El triángulo retórico: Ethos, Pathos y Logos

El uso de triángulos retóricos ha ayudado a perfeccionar el arte de la persuasión durante más de 2.000 años. Su estructura en tres partes es una herramienta de comunicación sencilla y eficaz que es fácil de aprender. Si está preparando un discurso, un ensayo, una propuesta escrita o una presentación, puede beneficiarse de consultar este método ancestral. En este artículo, explicamos todos los componentes de un triángulo retórico, detallamos los pasos para utilizarlo y ofrecemos tres ejemplos de referencia.

¿Qué es el triángulo retórico?

Un triángulo retórico es un dispositivo para elaborar un lenguaje oral o escrito que sea creíble y que afecte. La retórica es el lenguaje persuasivo, y hay muchas teorías, dispositivos y herramientas dentro de la retórica que la gente utiliza para hacer que sus palabras sean más impactantes. Desarrollado por el filósofo griego Aristóteles, el triángulo retórico es un método para organizar un argumento persuasivo utilizando tres elementos de la retórica.

Relacionado: 10 estrategias retóricas de uso común (con ejemplos)

Partes del triángulo retórico

Los escritores y oradores pueden utilizar un triángulo equilátero para trazar y organizar visualmente el flujo de ideas dentro de su argumento persuasivo. Un triángulo retórico se compone tanto de las tres puntas del triángulo como de los tres lados del mismo. He aquí los seis componentes más importantes de este concepto:

Puntos del triángulo

Los tres puntos del triángulo representan las apelaciones retóricas que Aristóteles consideraba más cruciales para la persuasión y el debate. Esas tres apelaciones y lo que representan son:

Ethos

Apelar al ethos es mostrar la credibilidad del orador o escritor. De este modo, el autor se convierte en una autoridad en el tema del que habla. Explica por qué el público o el lector debe confiar en la información y las opiniones que da esa persona.

Pathos

El uso del pathos consiste en apelar a las emociones del público. Este ángulo es posiblemente la apelación retórica más eficaz e inmediata dentro del triángulo. Su uso establece un terreno común y una conexión entre el público y el orador.

Logos

Apelar al logos es presentar la lógica y el razonamiento que hay detrás de una afirmación. Esta parte incluye hechos y pruebas que apoyan el punto que el autor transmite. Sustenta el impacto de los efectos de apelar al ethos y al pathos.

Los lados del triángulo

Un triángulo representa el arte de la persuasión porque cada una de las tres apelaciones debe conectarse. En el modelo, los lados del triángulo representan los dispositivos específicos que hacen esas conexiones. Estos son los tres aspectos de la retórica que se muestran en los lados del triángulo:

1. Objetivo

El propósito es la razón del autor para el argumento o la declaración. Se utiliza para conectar el ethos y el pathos. El propósito del autor o del orador suele reflejar circunstancias personales o sociales. Los tres propósitos persuasivos más comunes son afirmar, efectuar un cambio o negociar.

Tono

El tono es la actitud general y el enfoque que tiene el autor al transmitir su argumento. Conecta el ethos con el logos. La elección de palabras es el principal vehículo para establecer el tono. Algunos ejemplos comunes de tono en la escritura persuasiva son elogioso, nostálgico o irónico.

Estilo

El estilo es el método que el autor o el orador utiliza para transmitir su mensaje a la audiencia. Conecta el logos y el pathos. El estilo suele describir el orden de las ideas y el uso de recursos retóricos adicionales. La elección del autor en cuanto al método de presentación, ya sea un ensayo escrito, un discurso o una historia de ficción, también forma parte del estilo.

¿Quién puede beneficiarse del uso de este método?

Cualquiera que intente persuadir a otros mediante el lenguaje oral o escrito puede beneficiarse del uso del triángulo retórico. Los estudiantes que escriben ensayos o se preparan para debates suelen recurrir a este dispositivo. Además, muchos profesionales también pueden beneficiarse del uso de esta técnica, como los abogados, los redactores de propuestas, los periodistas, los grupos de presión, los profesionales del marketing, los recaudadores de fondos y los consultores.

Relacionado: ¿Qué es la retórica? Una guía para la comunicación persuasiva en el trabajo

Cómo utilizar el triángulo retórico

He aquí 11 pasos para utilizar el triángulo retórico para escribir un ensayo o discurso persuasivo:

1. Investigue su tema

Busque recursos creíbles para estudiar e interpretar. Esto le ayudará más tarde cuando esté reuniendo hechos y pruebas.

2. Desarrollar una opinión

Su opinión es la afirmación que pretende hacer sobre un tema. Esto sirve en parte como propósito para su ensayo o discurso. Para tener éxito a la hora de persuadir a su público, primero debe decidir el mensaje que quiere transmitir.

3. Decida su método

El método es el vehículo que utiliza una persona para transmitir su mensaje y su opinión. Puede elegir presentar su argumento persuasivo en un ensayo, un discurso, una presentación o una historia de ficción.

4. Identifique a su público

El público es la persona o grupo de personas a las que se quiere presentar el mensaje. Conocer el público al que va dirigido ayuda a los autores a decidir cuál es la mejor manera de utilizar las apelaciones del ethos, el logos y el pathos.

5. Encuentre el atractivo emocional

La apelación emocional es el pathos de su argumento. Estudie lo que sabe de su público objetivo. Intente identificar por qué esta persona o grupo de personas debería preocuparse por el tema que usted' está tratando.

6. Evalúe la ética de su argumento

La ética de una persona es la moral que la rige. Revise el trabajo que ha preparado para asegurarse de que sus puntos son precisos y éticos, además de persuasivos.

7. Decida con qué recurso retórico va a empezar

Los recursos retóricos dentro del triángulo retórico son el ethos, el pathos y el logos. El modelo puede presentarse en cualquier orden que el escritor o el orador elija. Determine si cree que es más convincente empezar por su credibilidad personal, los hechos lógicos o el impacto emocional en la audiencia.

8. Conecte con su público

Con un triángulo retórico, un escritor utiliza el tono y el estilo para conectar y atraer a su público. Determine con qué tono quiere abordar este tema. Por ejemplo, puedes optar por ser cómico y desenfadado, edificante y optimista, irónico o serio y sombrío.

9. Escriba su primer borrador

El primer borrador es la versión inicial de tu ensayo o discurso. Escribir las ideas en un borrador ayuda a clarificar el mensaje y a localizar las áreas que necesitan ser mejoradas.

10. Identificar los contraargumentos

Un contraargumento es una idea o un razonamiento que se opone al tuyo. Intenta revisar tu ensayo o discurso como si fueras otra persona e imagina cómo podrían recibirlo. Hacer esto te ayuda a añadir más detalles o hechos para apoyar más tu afirmación y hacer frente al contraargumento.

11. Revisar y finalizar

La revisión es una etapa de la edición en la que el escritor realiza ajustes y mejoras. Revise su borrador para asegurarse de que establece con éxito su autoridad en un tema y apela a la lógica y la emoción de su audiencia. Después de revisar y mejorar su trabajo, edite su borrador final.

Relacionado: 15 ejemplos de falacias lógicas comunes

Tres ejemplos de triángulos retóricos

Siempre que apele al ethos, al logos y al pathos, su argumento persuasivo puede escribirse en el orden que considere mejor. Aquí tienes tres ejemplos de argumentos persuasivos escritos en distintos formatos:

Ejemplo 1: Utilización de un triángulo retórico encabezado por el ethos

Este es un ejemplo de un argumento persuasivo que se basa en la credibilidad del orador:

"Como cardiólogo y cirujano cardíaco de alto nivel, recomiendo que todos los adultos duerman lo suficiente por la noche y realicen una rutina de ejercicio ligero como base para la salud del corazón. Por término medio, los adultos necesitan entre seis y ocho horas de sueño por noche y 150 minutos de ejercicio ligero o moderado a la semana. Esto supone unos 35 minutos cada dos días. Llame a un amigo o a un ser querido para dar un paseo enérgico por un parque. Convertirlo en un hábito puede ayudar a ambos a mejorar su salud cardíaca en general;

Ejemplo 2: Utilización de un triángulo retórico encabezado por el pathos

Este es un ejemplo de argumento persuasivo que comienza apelando a las emociones del lector:

"Imagínese las sonrisas en las caras de sus hijos si los sorprendiera trayendo a casa un perro. Estarían emocionados mientras se ríen y le frotan el pelo detrás de las orejas— y mientras intentan decidir qué nombre ponerle, es dudoso que alguien pregunte por su pedigrí o su documentación. Trajimos a nuestro perro Max a casa desde un refugio hace seis años, así que sé de primera mano lo importante que es la adopción de animales. Hay aproximadamente 6,5 millones de perros y gatos que necesitan ser adoptados en todo el país. Considere la posibilidad de abrir su casa a uno de ellos hoy mismo;

Ejemplo 3: Utilización de un triángulo retórico encabezado por el logos

Este es un ejemplo de argumento persuasivo que se abre con información que apela al sentido de la lógica y el razonamiento de la audiencia:

"¿Sabía usted que la mayoría de las principales compañías de seguros de salud ofrecen descuentos o reembolsos por la suscripción a un gimnasio? Se llaman reembolsos por bienestar. Llevo dos años yendo al gimnasio tres veces por semana y no he pagado ni un céntimo. Apuntarme al gimnasio me ayudó a ponerme en forma y a sentirme bien, e incluso me ayudó a encontrar algunos compañeros de entrenamiento preocupados por la salud. Llama a tu proveedor de seguros y averigua qué tipo de reembolsos por bienestar tienes y deja que otro pague por ponerte en forma"

Te recomendamos

Ingresos de explotación, ingresos netos e ingresos netos de explotación: Definiciones

5 Modelos de cambio en el liderazgo

6 buenos hábitos en el trabajo que te ayudarán a tener éxito en tu carrera

¿Qué es el Growth Hacking? Definición, consejos y ejemplos

Cómo memorizar un discurso (con consejos)

¿Qué es un sistema de información contable? Su guía de AIS