PREGUNTAS FRECUENTES: Los tres niveles de gestión

La estructura de gestión de una organización se puede entender conociendo las respuestas a las preguntas más cruciales. Incluso si su trabajo es en una empresa, conocer las tareas precisas de su equipo directivo puede ser beneficioso. Hay que investigar para saber más sobre los tres niveles de gestión.

En este artículo, analizamos algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con los tres niveles de gestión.

¿Cuáles son los tres niveles de gestión?

La dirección superior, la dirección intermedia y la dirección inferior son los tres niveles de dirección en la mayoría de las organizaciones. También se denominan dirección administrativa, dirección ejecutiva y dirección de supervisión, respectivamente. Las tareas realizadas por cada nivel de gestión dependen del tamaño y el alcance de la organización, y la coordinación adecuada entre ellos suele ser crucial para el éxito de la organización.

Relacionado: El camino hacia los empleos de nivel C: El camino hacia la dirección ejecutiva

¿Qué hacen los gestores administrativos?

Los gestores administrativos suelen ser el consejo de administración y el director general de la empresa. Son las figuras de mayor autoridad dentro de la organización y supervisan todos los planes, procesos y operaciones. Su principal objetivo es garantizar la planificación y ejecución de todas las tareas importantes. Algunas de sus responsabilidades exactas son

  • Creación de los principales planes y políticas de la organización
  • Establecer y hacer cumplir los principales objetivos empresariales de la organización en el futuro inmediato
  • Creación de directrices que la dirección inferior utiliza para crear objetivos, presupuestos, procedimientos y políticas específicas
  • Contratación de mandos intermedios y directores de departamento
  • Mantener la comunicación externa y asumir la responsabilidad de los resultados de la empresa
  • Establecer la dirección general de la empresa

¿Qué hacen los directivos?

Los mandos intermedios suelen ser los que dirigen departamentos y sucursales. Dependen directamente de la alta dirección y son responsables del bienestar de sus departamentos. Dependiendo del tamaño de la organización, puede haber uno o más niveles de mandos intermedios. Algunas de sus responsabilidades exactas son:

  • Ejecutar cualquier plan creado por la alta dirección de la empresa para su departamento, de acuerdo con las políticas y directrices existentes
  • Entrevistas, contratación y formación de directivos de bajo nivel
  • Creación de planes específicos para los departamentos de los que son responsables
  • Explicar y hacer cumplir cualquier política establecida por la alta dirección de la organización a los directivos de bajo nivel
  • Cómo ayudar a los directivos de bajo nivel a mejorar su rendimiento y evaluarlos constantemente

Relacionado: Los 5 niveles de liderazgo: Definición y consejos

4. ¿Qué hacen los responsables de la supervisión?

Los gerentes de supervisión tienen la tarea de supervisar la ejecución real de los planes y políticas creados por los dos niveles superiores de gestión. Supervisan las operaciones diarias y se aseguran de que se cumplan todos los objetivos a corto, medio y largo plazo. Algunas de sus responsabilidades exactas son:

  • Contratar a los trabajadores y asignarles las tareas adecuadas en función de su capacidad y experiencia
  • Asegurarse de que todo se ejecuta de forma que se garantice un determinado nivel de calidad y una cantidad específica
  • Mantener la comunicación entre los trabajadores y los niveles superiores de la dirección actuando como representante de los trabajadores en cualquier asunto que puedan tener
  • Hacer cumplir los objetivos marcados por la alta dirección y explicar su necesidad a los trabajadores.
  • Asegurarse de que los trabajadores mantienen buenas relaciones entre sí y con los niveles superiores de la empresa
  • Supervisar constantemente y ofrecer orientación a los trabajadores
  • Contratación y formación de nuevos trabajadores
  • Preparar informes periódicos en los que se evalúe el rendimiento de los trabajadores en función de normas objetivas establecidas por los niveles superiores de la dirección.
  • Asegurarse de que todos los trabajadores tienen las herramientas, los materiales y otros recursos necesarios para completar sus tareas
  • Mantener altos niveles de disciplina y comunicación positiva dentro de los grupos de trabajadores que supervisan

Relacionado: Cómo dirigir a su jefe

¿Cuál es la diferencia entre un jefe de equipo y un director de supervisión?

La principal diferencia entre los jefes de equipo y los directores de supervisión es su nivel de autoridad. Aunque algunas empresas no hacen distinción entre ambos, suelen tener tareas diferentes dentro de un equipo. Algunas de las diferencias más frecuentes entre los roles son:

  • 5. Comunicación estratégica: Aunque los jefes de equipo suelen ser los encargados de comunicar diversas decisiones a los empleados, no suelen participar en el proceso real de toma de decisiones. Los supervisores, sin embargo, a veces participan en la creación de tareas estratégicas para su departamento.
  • Crear y hacer cumplir la política de la empresa: Aunque tanto los jefes de equipo como los supervisores conocen las políticas de la empresa, los empleados tienden a acudir a los jefes de equipo para pedir aclaraciones. Sin embargo, los supervisores pueden participar en la elaboración de las políticas.
  • Formación de los empleados: Los jefes de equipo suelen ser los encargados de formar a los nuevos empleados, ya que conocen de primera mano todas las habilidades y cualidades necesarias para rendir de acuerdo con las normas establecidas por la alta dirección. Sin embargo, normalmente sólo los supervisores tienen autoridad para contratar y despedir empleados.

¿Cuáles son los beneficios de tener una jerarquía de gestión?

La principal ventaja de tener una jerarquía de gestión es que cada persona relacionada con la empresa, desde el director general hasta un empleado de bajo nivel recién contratado, sabe exactamente cuál es su función, a quién rinde cuentas y quién evalúa su rendimiento. Si todo el mundo conoce sus funciones y responsabilidades, es más probable que la organización funcione con eficacia. Otra gran ventaja es el hecho de que esta estructura ofrece un incentivo a todos los empleados para mantener un buen nivel de rendimiento, ya que pueden conseguir uno o más ascensos y subir de categoría dentro de la organización.

Relacionado: Gerente vs. Gerente Senior: ¿Cuál es la diferencia?

¿Cuáles son las desventajas de tener una jerarquía de gestión?

Una de las principales desventajas potenciales de tener una jerarquía de gestión es que es probable que la comunicación entre la alta dirección y los trabajadores se haga a través de demasiados intermediarios. Esto significa que cualquier decisión importante tomada por la alta dirección puede tardar mucho tiempo en llegar a los trabajadores, pero también que cualquier problema o sugerencia de los trabajadores a menudo no llega a la alta dirección. La estructura jerárquica también puede impedir que algunos empleados tomen cualquier decisión sin la aprobación directa de un directivo o supervisor, y el retraso entre la decisión y la aprobación puede provocar ineficacia.

¿Todas las organizaciones utilizan una jerarquía de gestión?

Existen otros tipos de estructuras directivas. Algunas de ellas son:

  • Estructura organizativa funcional: Tiene características similares a la estructura organizativa jerárquica, pero cada departamento se gestiona de forma independiente

  • Estructura organizativa por divisiones: Todas las divisiones de la organización tienen pleno control sobre sus decisiones y funcionan como empresas independientes

  • Estructura organizativa horizontal: Todos los cargos, desde la alta dirección hasta los empleados de plantilla, están en la misma posición jerárquica

  • Estructura organizativa matricial: Presenta un organigrama en forma de cuadrícula, con equipos formados con personas de varios departamentos que se reúnen para proyectos especiales temporales