10 Consejos para gestionar dos trabajos a tiempo completo

En algún momento, es posible que tenga que empezar a trabajar en dos empleos a tiempo completo. Sean cuales sean sus motivos, asumir las distintas responsabilidades que conllevan los trabajos múltiples puede alterar su equilibrio entre vida y trabajo. Si consideras cuidadosamente tus opciones y pones en práctica técnicas que te ayuden a gestionar tu tiempo, puedes hacer que esta situación sea más factible. En este artículo, te ofrecemos 10 consejos que te ayudarán a gestionar eficazmente dos trabajos a tiempo completo.

Los mejores trabajos a tiempo parcial y en casa para empleados a tiempo completo

Consejos para trabajar en dos empleos a tiempo completo

Si decides tener dos trabajos a tiempo completo, aquí tienes 10 consejos que te ayudarán a gestionar la situación de forma más eficaz:

Mantenga sus horarios separados

Asegúrate de evitar que tus trabajos se solapen. Hacer esto te permite prestar toda tu atención a cada trabajo y sus responsabilidades. De lo contrario, podría perjudicar su productividad si pasa una parte de su tiempo en un trabajo realizando o pensando en el trabajo del otro. Si es posible, intente encontrar opciones que le proporcionen diferentes días libres—por ejemplo, un trabajo le obliga a trabajar de lunes a viernes mientras que el otro horario es de sábado a miércoles. Alternar los días libres te proporciona un tiempo adicional de recuperación durante la semana.

Considere cuidadosamente su segundo trabajo

Cuando acepte otro trabajo a tiempo completo, elija el que mejor se adapte a sus necesidades, intereses u objetivos. Para mantener tu moral alta, busca trabajos que disfrutes haciendo o de los que te beneficies de alguna manera. Cuando revises tus opciones, ten en cuenta primero tus objetivos o prioridades. Por ejemplo, puede que necesites ahorrar dinero para un fin concreto, o que quieras un trabajo en el que adquieras unas habilidades concretas que te abran más oportunidades profesionales en el futuro.

También debes considerar aspectos específicos de tus opciones que faciliten la gestión de más de un trabajo a tiempo completo. Estas consideraciones pueden incluir:

  • Exigencias: Evalúa si puedes soportar los requisitos mentales o físicos combinados de ambos trabajos. Por ejemplo, si uno requiere que pase ocho horas de pie, ¿podría ir a su siguiente trabajo que requiere otras ocho horas de trabajo físico? Si es posible, intenta crear un equilibrio entre los dos, en el que un trabajo requiera más energía mental y el otro más física. De lo contrario, puede descubrir que su energía se agota mucho antes.
  • Ubicación: Elija trabajos que requieran poco tiempo de viaje entre ellos. Cuanto menos tengas que viajar, más tiempo y dinero ahorrarás. También reduce el estrés de tener que ir deprisa de un trabajo a otro o de preocuparse por llegar tarde.
  • Vestimenta: Si encuentras dos trabajos que requieren códigos de vestimenta similares, no tienes por qué preocuparte de cambiar por completo tu atuendo al pasar de uno a otro. Sin embargo, si un trabajo requiere un uniforme específico, es posible que tenga que llevarlo a su otro trabajo, además de encontrar el momento y el lugar adecuado para cambiarse.

Relacionado: 10 consejos para ayudarte a conseguir un segundo empleo

Busque la flexibilidad

Intente encontrar opciones de trabajo que permitan formas flexibles de trabajar—o discuta estas posibilidades con sus empleadores. Por ejemplo, puedes preguntar si puedes tener flexibilidad para elegir tu horario o trabajar más horas pero menos días durante la semana. Tener un horario flexible puede ayudarte a gestionar tu tiempo de forma más eficaz entre los dos trabajos.

También puedes buscar opciones que te permitan trabajar desde casa o de forma autónoma. Trabajar desde casa puede proporcionarle tiempo adicional durante el día porque reduce los desplazamientos. También puede proporcionar un entorno más cómodo para trabajar y contribuir a la conciliación de la vida laboral y familiar. Trabajar como autónomo puede requerir negociar con tu empleador, pero puedes pedir trabajar y recibir un pago por proyecto en lugar de ceñirte a un estricto horario de ocho horas. Como autónomo, puedes seguir trabajando a tiempo completo durante la semana, pero a tu discreción.

Relacionado: Políticas de trabajo flexible: Definición, tipos y consejos

Siga un horario coherente

Una vez que tengas los horarios de trabajo ordenados, tómate el tiempo necesario para programar tus necesidades personales. Tener un horario de sueño consistente, por ejemplo, garantiza que descanses lo suficiente como para despertarte renovado y listo para realizar tu trabajo. También debes programar intervalos regulares para los descansos o las comidas para mantener tu energía durante el día.

Una técnica útil para mantener un horario es el uso de un planificador diario para trazar cada parte de su día. Esta herramienta garantiza que no se pierda ninguna cita u otros planes programados. También se puede utilizar para evitar el exceso de programación, lo que garantiza que se tenga tiempo personal para relajarse y descansar.

Crear listas de tareas diarias

Al tener dos trabajos, tienes que gestionar una gran variedad de responsabilidades y tareas. Para equilibrarlas de forma más eficaz, tómate unos 15 minutos al día para escribir una lista de tareas. A medida que vayas completando las tareas a lo largo del día, podrás ir tachándolas. Mantenerse organizado es esencial cuando se tienen dos trabajos porque se quiere evitar la confusión sobre lo que hay que completar y los plazos que hay que cumplir dentro de cada función. La aplicación de un formato de lista de comprobación también proporciona la seguridad al final del día de que lo has hecho todo.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: Definición y ejemplos

Utiliza tu tiempo de forma eficiente

Tener dos trabajos a tiempo completo puede ocupar una parte importante de tus días y semanas, así que utiliza tu tiempo libre de la forma más eficiente posible. Por ejemplo, si tienes que desplazarte a tu trabajo, considera la posibilidad de coger el transporte público si es posible. El trayecto te da un tiempo extra para descansar o completar tareas, que no tendrías si condujeras tú mismo. Del mismo modo, puedes aprovechar las pausas para comer para realizar tareas no relacionadas con el trabajo o hacer algo de ejercicio breve, como un paseo.

También puedes mejorar la eficiencia simplificando tus tareas habituales. Por ejemplo, en lugar de cocinar cada día, dedica tu tiempo libre a preparar las comidas de la semana. O puede preparar una comida en una olla de cocción lenta al comienzo de su jornada, que estará lista para comer cuando llegue a casa. Poner en práctica estrategias sencillas como éstas puede ayudarte a sentirte menos abrumado y te permite centrarte en tus responsabilidades laborales.

Relacionado: Eficacia vs. Eficiencia: ¿Cuál es la diferencia?

Revise sus contratos de trabajo

No existen restricciones legales sobre el número de trabajos que se pueden realizar al mismo tiempo. Sin embargo, si ya tienes un trabajo a tiempo completo y quieres aceptar otro, comprueba tu contrato de trabajo actual o habla con recursos humanos. Algunos contratos contienen cláusulas que te prohíben tener un segundo trabajo. Si incumples esas condiciones, podría perjudicar tu relación con ese empleador y llevarte a perder ese trabajo.

Si las condiciones del contrato no te impiden aceptar un trabajo adicional, pueden prohibirte trabajar con un competidor. En esa situación, evita el trabajo que cree un conflicto de intereses. Hacerlo demuestra respeto y ayuda a mantener una relación positiva con tu empleador. Incluso si no tienen normas sobre el empleo externo, puede informarles de su decisión. Esta comunicación puede mantener la confianza y aportar información sobre su situación. Dependiendo de su posición o relación, su supervisor puede estar dispuesto a crear un horario que se adapte a sus necesidades.

Pida apoyo

Trabajar en dos empleos a tiempo completo puede significar trabajar 80 horas a la semana u horarios atípicos, como noches y fines de semana. Como resultado, puede tener menos tiempo para algunas de sus responsabilidades personales. Si necesita apoyo adicional, pídalo a sus amigos o familiares. Por ejemplo, es posible que necesite ayuda para preparar las comidas o para transportar a los niños a la escuela y viceversa. Saber que tienes apoyo disponible puede ayudarte a mantenerte concentrado en tu trabajo mientras trabajas.

Ten un objetivo claro

Es probable que tengas una razón específica detrás de tu decisión de tener dos trabajos a tiempo completo. Por ejemplo, tener dos trabajos a tiempo completo puede permitirte ganar o ahorrar dinero para alcanzar un objetivo financiero. O puede que estés trabajando a tiempo completo en la puesta en marcha de tu propio negocio, y que luego tengas un trabajo a tiempo completo mientras determinas si tu propio negocio es viable.

Sea cual sea tu razonamiento, tenlo en cuenta a la hora de gestionar cada función. Trabajar en dos empleos a tiempo completo puede consumir mucho tiempo y energía, pero tener un objetivo específico por el que trabajar puede proporcionar el incentivo que necesitas para trabajar duro. Una vez que alcances ese objetivo, podrás reevaluar si necesitas seguir trabajando en ambos empleos.

Tómate tiempo para ti mismo

Date un respiro de vez en cuando para desconectar del trabajo. La cantidad de tiempo libre que tengas variará en función de tus horarios de trabajo, pero si tienes la flexibilidad de tomarte al menos un día libre a la semana, aprovéchalo. Ya sea un día o sólo unas horas, aprovecha ese tiempo para dejar de pensar en tus responsabilidades profesionales y, en su lugar, hacer las actividades que más te gustan. Tener dos trabajos también puede significar que ve menos a sus amigos y a su familia, así que puede aprovechar el tiempo libre para reconectar.

Tomarse un tiempo para recargar las pilas y centrarse en las cosas que le gustan puede ayudarle a reducir el estrés y subirle la moral antes de volver al trabajo. Si programas tus planes con antelación, también pueden servirte de motivación durante tu jornada laboral. Tener algo que esperar puede subirte la moral y hacer que quieras trabajar más duro para poder terminar tus tareas antes.

Te recomendamos

Aprender Qué Es La Identidad Corporativa Y Por Qué Es Importante

12 Estrategias de gestión de proyectos para mejorar la eficiencia

Cómo ser un buen vendedor: Habilidades, pasos y consejos para el éxito

Coste del producto: Una guía definitiva (con ejemplos)

¿Qué es una distribución por muestreo? Definición, factores y tipos

Roles de desarrollo de productos: Definición, funciones y consejos