Oficinas con gimnasio: Ventajas para empleados y empleadores

Para promover un estilo de vida más saludable entre el personal, algunas empresas ofrecen a sus empleados acceso a un gimnasio dentro del edificio. Esto da a los empleados la oportunidad de hacer ejercicio sin tener que desplazarse a un gimnasio. Además de promover la salud, incluir un gimnasio en el edificio de oficinas tiene muchas otras ventajas.

En este artículo, compartimos 10 ventajas de las oficinas con gimnasio tanto para los empleados como para los empresarios.

Relacionado: Guía de la cultura empresarial 15 ejercicios en el lugar de trabajo para mantenerte sano en la oficina

¿Qué son las oficinas con gimnasio?

Las oficinas con gimnasio son una ventaja que algunos empresarios ofrecen a sus empleados. En lugar de dar a cada uno una suscripción al gimnasio, algunos empresarios optan por instalar un gimnasio en su edificio de oficinas. A continuación, suelen dar a cada empleado un mando, una llave o un código de acceso para entrar en el gimnasio. De este modo, los empleados tienen la oportunidad de hacer ejercicio en su descanso para comer o cuando puedan incluirlo en su horario. Algunos gimnasios de oficina tienen incluso un vestuario en el que los empleados pueden ducharse, lo que facilita que hagan ejercicio antes de su jornada laboral.

Relacionado: Cómo implantar programas de bienestar para los empleados: Consejos y beneficios

Ventajas de las oficinas con gimnasios

Estas son algunas de las ventajas de tener un gimnasio en tu edificio de oficinas:

Atraer nuevos talentos

Ofrecer ventajas únicas es una de las formas en que las empresas pueden atraer más talento. Aunque ofrecer una suscripción a un gimnasio está bien, tener un gimnasio real en el edificio es mejor para los candidatos que aprecian la comodidad. Aunque un gimnasio en la oficina no sea la única razón para que acepten la oferta de trabajo, puede mejorar el trato.

Mejorar la moral de los empleados

Cuando los empresarios valoran el bienestar y la salud general de sus empleados, esto puede mejorar la moral de los mismos. Asimismo, tener la oportunidad de hacer ejercicio y aumentar las endorfinas puede ayudar a sentirse mejor en el lugar de trabajo. Ofrecer un gimnasio en la oficina es una de las muchas maneras en que los empresarios pueden atender mejor las necesidades de sus empleados.

Relacionado: Cómo aumentar la moral de los empleados

Reducir los días de enfermedad

El ejercicio puede estar relacionado con un estilo de vida más saludable. Cuando los empleados practican hábitos saludables, esto puede reducir el número de días que se sienten enfermos. Los empresarios pueden beneficiarse de ello, ya que su personal necesita tomar menos días de enfermedad. Esto puede conducir a un menor número de bajas laborales y a una mayor productividad.

Reducir el tiempo de desplazamiento

Tener un gimnasio en tu oficina puede ahorrarte mucho tiempo. En lugar de conducir hasta el gimnasio, puedes simplemente ir andando al mismo durante tu jornada laboral. Debido a todo este tiempo ahorrado, puede sentirse más motivado para hacer ejercicio.

Un personal con más energía

Empezar el día con una sesión de ejercicios puede ayudarte a sentirte con más energía a lo largo de la jornada. Los empresarios pueden animar a sus empleados a ir al gimnasio cuando se sientan cansados o decaídos. Al elevar su ritmo cardíaco, su mente y su cuerpo pueden sentirse más despiertos y preparados.

Una ventaja más asequible

Los empresarios pueden ahorrar dinero ofreciendo acceso a un gimnasio dentro del edificio, ya que las cuotas de gimnasio para cada empleado suelen costar mucho más. La construcción de un gimnasio es esencialmente un coste único, excepto el mantenimiento y los servicios públicos. Ofrecer una suscripción al gimnasio es un coste continuo que puede aumentar a medida que las empresas aumentan su plantilla.

Mantener el personal actual

Ofrecer beneficios de bienestar es una forma sencilla de retener a más personal. Cuando los empleados sienten que su empresa quiere cuidar de ellos, pueden sentirse más inclinados a permanecer en la empresa. Un menor índice de rotación puede ayudar a los empresarios a desarrollar un equipo más cualificado y a reducir los costes de contratación.

Relacionado: 17 estrategias de éxito para la retención de personal

Sentirse mejor durante el trabajo

Cuando se tiene un trabajo de oficina, estar sentado todo el día puede dejarle tieso y cansado. Si tiene acceso a un gimnasio, puede hacer un esfuerzo por moverse a lo largo del día. En lugar de utilizar tus 15 minutos de descanso para mirar en Internet, puedes dedicarlos a dar un ligero paseo en la cinta de correr. Hacer un esfuerzo por mover el cuerpo puede ayudarte a mejorar tu forma física, tu postura y tu bienestar general.

Reducir los niveles de estrés

El ejercicio puede ayudarle a reducir la sensación de estrés y mejorar su estado de ánimo general. Cuando tienes un gimnasio en el trabajo, te resulta más fácil probar nuevos regímenes de entrenamiento. Encontrar uno que le siente bien a su cuerpo puede ayudarle a sentirse más relajado. Cuando te sientas estresado por una tarea o un proyecto concreto, un entrenamiento rápido puede ayudarte a despejar la mente e incluso a pensar en lo que tienes que hacer.

Relacionado: 16 consejos para cuando estás estresado por el trabajo

Impulsa la creación de equipos

Los empresarios pueden considerar la posibilidad de utilizar el gimnasio de su oficina para organizar diferentes actividades opcionales de creación de equipos. Por ejemplo, su equipo podría hacer sesiones de yoga, clases de baile o ejercicios de cardio juntos. Lo importante es que los jefes de equipo o los empresarios hagan hincapié en que la participación es completamente opcional. Enmarcarlo como una oportunidad para que los miembros del equipo se diviertan al mismo tiempo que practican hábitos saludables.

Consejos para crear oficinas con gimnasio

Si formas parte del comité de planificación del gimnasio de tu oficina, ten en cuenta estos consejos:

  • Proporcione vestuarios: Cuando construyas tu gimnasio, asegúrate de que tienes una zona para que los empleados se cambien y se duchen. Es más probable que los empleados utilicen el gimnasio si también pueden utilizar los vestuarios para prepararse para el trabajo.
  • Cree una política de uso: Informa a los empleados de cuándo pueden utilizar el gimnasio. Mientras que algunas empresas son más flexibles en cuanto al uso del gimnasio, otras prefieren que los empleados sólo hagan ejercicio durante las horas designadas.
  • Pide la opinión de los empleados: Antes de construir un gimnasio, envíe una encuesta a su equipo para averiguar qué quieren que incluya el gimnasio. Pídales que compartan cualquier equipo o máquina especial que les guste utilizar.
  • Implante un sistema de compañeros: Cuando los empleados utilicen el gimnasio para hacer pesas, anímelos a ir con un amigo. De este modo, podrán verse unos a otros y practicar un levantamiento de pesas más seguro.
  • Añade una estación de agua: Mantenga a los miembros de su equipo hidratados instalando una fuente de agua o una estación de llenado de botellas de agua en su gimnasio. La gente agradecerá que mantengas el agua fría.