¿Qué es la tutoría inversa? Ventajas y desventajas

La tutoría en una empresa implica tradicionalmente que los profesionales senior enseñen a sus homólogos junior, pero a veces puede ser útil invertir esa dinámica. La tutoría inversa, que consiste en que los empleados más jóvenes enseñen nuevas habilidades a los más veteranos, es una forma en que las empresas pueden maximizar el valor de los miembros más jóvenes del equipo. Los participantes en la tutoría inversa suelen hablar de tecnología e innovación para ayudar a todos los profesionales a utilizar prácticas modernas. En este artículo, repasamos una definición de la tutoría inversa y cómo establecer un programa de tutoría inversa, así como las posibles ventajas y desventajas.

¿Qué es la tutoría inversa?

La tutoría inversa es una asociación entre un empleado de nivel superior y otro de nivel inferior en la que el empleado de nivel inferior ayuda a cubrir posibles lagunas en los conocimientos de la persona más experimentada. Los programas de tutoría inversa suelen centrarse en nuevas tecnologías y prácticas empresariales. Aunque se denominan tutorías inversas, este tipo de programas pueden ser beneficiosos para ambas partes. Por ejemplo, un empleado junior puede enseñar a un socio senior sobre videollamadas y redes sociales, mientras que el socio senior le enseña las mejores prácticas empresariales que puede utilizar a lo largo de su carrera.

Cómo crear un programa de tutoría inversa

Si los líderes empresariales deciden que un programa de tutoría inversa podría beneficiar a sus empleados y, en última instancia, a los resultados de su organización, pueden optar por considerar los siguientes pasos:

1. Medir el interés

Antes de comprometerse con un programa de tutoría inversa, es posible que desee sondear a los empleados para determinar cuántos podrían estar interesados en participar. Una respuesta entusiasta puede ser un claro indicador de que es una buena idea seguir adelante con el programa. Una respuesta menos entusiasta no excluye necesariamente la opción de iniciar un programa de tutoría inversa, pero podría significar que los empleados podrían beneficiarse de una mayor explicación de los beneficios de la tutoría inversa. Puede utilizar una herramienta de encuesta digital o conversaciones menos formales en persona para determinar el interés en un programa de tutoría inversa.

Relacionado: 8 Consejos de tutoría de empleados para desarrollar su equipo

2. Identificar y emparejar a los participantes

Una vez que haya decidido poner en marcha un programa de tutoría inversa, el siguiente paso suele ser seleccionar a los participantes y emparejarlos según criterios significativos y productivos. Podría considerar la posibilidad de identificar los puntos fuertes y débiles de los participantes junior y senior y utilizar esa información para crear asociaciones. De este modo, es posible fomentar relaciones de tutoría mutuamente beneficiosas en las que ambos socios tienen conocimientos que dar y conocimientos que aprender. También puede considerar la posibilidad de invitar a las parejas de mentores inversos que hayan tenido éxito a que compartan sus experiencias con los colegas que aún no participan. Su experiencia positiva puede animar a otros a participar.

3. Establecer objetivos y reglas significativas

Los programas tradicionales de tutoría suelen utilizar objetivos claramente articulados para guiar la asociación. Del mismo modo, una tutoría inversa puede ser más productiva cuando ambas partes están unificadas en sus expectativas del acuerdo. Es beneficioso para ambos socios saber exactamente lo que cada uno pretende obtener de la relación de tutoría y cómo puede contribuir cada uno a sus objetivos mutuos. Los participantes en la mentoría inversa pueden optar por revisar estos objetivos y reglas a medida que cambian sus necesidades individuales y organizativas.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

4. Fomentar la profesionalidad y el tacto

Los socios de una relación de tutoría inversa pueden beneficiarse al máximo si están dispuestos a mantener una actitud abierta y respetuosa con los antecedentes e ideas del otro. Por ejemplo, si uno de los socios tiene dificultades para entender un nuevo concepto, resulta útil ser amable y paciente. Animar a los empleados a mostrar profesionalidad y tacto puede ayudar a mitigar los sentimientos potencialmente desafiantes que puedan surgir. Puede poner en práctica reglas formales o pedir a sus compañeros de tutoría que establezcan sus propias normas.

Relacionado con lo anterior: Por qué la profesionalidad es importante en todos los aspectos del trabajo

5. Medir y reflejar

Los participantes en una asociación de tutoría inversa pueden desear reflexionar sobre su progreso a intervalos periódicos de su elección. Dependiendo del tipo de objetivos establecidos al principio del acuerdo de mentoría inversa, esto podría implicar la medición de los éxitos en relación con esos objetivos. Esta etapa de un programa de tutoría inversa podría incluir la celebración de los éxitos, y también podría implicar la determinación productiva de formas de alcanzar los resultados no logrados.

Los empresarios y los participantes en los programas de mentoring inverso pueden avanzar por estos pasos fuera de orden, volver a los pasos anteriores o saltar a los pasos futuros. Mientras el programa sirva a los objetivos de la empresa y todas las partes se beneficien del acuerdo, está bien adaptar el proceso a las necesidades de la organización.

Relacionado: 6 formas de superar las barreras de la escucha

Ventajas de la tutoría inversa

Las relaciones de tutoría inversa pueden ser mutuamente beneficiosas y colmar las lagunas de conocimientos de ambos socios. También puede ayudar a desarrollar las habilidades de liderazgo tanto en el nivel junior como en el senior. Además, la tutoría inversa puede ayudar a facilitar las relaciones respetuosas entre las diferentes generaciones en el lugar de trabajo.

La tutoría inversa también puede ayudar a reforzar la retención de los empleados junior, que pueden estar más inclinados a permanecer en una empresa donde se sienten valorados y enriquecidos. Algunas empresas también han descubierto que los programas de mentoría inversa fomentan la diversidad y la inclusión al ofrecer un espacio para nuevas relaciones e interacciones.

Por último, la tutoría inversa puede ayudar a facilitar el cambio de cultura si ese es uno de los objetivos de la organización. Algunas empresas han descubierto que uno de los cambios culturales que un programa de tutoría inversa puede fomentar es un mayor énfasis en la tecnología en las operaciones comerciales y el marketing.

Desventajas de la tutoría inversa

Aunque la tutoría inversa puede ser una experiencia positiva para muchas empresas, puede valer la pena considerar también los desafíos potenciales. Las empresas con dinámicas generacionales desafiantes pueden encontrar fricciones iniciales al implementar un programa de mentoría inversa, o podrían generar menos interés en el programa de lo que el liderazgo preferiría.

Los participantes también pueden preocuparse por infringir la privacidad de los demás. Por ejemplo, si un socio ayuda a otro a aprender a utilizar las redes sociales, es posible que tenga acceso a fotos familiares y a otra información personal que de otro modo no conocería.

También puede ser un reto encontrar momentos para que los socios de la tutoría inversa se reúnan. Si este es el caso, el liderazgo puede querer utilizar las herramientas de comunicación digital como un objetivo y una herramienta en el programa de tutoría inversa.

Te recomendamos

El crecimiento de su carrera: Aprender de los comentarios negativos

Cómo Escribir un Informe de Desempeño

PREGUNTAS FRECUENTES: Los tres niveles de gestión

Habilidades administrativas: Definición y ejemplos para su carrera

Cómo rendir cuentas: Definición y estrategias

MQL vs. SQL: ¿Cuál es la diferencia?