Cómo trabajar duro y jugar duro

A lo largo de su carrera, es posible que haya escuchado la frase work hard, play hard. Muchos profesionales se esfuerzan por lograr un equilibrio saludable entre la vida laboral y la personal adoptando este estilo de vida. Si quieres alcanzar tus objetivos profesionales y personales, disminuir el estrés, aumentar la productividad y mejorar tu autoestima, adoptar el estilo de vida work hard, play hard puede beneficiarte. En este artículo, analizamos lo que significa trabajar duro y jugar duro, hablamos de los beneficios de seguir este enfoque y compartimos algunos consejos para ayudarle a adoptar con éxito el estilo de vida de trabajar duro y jugar duro.

1 Guía definitiva para la conciliación de la vida laboral y familiar

¿Qué significa trabajar duro y jugar duro?

Trabajar duro, jugar duro es una frase comúnmente utilizada que se refiere a tener un buen equilibrio entre el trabajo y la vida. Las personas que adoptan el estilo de vida work hard, play hard prestan la misma atención a la consecución de sus objetivos profesionales y personales. Se esfuerzan por mantener una vida social próspera, desarrollar hábitos saludables y encontrar tiempo para las actividades que les gustan mientras avanzan con éxito en su carrera.

¿Cuáles son los beneficios del estilo de vida work hard, play hard?

Muchos profesionales de los negocios adoptan el estilo de vida «trabajar mucho y jugar mucho» por los numerosos beneficios que puede aportar. Seguir este enfoque puede ayudarte:

  • Cree un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada.
  • Aumente su enfoque.
  • Mejore la calidad de su trabajo.
  • Desarrollar hábitos más saludables.
  • Disminuye el estrés.
  • Mejora tu vida social.
  • Desarrollar nuevas habilidades, aficiones e intereses.
  • Mejora tu salud mental
  • Reponga energía a lo largo de la semana.
  • Aumente su productividad.
  • Gestiona tu tiempo de forma más eficaz.

Relacionado: 10 consejos para mejorar el equilibrio entre la vida laboral y la personal ahora (que realmente funcionan)

Cómo trabajar duro, jugar duro

Si estás interesado en adoptar el estilo de vida work hard, play hard, puedes beneficiarte de aprender cómo otros profesionales de los negocios mantienen un equilibrio saludable entre la vida laboral y la personal. Aquí tienes algunos consejos que puedes utilizar para poner en práctica el enfoque «trabaja duro, juega duro»:

1. Evalúa cómo pasas tu tiempo libre

Calcula cuánto tiempo libre tienes cada semana y luego haz una lista de las diferentes actividades que sueles hacer fuera del trabajo. Para una evaluación más precisa, considere la posibilidad de hacer un seguimiento de cómo pasa su tiempo libre durante la semana siguiente llevando un registro de sus actividades diarias. Al final de la semana, reflexione sobre el tiempo que ha dedicado a los pasatiempos, actividades o intereses que le producen alegría. Esto puede ayudarte a identificar áreas de mejora y a tomar decisiones más inteligentes sobre cómo pasar tu tiempo libre en el futuro.

Por ejemplo, puede que te des cuenta de que pasas siete horas a la semana desplazándote por las plataformas de las redes sociales cuando, en cambio, podrías estar disfrutando de una de tus actividades favoritas, como practicar yoga o pasar tiempo con tus amigos. Al disminuir el tiempo que pasas en las redes sociales, puedes aumentar el tiempo que tienes para estar presente con tus amigos en la vida real.

Relacionado con esto: 7 consejos para el crecimiento personal

2. Haz una lista de las cosas que te interesan

Considere qué aficiones, temas y actividades le interesan. Quizá siempre haya querido aprender un nuevo idioma, jugar al tenis o aprender a tocar el piano. Anota estos intereses para tener una lista que puedas consultar en el futuro. Luego, cuando tengas un poco de tiempo libre, consulta tu lista para ver si hay algún pasatiempo o actividad interesante que puedas disfrutar. Esto puede ayudarte a utilizar tu tiempo libre de forma más intencionada para crear experiencias significativas fuera del trabajo. También puede ayudarte a aprender nuevas habilidades, disminuir el estrés y mejorar tu autoestima.

Relacionado: Una guía para la prueba de inventario de gran interés

3. Identifique sus objetivos de trabajo y recompénsese por alcanzarlos

Tómese el tiempo necesario para considerar sus objetivos relacionados con el trabajo y cómo puede medir su éxito. Identifica lo que te gustaría conseguir en la próxima semana, mes, trimestre y año. A continuación, utilice el método de objetivos SMART para perfeccionar sus objetivos asegurándose de que son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo. Por ejemplo, si trabaja en el sector de las ventas y quiere aumentar la cantidad de dinero que gana con las comisiones, su objetivo SMART podría ser firmar un nuevo cliente cada semana para aumentar la cantidad que gana en comisiones en 2.000 dólares al final de este mes.

Una vez que haya definido cuál es su objetivo SMART, piense en cómo puede celebrar si lo consigue. Puedes invitarte a una cena elegante, reservar un masaje, comprar entradas para un concierto o regalarte una hora extra para hacer algo que te guste. Si eliges una recompensa para ti mismo con antelación, puedes aumentar tu motivación para lograr tu objetivo. Celebrar tus victorias también puede ayudarte a recargarte, aumentar tu felicidad y mejorar tu autoestima.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

4. Establecer objetivos personales fuera del trabajo

Además de establecer objetivos relacionados con el trabajo, considere qué objetivos personales quiere alcanzar durante el próximo mes, trimestre o año. Tal vez quiera escribir una novela, participar en un triatlón o aprender a trabajar en el jardín. Utiliza el mismo método de objetivos SMART para afinar tus objetivos personales y anótalos. A continuación, divide tus objetivos en tareas más pequeñas y manejables. Por ejemplo, si quieres escribir una novela este año, puedes establecer un objetivo de recuento de palabras diario o semanal para ayudarte a seguir tu progreso.

Revisa tus objetivos personales con frecuencia y permítete celebrar los logros de tus hitos. Establecer objetivos personales fuera del trabajo puede ayudarle a centrarse en su desarrollo personal, mejorar su estado de ánimo general y ayudarle a mantener un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal.

Relacionado: 20 objetivos que debes fijarte para avanzar en tu desarrollo personal

5. Programa tu tiempo de trabajo y tu tiempo de ocio

Aunque mucha gente mantiene un horario para el trabajo, programar tu tiempo de ocio también puede ser beneficioso. Puedes utilizar un calendario, una agenda o un software de programación para bloquear las horas que piensas dedicar al trabajo. Incluye tus reuniones y proyectos, así como los desplazamientos y el tiempo que piensas dedicar a la preparación de tu trabajo. A continuación, considera los objetivos personales que tienes para la semana, los hábitos que te gustaría poner en práctica y las actividades que podrías disfrutar. Puedes crear una lista que te ayude a mantenerte organizado.

A continuación, identifica cuándo puedes bloquear tiempo en tu agenda para centrarte en estas actividades. Planificar tu tiempo de ocio fuera del trabajo puede ayudarte a visualizar tu horario, conseguir un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal y comprometerte con tus objetivos personales.

Te recomendamos

DAFO y otras herramientas de análisis empresarial (y cuándo utilizarlas)

Certificado de Posgrado vs. Máster: Ventajas y opciones

¿Qué es la gestión ágil de proyectos?

13 maneras de ser tu auténtico yo en el trabajo

¿Qué son las acumulaciones mensuales? Definición y ejemplos

¿Qué es un mapa del sitio XML y por qué lo necesita?