemente grande como para ofrecer un espacio amplio y una buena ventilación.

Darse una ducha caliente antes de trabajar

Un baño o una ducha caliente aumentarán la temperatura de su cuerpo y le darán un comienzo cálido a su día. Asegúrese de cubrirse inmediatamente después del baño para retener el calor. Vístete con la ropa adecuada tan rápido como puedas para mantener tu cuerpo caliente.

Mantén tu ropa limpia

Intenta llevar siempre ropa limpia todos los días. La ropa limpia tiene grandes espacios de aire entre los hilos que son buenos aislantes contra la pérdida de calor corporal.

Asista a clases de primeros auxilios

Inscríbase en una clase de primeros auxilios que enseñe técnicas de respuesta para emergencias relacionadas con el frío. Una educación adecuada sobre las medidas de seguridad en el lugar de trabajo reducirá los tiempos de reacción y aumentará las tasas de éxito en las emergencias relacionadas con el clima.

Selle los huecos que sean entradas de aire frío

Busca cualquier hueco bajo las puertas, cerca de las ventanas y encima de las puertas que pueda dejar entrar el aire frío. Mantenga el viento fuera colocando alfombras debajo de las puertas, usando alfombras en los suelos y usando cartón para sellar las ventanas rotas y los huecos por encima de las puertas.

Lleva un termo con una bebida caliente al trabajo

Caliéntate de camino al trabajo con una bebida caliente. El termo mantendrá la temperatura de tu bebida durante todo el trayecto. Unos sorbos de agua caliente, té o café te mantendrán caliente en caso de que tardes más de lo previsto en llegar al trabajo.

Tómatelo con calma

Realice sus tareas lentamente para evitar sobreesfuerzos, especialmente si está al aire libre. Realice cada actividad de una en una y tome descansos entre acciones siempre que se sienta tenso. Un ritmo de trabajo constante le mantendrá productivo y evitará el sobreesfuerzo.

Mantenga las rutas de conducción conocidas

Cuando salgas a trabajar, informa a tus amigos cercanos, compañeros o vecinos de tu destino y ruta preferida, si es posible. Evita probar nuevas rutas cuando haga frío, especialmente si no sabes si son transitables. Intente utilizar el mismo camino en la medida de lo posible y elija un camino con otros automovilistas.

Te recomendamos

Proceso de valor añadido: Definición y Valor vs. No Valor

Guía de PMP y CSM con las principales diferencias

¿Qué es la publicidad de pago por clic (PPC) y cómo funciona?

Cómo empezar una carrera como mecánico de aviones

¿Qué es un presupuesto por partidas y cuáles son las ventajas de utilizarlo?

Estudio prospectivo vs. Estudio retrospectivo: ¿Cuáles son las diferencias?