8 Consejos para trabajar en dos empleos mientras estás en la universidad

Trabajar mientras estás en la universidad puede ayudarte económicamente y ofrecerte una valiosa experiencia laboral. Independientemente del tipo de trabajo que realices o de tu especialización universitaria, conseguir uno o varios trabajos antes de obtener tu título puede ser un movimiento profesional muy positivo. La experiencia profesional es un rasgo valioso, pero requiere planificación y determinación. En este artículo, analizamos las principales razones por las que deberías trabajar mientras vas a la universidad y proporcionamos consejos sobre cómo tener dos trabajos durante la universidad.

Razones para trabajar mientras vas a la universidad

Hay varias razones por las que trabajar estando en la universidad puede ser beneficioso. Algunas de las más importantes son:

  • Te da una fuente de ingresos estable. Conseguir uno o varios trabajos mientras estudias para obtener tu título puede darte estabilidad financiera. Si has tenido que pedir un préstamo estudiantil para pagar la universidad, tener uno o varios trabajos puede ayudarte a devolver una parte importante de ese préstamo antes de la graduación, lo que te permitirá empezar tu carrera postuniversitaria con poca o ninguna deuda pendiente. Incluso si no necesitas un préstamo estudiantil, tener una fuente regular de ingresos puede darte tranquilidad y proporcionar los fondos para cualquier posible inversión.

  • Puedes adquirir valiosas habilidades laborales . Aparte del beneficio económico que supone tener uno o más empleos, otra ventaja importante es que cualquier trabajo puede ayudarte a desarrollar las habilidades blandas que probablemente necesitarás más adelante en tu carrera. Incluso si los trabajos que realizas durante la universidad no están directamente relacionados con tu especialidad o con tu futura carrera, es probable que te enseñen los elementos básicos de cualquier línea de trabajo, como llegar al trabajo a tiempo todos los días, seguir las políticas y procedimientos de la empresa, ofrecer resultados consistentes y otros rasgos profesionales deseables similares.

  • Puede ofrecer una mentalidad profesional. Trabajar suele ser una experiencia completamente diferente a la de asistir a clases en la universidad. Los estudiantes que asisten a la universidad y no tienen uno o más trabajos suelen tener más tiempo libre y es probable que tengan algunas dificultades para adaptarse a una carrera laboral después de la universidad. Los estudiantes con trabajo ya conocen todos los rigores mentales de tener y mantener un empleo y, por lo general, están más preparados para la transición.

  • Puede ver las aplicaciones prácticas de lo aprendido en clase. Si uno o varios de tus trabajos en la universidad están relacionados de algún modo con lo que estudias en clase, tienes la oportunidad de ver el aspecto práctico de tu campo elegido.

  • Puedes beneficiarte de varias ventajas para los empleados. Estar empleado puede conllevar varios beneficios, siendo algunos de los más valiosos el seguro médico y la contribución de tu empleador a tu fondo de jubilación 401(k). Aunque la jubilación no suele ser una preocupación inminente para un estudiante universitario, empezar pronto puede producir importantes beneficios a largo plazo.

  • Es probable que tengas más libertad a la hora de elegir una carrera postuniversitaria. Los estudiantes que no trabajan durante sus años de universidad suelen ser más propensos a acumular mayores cantidades de deuda estudiantil después de la universidad. Este factor, junto con su falta de experiencia profesional, puede hacerles elegir carreras que no les interesan personalmente, pero que tienen que seguir porque necesitan pagar su deuda y tienen opciones limitadas.

Relacionado: Trabajar en el extranjero durante el verano: Consejos y trabajos habituales para universitarios

8 consejos para trabajar en dos empleos en la universidad

Ten en cuenta estos consejos para gestionar el trabajo múltiple mientras estás en la universidad:

1. Microgestione su tiempo

Trabajar en dos empleos y, al mismo tiempo, tener que estudiar y asistir a clases en la universidad, puede resultar rápidamente abrumador si no planificas tu tiempo como corresponde. Gestionar cuidadosamente tu tiempo y priorizar todas tus tareas no sólo te ayuda a evitar conflictos de horarios, sino que también puede ayudarte a sacar tiempo para tareas y actividades que no están relacionadas con el trabajo o la universidad. Debes planificar todas tus actividades, pero mantener tu horario lo suficientemente flexible como para ajustarlo más adelante, si crees que necesita mejorar.

2. Cuida tu bienestar físico

Algunas personas con agendas muy ocupadas tienden a sacrificar el sueño para poder cumplir sus objetivos. Sin embargo, a largo plazo, esto puede tener consecuencias no deseadas, no sólo en su salud sino también en su éxito laboral y en sus calificaciones universitarias. Dormir lo suficiente, hacer ejercicio con regularidad y llevar una dieta nutritiva y equilibrada puede darte la energía física y mental que necesitas para trabajar en dos empleos mientras asistes a la universidad.

Relacionado: 9 Beneficios de ir a la universidad

3. Utiliza el dinero que ganas para conseguir tus planes a largo plazo

Aunque utilizar el dinero que ganas para obtener una satisfacción inmediata puede ser tentador, utilizarlo para objetivos más altos a largo plazo suele ser una forma más eficiente de gastarlo. El objetivo a largo plazo puede estar relacionado con el pago de tu préstamo universitario, con la utilización de tus ganancias para el pago inicial de un inmueble o con cualquier otro objetivo que tenga el potencial de producir beneficios a largo plazo.

4. Reduce tu carga de trabajo si es necesario

Trabajar con éxito en dos empleos mientras se asiste a la universidad suele ser muy difícil de hacer de forma consistente, especialmente durante los parciales y los exámenes finales. Es importante que recuerdes siempre tus prioridades y que te des cuenta de que puedes necesitar tiempo libre de uno de los trabajos y utilizarlo para descansar o estudiar.

5. Tenga un espacio de trabajo designado para el estudio

Cuando tu tiempo para estudiar es limitado, suele ser una buena idea asegurarte de que lo aprovechas al máximo. Disponer de un espacio designado en tu casa o en la residencia universitaria reservado exclusivamente para el estudio puede ayudarte a tener la mentalidad adecuada, lo que puede ayudarte a estudiar de forma más eficiente. El espacio de trabajo más apropiado, especialmente si necesitas escribir, suele consistir en un escritorio y una silla de oficina.

Relacionado: Cómo ganar dinero en la universidad

6. Planifica tu jornada en función de tu ritmo natural

Mientras que algunos aspectos de tu tiempo, como las clases y los turnos de trabajo, no suelen poder reprogramarse de ninguna manera, otras partes pueden tener lugar cuando tú quieras. Si tienes más energía y eres más productivo por la mañana, deberías utilizar ese tiempo para estudiar. Si, por el contrario, te cuesta despertarte temprano, programar sesiones de estudio por la noche puede ser más adecuado para tu situación.

7. Comuníquese con todas las personas implicadas en la creación de su horario

Cuando asistes a la universidad y trabajas en uno o varios empleos, una parte importante de tu horario viene dictada por los profesores y los supervisores del trabajo. Comunicarte constantemente con ellos, así como con tus amigos y familiares, puede ayudarles a darse cuenta de los retos de programación a los que te enfrentas. Esto puede hacer que estén más dispuestos a ayudarte a equilibrar tus estudios, tu trabajo y tus tareas personales.

8. Permítase recrear

No permitirse un descanso puede afectar significativamente tanto a sus resultados como a su bienestar, por lo que cuando cree su horario y establezca prioridades, debe dejar siempre tiempo suficiente para el ocio. Lo ideal es que tengas al menos un día a la semana sin trabajo universitario y sin turnos de trabajo. Además de descansar físicamente, deberías utilizar ese tiempo para dedicarte a tus aficiones y pasiones y dejar que tu mente se relaje.

Relacionado: 34 trabajos que pagan la universidad

Te recomendamos

Guía completa de los pasos de Six Sigma

Rituales para el trabajo: 5 formas de mejorar el rendimiento del equipo

5 Teorías de Motivación para Equipos Directivos (Con Consejos)

Capital de trabajo operativo y neto: ¿Cuál es la diferencia?

Lo que debe saber sobre los riesgos laborales

10 Cualidades y comportamientos de liderazgo en enfermería