¿Qué es un trabajo de cuello blanco? Consejos para conseguir un puesto de trabajo de cuello blanco

Cuando usted busca un nuevo empleo, es posible que se encuentre con el término «cuello blanco» durante su búsqueda. Se trata de un término que se utiliza para describir ciertos empleos que no implican trabajo manual u oficios cualificados. Los trabajos de cuello blanco tienen diversos requisitos de habilidades y educación, dependiendo de la empresa y del sector en el que se encuentre el trabajo. En este artículo, te mostramos qué es un trabajo de cuello blanco, cómo conseguirlo y algunos consejos útiles para elegir el trabajo adecuado.

¿Qué es un trabajo de cuello blanco?

El término «cuello blanco» es un término coloquial utilizado para describir ciertos trabajos de oficina. Los empleados de cuello blanco suelen trabajar en puestos directivos, de oficina o administrativos.

Relacionado: Trabajos de cuello azul y de cuello blanco: Esta es la diferencia

Cómo conseguir un trabajo de marca blanca

Los trabajos típicos de cuello blanco requieren algún nivel de educación o formación formal, pero varían mucho según el puesto. Estos son algunos de los pasos a seguir para conseguir un trabajo de cuello blanco:

1. Investigar los requisitos de educación o formación

Con tantas profesiones que caen bajo el término "trabajo de cuello blanco", no hay una vía de educación definitiva a considerar. Sin embargo, muchos trabajos de cuello blanco tienen requisitos de educación específicos. He aquí algunos ejemplos:

  • Contables: Los contadores públicos certificados son empleados de cuello blanco, pero convertirse en contador público requiere una certificación o un título en la mayoría de los casos. Los contadores públicos suelen obtener una certificación al aprobar el examen uniforme de contador público del Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados. Esto proporciona credenciales y la prueba de que el CPA entiende los requisitos de operar como un contador público o privado.
  • Desarrolladores de software: Los desarrolladores de software trabajan para empresas privadas o agencias gubernamentales desarrollando aplicaciones de software. Los desarrolladores de software suelen obtener una licenciatura en informática, ingeniería de software o codificación.
  • 4. Ingenieros: Ingeniero es un término amplio que engloba a varios profesionales, como ingenieros mecánicos, ingenieros de software, ingenieros hidráulicos, ingenieros civiles e ingenieros químicos. La mayoría de las carreras de ingeniería requieren un mínimo de una licenciatura, aunque algunas carreras específicas, como los ingenieros químicos, pueden requerir certificaciones adicionales para cosas como los materiales peligrosos.
  • Los ejecutivos de las empresas: El equipo directivo de una empresa, incluidos el director general, el director de operaciones, el director financiero y otros cargos directivos, son empleados de cuello blanco. Muchos ejecutivos de empresas aportan títulos universitarios al trabajo, aunque algunos se abren camino en la empresa para formar parte del equipo directivo gracias a su amplia experiencia en la empresa.

Tanto si quieres convertirte en un ejecutivo de empresa como en un ingeniero químico, es importante que investigues los requisitos de formación de cada puesto para determinar cuál se adapta mejor a tus objetivos profesionales. Algunos itinerarios educativos pueden ser más caros o requerir más tiempo que otros, así que considera primero el coste y el compromiso de tiempo.

Relacionado: Cómo ser ingeniero químico

2. Ganar experiencia en la oficina

Trabajar en una oficina puede ayudar a abrir oportunidades para un trabajo de cuello blanco a un nivel superior. Puedes empezar en puestos de nivel inicial y familiarizarte con la vestimenta de oficina, la etiqueta y las responsabilidades típicas de los oficinistas. Ten en cuenta tu objetivo profesional general cuando busques puestos de nivel inicial para poder elegir uno que esté más cerca del objetivo final. Por ejemplo, si tu objetivo es convertirte en ingeniero mecánico, puedes solicitar un puesto de nivel inicial de redacción de textos o manuales para ganar experiencia en la empresa. Estos son algunos ejemplos de puestos de trabajo para principiantes:

  • Redactor: Los redactores publicitarios escriben textos de negocios o de la web para que las organizaciones mejoren su clasificación en los motores de búsqueda. Los redactores publicitarios también pueden escribir descripciones de productos, libros blancos y resúmenes de contenidos. Los puestos de redactor publicitario no siempre tienen un requisito de experiencia, por lo que pueden ser un punto de partida importante para los futuros empleados de cuello blanco.
  • Asistente administrativo: Un asistente administrativo se encarga de las necesidades administrativas de la oficina, como responder a las llamadas telefónicas, aceptar citas, actualizar calendarios y ayudar al equipo ejecutivo en otras tareas. Los asistentes administrativos pueden adquirir valiosas habilidades en la oficina trabajando estrechamente con la dirección y aprendiendo las funciones.
  • Empleado de entrada de datos: Los encargados de la entrada de datos traducen la información escrita a mano a formato digital y actualizan las hojas de cálculo y las hojas de trabajo en línea. Los empleados suelen trabajar en entornos de oficina y manejan datos comerciales confidenciales.

Relacionado: Cómo conseguir un trabajo de oficina y 13 puestos de oficina de nivel inicial a los que optar

3. Crear un currículum sólido

Un currículum sólido es un excelente complemento para cualquier solicitud y la mayoría de los puestos de trabajo de cuello blanco requerirán un currículum y posiblemente una carta de presentación. Un buen currículum incluye:

  • Información personal
  • Una breve introducción
  • Historia del trabajo
  • Resumen de habilidades
  • Resumen de educación
  • Historial de voluntariado u otras credenciales
  • Referencias

Un currículum vitae sirve como resumen de todo tu historial laboral profesional, tus objetivos de empleo y las habilidades y certificaciones que aportas al trabajo. También puede incluir una carta de presentación, que ayuda a un empleador a conocerle personalmente antes de pasar a la solicitud. Considera la posibilidad de utilizar una plantilla de currículum si nunca has hecho un currículum antes o si quieres mejorar la profesionalidad de tu currículum actual.

Relacionado: Las mejores plantillas y tipos de curriculum vitae

4. Conseguir una entrevista

La entrevista es el último paso antes de que un empleador contrate a un nuevo candidato. La entrevista permite a los empresarios examinar más de cerca su historial laboral y a usted como persona. La mayoría de las entrevistas son en persona, pero con la reciente pandemia, muchos empleadores han hecho el cambio a las entrevistas en vídeo. En cualquier caso, hay algunos pasos que seguir para conseguir una entrevista e impresionar al entrevistador, entre ellos:

  • Vístase adecuadamente. La forma de vestir puede impresionar a un posible empleador. Vestirse con un atuendo profesional demuestra al empleador que eres organizado, seguro de ti mismo y que entiendes la etiqueta de la entrevista.
  • Lleva una copia de tu currículum. Demuestre a su empleador que es organizado y que confía en sus habilidades y en su historial laboral llevando a la entrevista una copia de su currículum para que sirva de referencia.
  • Habla con confianza y sinceridad. Los empleadores te harán varias preguntas sobre tu historial laboral, tus habilidades y tu formación. Responda con sinceridad y seguridad para demostrar al empresario que se toma en serio el puesto y que confía en sus capacidades.
  • Haga una llamada de seguimiento o envíe un correo electrónico. Después de la entrevista, puede pasar algún tiempo hasta que el empresario se ponga en contacto con usted para comunicarle su decisión. Si espera más de unos días, puede llamar o enviar un correo electrónico al responsable de la contratación para ver si dispone de información adicional.

Relacionado: Técnicas de entrevista para triunfar en tu próxima entrevista

Consejos para elegir un trabajo de cuello blanco

Con tantas opciones disponibles para los trabajos de cuello blanco, es posible que necesites algo de ayuda para revisar tus oportunidades. Aquí tienes algunos consejos útiles para elegir un trabajo de cuello blanco:

  • Sea minucioso en su investigación. Realizar una investigación adecuada te ayuda a determinar si el trabajo es adecuado para ti y si posees las habilidades necesarias para el puesto. También te ofrece la oportunidad de investigar los valores de la empresa y los detalles salariales.
  • Ten en cuenta la cultura de la empresa. Durante la entrevista, es importante hacer preguntas sobre la cultura de la empresa para ver si se opta por un entorno de trabajo solidario y gratificante.
  • Comprender el entorno de trabajo. Los trabajos de cuello blanco suelen requerir largos periodos de tiempo sentados y trabajando en un entorno de oficina. Es importante ser consciente de ello y determinar si es adecuado para usted. Algunas personas prefieren trabajar lejos de un escritorio en una posición que les permita más movimiento o estar al aire libre.

Te recomendamos

Cómo ser más ambicioso (con consejos)

Cómo mejorar sus habilidades para hablar en público en 8 pasos

FAQ: ¿ESTÁ MI EQUIPO PREPARADO PARA LA AUTOGESTIÓN? ¿Está mi equipo preparado para la autogestión?

Todo lo que debe saber sobre la modelización matemática

Cómo convertirse en un consultor legal de la enfermera

Cómo crear una declaración de alcance del proyecto en 7 pasos