Trabajo en equipo y colaboración: Qué son y cómo mejorarlos

Combinados, el trabajo en equipo y la colaboración pueden fomentar una cultura y un entorno de trabajo saludables en los que los equipos de individuos pueden alcanzar objetivos gracias a sus potentes habilidades y a su trabajo eficaz. El trabajo en equipo colaborativo puede promover la innovación, aumentar la satisfacción en el trabajo, encontrar soluciones para resolver problemas y desarrollar excelentes habilidades blandas.

En este artículo, analizamos qué son el trabajo en equipo y la colaboración, en qué se diferencia el trabajo en equipo colaborativo, las formas de mejorar el trabajo en equipo y la colaboración y los beneficios de utilizar el trabajo en equipo y la colaboración.

¿Qué es la colaboración?

La colaboración es la acción de trabajar con una o más personas que tienen diferentes habilidades para producir algo, como terminar un proyecto, desarrollar una idea compartida o completar una tarea. En los negocios, la colaboración se refiere a colegas con diferentes áreas de experiencia que trabajan juntos en un objetivo común para lograr un propósito o producir resultados. La colaboración en el lugar de trabajo es un conjunto de habilidades aprendidas que pueden mejorar la productividad, resolver problemas, fomentar relaciones saludables y crear trabajo en equipo.

Ejemplos de habilidades de colaboración son:

  • Autoconciencia: Tiene claro quién es, qué quiere y qué necesita de los demás.
  • Orientado al logro de objetivos: Ten en cuenta la finalidad del proyecto y sus objetivos.
  • Gestión de recursos: Mantienen la información organizada y saben cómo compartirla.
  • Perdonar: Esté dispuesto a disculparse por los errores y a perdonar a quienes los cometen.
  • Herramientas de colaboración: Comunica de forma clara y oportuna utilizando herramientas de colaboración.
  • Abordar los problemas: Están dispuestos a encontrar y discutir los obstáculos con una mente abierta.
  • Oportunidades de aprendizaje: Cree experiencias de equipo para participar en el aprendizaje, fomentar el crecimiento y ser creativo.
  • Habilidades blandas: Construye tu mentalidad y tu carácter, ya que afecta a tu forma de gestionar los proyectos.
  • Fomente la innovación: Afronta los obstáculos y supera los retos con una actitud positiva.
  • Comparte el éxito: Amplía tu idea de éxito para incluir la consecución de grandes objetivos de grupo y las victorias del equipo.

Relacionado: 10 razones por las que las habilidades blandas son importantes para los empleadores

¿Qué es el trabajo en equipo?

El trabajo en equipo son las cualidades, habilidades y procesos de trabajar bien con una o más personas para lograr un objetivo común. El trabajo en equipo en el lugar de trabajo es la capacidad de un grupo para trabajar juntos de forma eficaz, comunicarse bien, definir las funciones y el liderazgo, compartir los recursos y escuchar activamente a los demás. El trabajo en equipo es un conjunto de habilidades aprendidas que pueden elevar la moral en el lugar de trabajo, crear una buena relación, aumentar la calidad y la cantidad de la producción y mejorar las tasas de retención.

Ejemplos de habilidades de trabajo en equipo son:

  • Habilidades interpersonales: Saber interactuar y hablar con los demás.
  • Gestión de conflictos: Ayuda a mediar entre los miembros y resuelve tus propias disputas de forma justa.
  • Comunicación: Esté abierto a la crítica constructiva y a compartir sus ideas con los demás.
  • 9. Escuchar Al escuchar activamente, tus compañeros de equipo se sienten valorados y reduces los fallos de comunicación.
  • entusiasmo: Tenga una perspectiva positiva y esté entusiasmado con el trabajo conjunto.
  • Gestión del tiempo: Ten una buena gestión del tiempo, ya que puede afectar a tu proyecto de equipo.
  • Respeto: Establezcan contacto visual y escuchen activamente.
  • Positividad: Sé positivo y ayuda a los demás a serlo también.
  • Fiabilidad: Completa tus tareas, sé consciente de los plazos y haz que los demás sepan que pueden contar contigo.

Relacionado: 10 maneras de tener una actitud más positiva en el trabajo

¿Qué es el trabajo en equipo colaborativo?

Cuando se combinan la colaboración y el trabajo en equipo, se obtiene un equipo cuyos miembros tienen distintos conjuntos de habilidades y tienen la capacidad de trabajar juntos de forma productiva. Hay tanto individualidad como un grupo cohesionado. Cada individuo sabe cómo utilizar su papel, sus habilidades y su experiencia, al tiempo que trabaja como uno solo con todo el grupo para lograr un objetivo. El trabajo en equipo colaborativo hace que el grupo combine su experiencia y resuelva los problemas de forma conjunta, al tiempo que asigna tareas y funciones individuales para que haya autonomía. Este tipo de trabajo en grupo es una coordinación intencionada de cómo y cuándo actúan los participantes para lograr la eficiencia.

Relacionado: 10 maneras de mejorar sus habilidades de gestión del tiempo

Beneficios del trabajo en equipo y la colaboración

Fomentar el trabajo en equipo y la colaboración en el lugar de trabajo tiene muchas ventajas. He aquí algunas razones por las que es una práctica excelente:

  • Aumenta la productividad y la eficiencia: La colaboración permite a los individuos centrarse en lo que mejor saben hacer para que todo el equipo se beneficie. Cada persona tiene sus propios puntos fuertes y especialidades que aporta al equipo, creando eficiencia y productividad.
  • Mejora las habilidades sociales y la comunicación: Los miembros de un equipo desarrollan sus habilidades sociales y de comunicación aprendiendo a relacionarse con sus compañeros, mejorando su capacidad de toma de decisiones, presentando resultados y estrategias, compartiendo sus conocimientos y desarrollando sus habilidades de comunicación.
  • Objetivos comunes: Un entorno de trabajo en equipo y colaboración reconoce que los empleados pueden alcanzar el éxito no sólo individualmente, sino a través del esfuerzo de colaboración. Estos resultados suelen ser mayores que los que los individuos pueden conseguir trabajando de forma independiente.
  • Estilo individual: El trabajo en equipo ofrece la oportunidad de que los empleados conozcan su estilo, como por ejemplo descubrir si se centran en lo positivo o en lo negativo o si son reactivos o proactivos.
  • Aumenta la diversidad: Trabajar con personas y personalidades diferentes, especialmente de distintos departamentos de una empresa, permite a los empleados aprender unos de otros y sobre otros aspectos de la empresa.
  • Permite el aprendizaje: El aprendizaje informal se produce de forma natural cuando los individuos participan en la colaboración y el trabajo en equipo, especialmente cuando existe un entorno seguro que fomenta el aprendizaje a partir de los errores, la competencia amistosa, las sesiones de información y las conversaciones abiertas.

Cómo mejorar el trabajo en equipo y la colaboración

Hay muchas estrategias eficaces para mejorar el trabajo en equipo y la colaboración dentro de una organización. He aquí algunas formas de lograr el trabajo en equipo colaborativo:

  1. Establezca un liderazgo intencional. Este tipo de liderazgo crea un entorno para facilitar la colaboración y considera e implementa intencionadamente factores para un buen trabajo en equipo.
  2. Hacer del cambio un paso positivo. Aprender a aceptar el cambio de forma positiva y dejar de lado el miedo a lo desconocido. Esto incluye aprender a aceptar los fracasos y las críticas con una actitud positiva.
  3. Aclarar los roles. Cada miembro del equipo necesita que se le aclare su papel en el grupo, sus responsabilidades individuales y grupales y las expectativas del grupo respecto a él.
  4. Crear una solución de problemas en grupo. Reúna a su equipo fomentando el diálogo abierto y las estrategias productivas de resolución de problemas.
  5. Aproveche las herramientas de gestión de proyectos. Hay una gran variedad de herramientas de gestión de proyectos en línea que pueden ayudar a seguir a los equipos, organizar los proyectos, conceptualizar las ideas y mejorar la comunicación. Intenta encontrar el programa que mejor funcione para tu equipo.
  6. Dejar que el liderazgo cambie. Permita que los roles de liderazgo cambien de forma natural a medida que el proyecto madura y se desarrollan diferentes necesidades.
  7. Celebrar la individualidad. Los líderes deben reconocer los esfuerzos individuales y comprender que cada uno trabaja con métodos, estilos y calendarios diferentes.
  8. Sé un modelo de comportamiento. En lugar de limitarse a hablar de las expectativas, modele para su equipo la integridad y la responsabilidad que desea ver.
  9. Mantener la curiosidad. Ayudar al equipo a considerar y explorar puntos de vista externos, buscar temas generales o hacer preguntas sobre los datos.
  10. Ser humilde. Demuestra tu humanidad siendo capaz de reconocer cuando no estás seguro de algo. Pedir ayuda es una parte natural de la colaboración y el trabajo en equipo.
  11. Crear infraestructura. Prevenir las dificultades a la hora de organizar un proyecto revisando los posibles cuellos de botella y creando canales de comunicación abiertos.
  12. Invite a un debate sano. Convertir el discurso en un debate saludable con una conducta profesional y una comunicación respetuosa.