¿Qué es el valor final? Definición, beneficios y cómo calcularlo

Comprender el valor de una empresa puede ser importante para tomar decisiones empresariales e informar a los inversores. El valor terminal es una herramienta que ayuda a entender cuál podría ser el valor de una empresa en el futuro. Entender el valor terminal y cómo calcularlo puede ayudar a atraer a los inversores y a tomar las mejores decisiones para ayudar a una empresa a crecer.

En este artículo, definimos el valor terminal, describimos las formas de calcularlo y comentamos algunos beneficios para que pueda entender mejor cómo puede afectar a una empresa.

¿Qué es el valor final?

El valor terminal (VT) es el valor previsto de los flujos de caja de una empresa o inversión más allá del periodo de previsión actual. El periodo de previsión actual suele incluir sólo el futuro próximo. Esto se debe a que cuanto más lejos en el futuro se intente predecir, menos información precisa se tiene para ayudar a las predicciones.

Por ejemplo, la empresa puede crecer al mismo ritmo cada trimestre durante un año. Durante el año siguiente, los expertos esperan que las tendencias de los clientes se mantengan estables. Usted podría predecir con exactitud que el próximo año se producirá el mismo crecimiento o uno similar. Ese próximo año es su periodo de previsión, ya que dispone de abundantes datos para predecir el rendimiento de la empresa en ese momento. El valor final estima el valor de la empresa cuando el negocio continúe más allá del próximo año.

Relacionado: ¿Qué es el flujo de caja en los negocios?

¿Por qué es importante el valor final?

Calcular el valor final de una empresa o inversión puede ayudarle a comprender su valor actual comparando el valor futuro con su valor actual. Por ejemplo, si invierte una pequeña cantidad de dinero en una empresa con acciones muy baratas, el valor actual puede parecer bajo. Sin embargo, el valor terminal podría ayudarle a ver el potencial de crecimiento de esa inversión. Aunque sólo se trata de una predicción, las expectativas del mercado para el futuro de esa empresa pueden aumentar el valor de su inversión actual.

Utilizando el valor terminal para predecir los flujos de caja futuros y comparándolo con los flujos de caja actuales para encontrar su valor, se obtiene el flujo de caja descontado.

Relacionado: Valor Actual vs. Valor Actual Neto: Definiciones y diferencias

Cómo calcular el valor final

Hay dos formas principales de calcular el valor final de una empresa o inversión. Ambos métodos utilizan criterios basados en las tendencias actuales para predecir lo que puede ocurrir con un negocio en el futuro. Esos dos métodos son:

El método del crecimiento estable

El método de crecimiento estable supone que el negocio crecerá al mismo ritmo en el futuro de forma indefinida, y puede ayudarle a proyectar el valor de la empresa si el ritmo de crecimiento se mantiene en el momento actual.

Para calcular el valor terminal de crecimiento estable, primero se determina el flujo de caja libre (FCF) de la empresa durante los últimos doce meses del periodo de previsión actual. A continuación, se multiplica por la tasa de crecimiento estable (S) más uno. La primera parte de la ecuación es así:

FCF x (S + 1)

A continuación, se determina el coste medio ponderado del capital (WACC) de la empresa o la inversión y se resta S, la tasa de crecimiento estable, de la siguiente manera

WACC – S

Por último, divide la primera mitad de la ecuación entre la segunda. La ecuación final es la siguiente:

(FCF x [S + 1]) / (WACC – S) = TV

Ejemplo: Un inversor calcula el valor terminal de T**itanium Manufacturing con el método de crecimiento estable. Tiene un flujo de caja libre de 60.000.000 de dólares, una tasa de crecimiento estable del 5% y un coste medio ponderado del capital del 8%. He aquí cómo el inversor podría calcular el valor final de Titanium Manufacturing:

FCF x (S + 1) = 60.000.000 dólares x (.05 + 1) = 60.000.000 dólares x (1.05) = 63.000.000 dólares

WACC – S = .08 – .05 = .03

(FCF x [S + 1]) / (WACC – S) = $63,000,000 / .03 = $2,100,000,0000 = TV

Relacionado: Cómo calcular el crecimiento interanual

El método de salida múltiple

El método del múltiplo de salida predice cuál podría ser el valor de una empresa si otra compañía la compra. En lugar de predecir cómo podría crecer una empresa de forma indefinida, con este método se determina el valor de la empresa en el momento en que se vende a los nuevos propietarios. Se puede calcular suponiendo que la empresa se vende en función de una estadística financiera concreta y medible (FS). Por ejemplo, puede utilizar el promedio de ventas anuales de la empresa. Sea cual sea la estadística que utilice, use el valor total antes de cualquier deducción, como los impuestos.

A continuación, determine por qué múltiplo (M) de esta estadística podría vender la empresa. Para ello, es útil investigar a qué múltiplos venden actualmente empresas similares. Luego, se multiplican los dos juntos. La ecuación es la siguiente:

M x FS = TV

Ejemplo: Un inversor está calculando el valor final de Titanium Manufacturing con el método del múltiplo de salida. Otras empresas se han vendido por una media de diez veces sus ventas anuales. El total de ventas anuales de Titanium Manufacturing es de 200.000.000 dólares. Así es como el inversor calcula el valor final de Titanium Manufacturing:

M x FS = 10 x 200.000.000 $ = 2.000.000.000 $ = TV

Ventajas del cálculo del valor final

Calcular el valor final de una empresa o inversión ofrece muchas ventajas a la hora de considerar sus inversiones futuras y actuales o de tomar decisiones empresariales. Estos beneficios incluyen:

Informa de las decisiones empresariales

A la hora de tomar decisiones empresariales, es útil tener alguna proyección de lo que puede ser el futuro de la empresa. Una estimación del flujo de caja futuro de la empresa puede ayudarle a estimar el riesgo financiero, a evaluar qué decisiones puede permitirse tomar la organización y cómo pueden afectar esas decisiones al valor futuro de la empresa. El uso del valor terminal para estimar el flujo de caja y el valor futuros puede ayudarle a predecir los efectos que una decisión podría tener en la empresa.

Muestra el valor de una inversión

Al considerar las inversiones actuales y potenciales, resulta útil comprender el valor de esas inversiones. Dado que la mayoría de los inversores esperan obtener beneficios de sus inversiones, proyectar el valor futuro de una empresa puede ayudar a determinar si el valor actual de una inversión merece la pena.

El cálculo del valor final también puede ayudarte a animar a los inversores en tu empresa mostrando el valor que podría tener su inversión en el futuro.

Relacionado: Guía completa sobre cómo calcular el ROI

Utiliza el presente para predecir el futuro

Aunque el valor terminal trata de predecir un futuro imprevisible, lo hace utilizando la información más actual y actualizada. Por ello, a medida que cambian las tendencias y la información, siempre puede volver a calcular utilizando información más reciente para proyectar cuál puede ser el futuro de una empresa o inversión. Esto ofrece la oportunidad de estimar qué efectos podrían tener las tendencias actuales en un negocio o inversión y ajustar sus planes en consecuencia.

Inconvenientes de utilizar el valor terminal

A la hora de calcular su valor final, tenga en cuenta los siguientes inconvenientes:

Las predicciones no siempre son exactas

Como el cálculo del valor final es un intento de predecir el futuro, algunas predicciones pueden ser inexactas. También hay factores invisibles que pueden cambiar los resultados de sus cálculos de un año a otro. Es útil considerar el valor final como una guía más que como una certeza, y recalcular regularmente para poder seguir cómo y cuándo cambia el valor final, y qué factores influyen en él.

Los múltiplos cambian a menudo

Los múltiplos por los que se venden las empresas cambian a menudo, por lo que calcular su múltiplo de salida es a veces un reto. Una investigación exhaustiva puede ayudarle a determinar los múltiplos más precisos que utilizan empresas similares. Llevar a cabo esta investigación con regularidad puede ayudarle a hacer un seguimiento de cómo cambian los múltiplos a lo largo del tiempo, lo que le ayudará a determinarlos con mayor precisión.