Guía sobre el valor razonable: Definición y ejemplo

El valor razonable es una evaluación imparcial del valor de un activo, bien o servicio. Las estimaciones del valor razonable permiten identificar el valor aproximado de los activos a efectos de contabilidad, mantenimiento de registros y negociaciones de venta. El valor razonable es una herramienta útil para comprender la situación financiera de una empresa.

En este artículo, analizaremos qué es el valor razonable, en qué se diferencia de otras métricas similares y cómo se utiliza.

¿Qué es el valor razonable?

El valor razonable es un precio estimado para un activo, bien o servicio diseñado para representar con exactitud su valor aproximado. El objetivo de una evaluación del valor razonable es determinar un precio para un producto que tanto el comprador como el vendedor puedan acordar. Para fijar el precio del valor razonable pueden utilizarse varios factores, como el último precio de venta conocido del activo, los cambios en los valores de mercado desde la última venta y las estimaciones del valor futuro que aportará el activo.

Relacionado: Razonamiento deductivo: Definición y Ejemplos

¿Por qué es importante el valor justo?

El valor razonable es una métrica importante para fijar los precios de los activos porque permite una evaluación más precisa del valor, incluso cuando no hay ventas recientes de referencia. Existen muchos métodos diferentes para determinar el valor razonable de un activo, que permiten realizar estimaciones en diversas situaciones.

Basarse exclusivamente en el valor histórico de los activos no permite tener en cuenta otros factores externos, como los cambios en el mercado. Con el paso del tiempo, el valor de los activos puede apreciarse o depreciarse. Con el valor justo, se pueden estimar los cambios de valor desde la última estimación o establecer un precio justo si no existe un precio anterior. Cuanto más precisa sea la valoración financiera del activo, más informada estará cualquier decisión relacionada con el mismo.

Relacionado: Aprende a ser analista financiero

Métodos para obtener el valor razonable

No existe una fórmula específica para calcular el valor económico que pueda utilizarse en cualquier situación. Dado que hay diferentes tipos de activos que necesitan valoración, hay muchos métodos preferidos para cada una de esas clases de activos. Dos profesionales de la contabilidad o de la inversión distintos pueden concebir dos valoraciones diferentes del valor razonable para el mismo activo en función del método que utilicen. Los estilos más comunes de cálculo del valor razonable son

  • Cálculo de información comparable
  • Cálculo del flujo de caja
  • Cálculo de la evaluación del cambio

Cálculo de información comparable

Uno de los métodos más sencillos pero más eficaces para evaluar el valor justo es utilizar comparaciones justas. Por ejemplo, si una empresa está vendiendo una pieza de equipo, compararía los precios en el mercado comprobando las tiendas o buscando en Internet. Tomando los precios medios encontrados en diferentes fuentes para el equipo en función de su antigüedad y estado, la empresa puede encontrar un valor justo.

Cálculo del flujo de caja

En una evaluación del flujo de caja de una oportunidad de inversión, se calcula el flujo de caja esperado de una inversión para cada año de la misma. El flujo de caja se mide frente a cualquier gasto potencial de la inversión, como los intereses pagados por cualquier línea de crédito para garantizar la compra. Tomando el valor resultante y restando el coste inicial de la inversión, se determina el valor razonable de la misma.

Cálculo de la evaluación del cambio

Para un activo que ha experimentado una variable que cambia su valor, como una empresa que lanza un nuevo producto con éxito o un artículo antiguo que se ha hecho popular por una aparición en la cultura popular, se requiere un nuevo enfoque. Evaluando el resultado esperado del cambio de situación y cómo afectará al valor, se calcula el valor razonable utilizando el valor establecido y el cambio de valor esperado como resultado de las nuevas variables.

Un profesional de la contabilidad o la inversión con experiencia sabrá cuál es el mejor método para asignar un valor justo a un activo. Encontrar una valoración precisa es importante en todas las fases de la evaluación, tanto si se trata de comprar como de vender o de mantener registros precisos del valor de cualquier participación actual.

Ventajas de utilizar el valor justo

Utilizar el valor razonable en su contabilidad es una forma excelente de mantener registros financieros precisos, por lo que es la norma más popular para la contabilidad. Las ventajas de utilizar la contabilidad por el valor razonable incluyen:

Valoración precisa

El valor razonable es más dinámico y capaz de ajustarse a las realidades del mercado de activos. Esto permite una valoración más precisa del valor global de una empresa.

Aplicación versátil

Una empresa puede tener una variedad de activos diferentes en sus libros, que van desde artículos tangibles como las existencias hasta conceptos intangibles como las acciones. Estos tipos de activos también suelen tener diferentes formas de acumular valor. Un enfoque contable basado en el valor razonable le permite juzgar cada activo de la manera más adecuada para obtener resultados precisos.

Mejor evaluación de los ingresos

Asignar un valor real a todos los activos de la empresa y a los ingresos previstos permite elaborar mejor los planes financieros. Esto ayuda a proteger a la empresa de los efectos negativos de un déficit imprevisto como resultado de estimaciones financieras inexactas.

Reducción de activos

Si una empresa tiene activos que han sufrido una depreciación, la contabilidad del valor razonable puede ayudar a ahorrar dinero. Informar de las pérdidas debidas a la depreciación que registra el valor razonable puede hacer que la empresa se anule en sus impuestos por la cantidad perdida. Esto puede ser especialmente útil en tiempos de dificultades financieras para ayudar a mantener la empresa en funcionamiento mientras se ejecuta un plan de recuperación.

La contabilidad por el valor razonable es muy popular tanto en el mantenimiento de los libros de una empresa como en la evaluación de la solidez financiera de otras empresas para posibles inversiones. La versatilidad y precisión del método lo hacen ideal para evaluar en un mercado que cambia dinámicamente y que requiere una estimación precisa.

Relacionado: Aprender a ser contable

Valor razonable frente a valor contable

El valor en libros, también conocido como valor contable, es otro método para estimar el valor de un activo. Para calcular el valor contable es necesario conocer el último valor asignado en una venta, cuánto tiempo hace de esa venta y la tasa de depreciación o apreciación establecida. Tomando la tasa de venta original y aplicando la tasa de apreciación o depreciación multiplicada por el tiempo, se encuentra el valor contable.

Por ejemplo: Una empresa compra un proyector por 1.500 dólares con una depreciación anual prevista de 100 dólares al año. Después de tres años, la empresa quiere vender el proyector. El valor contable—o valor en libros—del proyector sería de 1.200 dólares, ya que ha experimentado una depreciación de 300 dólares en los tres años transcurridos desde que la empresa lo compró.

Aunque se trata de un cálculo más sencillo de determinar, no siempre es tan preciso como utilizar el valor razonable para evaluar el valor del activo. La estimación del valor razonable puede evaluar con mayor precisión el valor del activo en el mercado actual. Esta flexibilidad puede incluir factores como el estado del activo, la competitividad en el mercado y la evolución prevista del mercado en el futuro. Aunque las estimaciones del valor razonable pueden parecerse a veces al valor contable, también pueden variar mucho como resultado de estas diferencias.

Valor justo frente a valor de mercado y precio de mercado

La evaluación del valor razonable tiene similitudes con otros tipos de evaluaciones, sobre todo con el valor de mercado y el precio de mercado. Existen dos enfoques principales para entender los precios de mercado y las formas en que pueden utilizarse para predecir el valor razonable:

La hipótesis del mercado eficiente

Según esta valoración del mercado abierto, el precio del producto cuando se vendió por última vez sirve como representación exacta del valor justo de ese activo. Esto se basa en la idea de que el mercado abierto es capaz de responder a los cambios y ajustarse en consecuencia casi en tiempo real.

Teoría de las finanzas conductuales

Este punto de vista sobre las ventas afirma que puede haber una variación significativa entre el valor justo real de un activo y el precio al que se vende. Estas diferencias pueden atribuirse a factores, como las opiniones del comprador o del vendedor, que hacen que una o ambas partes sobrevaloren o infravaloren el activo. Estas diferencias no tienden a inclinarse en una dirección u otra y pueden hacer que utilizar el valor de venta como único indicador sea un reto.

Te recomendamos

Características personales que definen a un excelente administrador

Cómo mantener las relaciones con los clientes en 9 pasos

¿Qué es la marca? ¿Por qué la marca es importante para su negocio?

Pasivo frente a deuda: definiciones y ejemplos

11 ofertas de software de tableros de control de proyectos para mejorar su negocio

11 Certificaciones de analista de negocios para el crecimiento de la carrera