Todo lo que debe saber sobre la elección de un trabajo y una carrera profesional

Puedes conocer las diferencias entre empleos y carreras profesionales leyendo este artículo. Si entiendes lo que buscas y estableces objetivos profesionales más eficaces, podrás distinguir entre ambos.

En este artículo, exploramos las diferencias entre un trabajo y una carrera profesional, explicamos lo que debes tener en cuenta a la hora de decidirte por una carrera y enumeramos algunas formas de transformar tu trabajo en una carrera profesional.

¿Qué es un puesto de trabajo?

Un empresario contrata a trabajadores para que realicen una serie de trabajos y responsabilidades. Los empleados pueden ser pagados por hora, con una tarifa fija o con un salario, dependiendo del trabajo y de la industria. Los trabajos pueden ser de corta duración, de larga duración, a tiempo parcial o a tiempo completo. Los trabajos típicos son los que requieren que los empleados adquieran las habilidades necesarias. Los empleados son compensados por sus empleadores por hacer su trabajo y cumplir con sus responsabilidades. Los empleados suelen recibir formación en el trabajo, aunque en algunos casos hay que tener habilidades o formación específicas.

¿Qué es una carrera?

Una carrera se refiere a tu trayectoria profesional global, impulsada en gran medida por tus habilidades, objetivos y pasiones, que puede durar toda tu vida. Para alcanzar tus objetivos profesionales, es posible que necesites adquirir un determinado nivel de formación o educación. Por lo general, cuando uno se dedica a una carrera profesional, suele ser compensado eventualmente a través de un salario con beneficios, incluyendo bonificaciones, pensiones, planes de jubilación y opciones sobre acciones.

A lo largo de tu carrera, podrías tener varios puestos de trabajo en diversas empresas dentro de un sector específico. A medida que desarrollas tu carrera, tus funciones y responsabilidades crecen.

Relacionado: Guía: Cómo elegir una carrera

Trabajo vs. carrera: ¿cuáles son las diferencias?

Aunque están estrechamente relacionados, hay muchas diferencias entre los trabajos y las carreras. Algunas de las principales diferencias son

Objetivos

Mientras que un trabajo puede ser simplemente una forma de obtener ingresos, una carrera profesional comprende toda tu formación, experiencias y trabajos que pretenden desarrollar tu responsabilidad o salario para que puedas alcanzar un objetivo futuro. En otras palabras, si eliges trabajos que están relacionados y pueden beneficiar a tus objetivos profesionales a largo plazo, entonces estás construyendo tu carrera. Si, por el contrario, buscas trabajos sin un plan más amplio o un objetivo final, entonces todavía no has empezado tu carrera.

Impacto

Dado que los puestos de trabajo no suelen estar relacionados entre sí, el tipo de empleo que tengas tendrá muy poca repercusión en tus futuras solicitudes. Una carrera profesional, en cambio, se compone de una serie de trabajos conectados que influyen mucho en las futuras solicitudes y en los tipos de puestos a los que puedes optar.

Prioridades

Mientras que un trabajo simplemente te permite ganar el dinero que necesitas para cubrir tus deseos y necesidades, una carrera sienta las bases de toda tu vida profesional.

Red de contactos

Con un trabajo, la creación de redes es menos importante porque la industria o el campo pueden cambiar con cada oportunidad. Una carrera se basa en la creación de redes porque estás rodeado de profesionales con objetivos, habilidades y carreras similares.

Desarrollo

Cuando se construye una carrera, es posible que se comience en puestos de nivel inicial en los que se gana poco dinero, pero a medida que se adquiere más experiencia y se desarrollan las habilidades con el tiempo, se gana más dinero y se obtienen más responsabilidades.

Relacionado: ¿Cuál es la diferencia entre un trabajo y una carrera profesional?

Qué hay que tener en cuenta al elegir una carrera

A la hora de decidir qué carrera es la adecuada para ti, debes pensar en cosas como:

Su personalidad, habilidades y valores

Antes de elegir una carrera que te apasione, tienes que evaluar detalles clave sobre ti mismo. Evalúa las cosas que más valoras, como ayudar a los demás o tener estabilidad financiera, las habilidades blandas y técnicas que posees y tu personalidad en general. Para determinar tu personalidad, puede ser útil realizar una evaluación como el test de Myers-Briggs. Con toda esta información, puedes hacerte una mejor idea de cuáles son tus intereses, tus puntos fuertes y tus prioridades, todo lo cual puede ayudarte a determinar los tipos de carreras que te convienen.

Sus necesidades, deseos y objetivos personales

Debería dedicar algún tiempo a pensar en el salario y las prestaciones que necesita, así como en el estilo de vida que desea. Por ejemplo, podría considerar su capacidad o disposición a viajar por trabajo o si necesita un horario flexible. El ambiente de trabajo también suele ser un factor determinante, así que piense en cosas como si usted:

  • Necesidad de trabajar a distancia.
  • No pueden trabajar en determinados entornos.
  • No está interesado o no está dispuesto a realizar ciertas tareas.

Aparte de sus necesidades y deseos a corto plazo, debe examinar qué tipo de vida se imagina dentro de cinco, diez o veinte años para poder seleccionar una carrera que se ajuste a sus objetivos personales a largo plazo.

Requisitos del trabajo

Antes de elegir una carrera, hay que conocer la formación, la educación, las certificaciones u otras credenciales necesarias. Basándose en las cualificaciones requeridas, puede decidir si está dispuesto o es capaz de seguir determinadas carreras, lo que le permitirá reducir su lista de opciones adecuadas.

Potencial de crecimiento

Para la mayoría, el potencial de crecimiento en una carrera es importante porque te da algo por lo que trabajar. Si te gustaría seguir desarrollando tus habilidades y asumiendo más responsabilidades, piensa más allá del trabajo y mira más allá en el futuro para saber si tienes la oportunidad de avanzar en tu carrera.

2. Perspectivas de trabajo

Cuando te decidas por una carrera, es buena idea analizar su situación en el mercado laboral. Puedes evaluar el crecimiento general del trabajo y las tendencias de contratación previstas buscando noticias u otras fuentes que ofrezcan una visión fiable del sector o del puesto de trabajo. Suele ser una buena idea centrar su atención en las carreras que tienen una tasa de crecimiento constante.

Relacionado: Cómo elegir una carrera profesional en 9 pasos

Cómo convertir tu trabajo en una carrera

Puedes transformar tu trabajo en una carrera siguiendo estos sencillos pasos:

1. 2. Aumentar tus habilidades y conocimientos

Una vez que haya identificado la trayectoria profesional que le gustaría seguir, debe determinar la experiencia y los conocimientos que necesita para alcanzar sus objetivos profesionales. A continuación, puede desarrollar sus cualificaciones a través de la educación formal, los cursos en línea o las oportunidades de formación.

2. Encontrar un mentor

Conseguir un mentor que ocupe un puesto de alto nivel en el campo deseado puede ser una maravillosa fuente de sabiduría, apoyo y orientación. Busque un profesional respetado y pregúntele amablemente si estaría dispuesto a asesorarle profesionalmente.

3. Desarrolle su red

Asistir a eventos sociales, seminarios, conferencias y talleres puede proporcionarle una valiosa formación, pero también puede ser una gran manera de hacer conexiones profesionales. A medida que creas tu red, puedes disfrutar de un sistema de apoyo profesional que podría proporcionarte recomendaciones laborales, consejos y valiosos recursos de aprendizaje.