Mejores prácticas cuando se viaja por trabajo durante COVID-19

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente el brote de COVID-19 como una pandemia. Las organizaciones cancelaron conferencias, las aerolíneas propusieron normas más estrictas y todavía hay incertidumbre sobre la necesidad de viajar por trabajo. Aunque las empresas siguen funcionando, hay que seguir las mejores prácticas cuando se realizan los viajes de negocios necesarios durante este tiempo.

En este artículo, exploramos cómo son los viajes de trabajo durante la pandemia de COVID-19, incluyendo los fundamentos del seguro de viaje y las restricciones de viaje que puede encontrar.

Relacionado: COVID-19 y tu trabajo: Consejos y acciones a tener en cuenta

¿Cómo son los viajes de trabajo durante COVID-19?

Muchas empresas han cancelado cualquier viaje de negocios no esencial en estos primeros meses de 2020 y evalúan cualquier viaje potencial caso por caso. La mayoría de las empresas siguen las actualizaciones de COVID-19 de la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para determinar cómo manejar cualquier viaje programado para la última parte del año. Las empresas han adoptado oficinas virtuales en las que los empleados trabajan desde casa y asisten a reuniones en línea. Si hay algún viaje de negocios necesario, su empresa debe trabajar para encontrar la forma más segura de llegar a su destino, realizar su trabajo y viajar de vuelta a casa.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre el trabajo desde casa

¿Debo cancelar todos los viajes de negocios nacionales?

Los CDC aún no han emitido ningún aviso o restricción en relación con los viajes aéreos nacionales, pero recomiendan limitar los viajes debido a la propagación comunitaria de la enfermedad en ciertas partes del país. Antes de reservar o realizar un viaje con antelación, los CDC aconsejan que los viajeros se hagan estas preguntas:

  • ¿Se está extendiendo rápidamente el COVID-19 en mi ciudad de destino?
  • ¿Estaré en estrecho contacto con otros durante mi viaje?
  • ¿Se me considera parte de la población de alto riesgo o vivo con alguien que lo es?
  • ¿Se está extendiendo el COVID-19 en mi ciudad?
  • ¿Puedo ausentarme dos semanas del trabajo en caso de enfermarme o tener que hacer autocuidado?

Sus respuestas a estas preguntas pueden ayudarle a determinar si viajar al país por trabajo es la opción correcta durante este tiempo.

¿Son seguros los viajes en avión y las estancias en hoteles durante COVID-19?

Las aerolíneas han aumentado sus medidas de seguridad para los pasajeros y los miembros de la tripulación a causa del COVID-19, incluyendo la desinfección y limpieza más frecuentes de las zonas comunes del avión y la limitación de las opciones de servicio a bordo. Algunos miembros de la tripulación pueden ponerse máscaras para evitar la propagación del virus o tomar la temperatura de los pasajeros antes de permitirles subir al avión.

Los hoteles también han cambiado sus prácticas de limpieza para aumentar la frecuencia con la que desinfectan los espacios públicos del hotel, y es posible que también observe la instalación de estaciones adicionales para la desinfección de manos. Muchos hoteles utilizan ahora productos de limpieza de grado hospitalario para combatir los virus y las bacterias que los productos de limpieza más tradicionales no consiguen.

¿Cuál es la forma más segura de viajar por trabajo durante la pandemia de COVID-19?

Aunque los expertos suelen desaconsejar cualquier viaje durante la nueva pandemia de coronavirus, es posible que tenga que viajar por trabajo. Los CDC publicaron algunas pautas que puede seguir para ayudar a prevenir la propagación del COVID-19, incluyendo:

Evite los viajes si puede

Limite todos los viajes innecesarios. Aunque tenga que viajar por trabajo, intente limitar la frecuencia de los vuelos nacionales, la estancia en hoteles de conferencias y la asistencia a reuniones con más de 10 personas. Pregunte a su empresa si está dispuesta a realizar la mayoría de las reuniones de forma virtual, ya que la tecnología permite ahora que grandes grupos trabajen desde casa.

Lavarse las manos

Debe lavarse las manos con agua y una buena espuma de jabón durante un mínimo de 20 segundos, lo que puede ser más largo que su rutina habitual. Es útil cantar el «Cumpleaños feliz» dos veces para asegurarse de que pasa 20 segundos completos con las manos enjabonadas. Si no dispone de jabón, utilice un desinfectante de manos a base de alcohol que tenga al menos un 60% de alcohol.

Desinfectar las superficies circundantes

COVID-19 puede vivir en las superficies durante muchas horas. Si viaja en avión, lleve toallitas desinfectantes para utilizarlas en la silla, la bandeja de la comida, la ventana y los conductos de ventilación. Limpie todas las superficies posibles antes de sentarse o utilizar cualquier equipo. Si puede, deje que todo se seque al aire antes de utilizarlo. Si se aloja en un hotel, esto significa también limpiar el mando a distancia, la mesilla de noche, las lámparas, los tiradores de las puertas, el teléfono y cualquier otro elemento que pueda tocar. Para mayor precaución, considere la posibilidad de llevar su propio juego de sábanas y fundas de almohada o pida al personal de limpieza un juego nuevo y sin abrir.

Utilice su respiradero

Después de limpiarlo, encienda la ventilación y colóquelo en su regazo. Esto ayuda a que todo lo que se expulsa al estornudar usted o los demás vaya directamente al suelo en lugar de circular en el aire alrededor de su cara.

Manténgase a dos metros de distancia de todo el mundo

El COVID-19 se transmite por goteo, por lo que es mejor mantenerse al menos a dos metros de distancia de todo el mundo si se puede. Esto puede significar evitar los apretones de manos en su reunión de negocios o solicitar un cambio de asiento si en su zona del avión hay más gente que en otra. Se ha demostrado que el distanciamiento social frena la propagación del COVID-19.

Practicar técnicas comunes de refuerzo del sistema inmunitario

Existen técnicas cotidianas de refuerzo de la inmunidad que ayudan a prevenir enfermedades, entre ellas:

  • Duerma lo suficiente: Procure dormir al menos siete horas para que su sistema inmunitario pueda seguir funcionando al máximo.
  • Aumentar la ingesta de agua: Mantenga su cuerpo bien hidratado para mejorar o mantener su salud general.
  • Evite tocarse la cara: Si toca una superficie contaminada y luego se toca la cara, tiene más posibilidades de enfermar.

¿Cubre el seguro de viaje la COVID-19?

Es probable que tenga un seguro de viaje para las cosas normales que puedan surgir y que puedan causar una cancelación por su parte o por parte de la aerolínea, el hotel o la conferencia de la que forma parte. La presencia de COVID-19 podría ser definitivamente una razón para querer cancelar o retrasar cualquier viaje de negocios. La posibilidad de que su compañía de seguros acepte su póliza a causa de la COVID-19 puede variar en función de las condiciones de su póliza.

Compruebe los documentos de su póliza, incluida la letra pequeña, para ver qué cubre y qué no cubre su póliza. Puede que le resulte más difícil que le cubran los viajes que haya reservado a partir de enero de 2020. Este es el momento en que los medios de comunicación comenzaron a cubrir fuertemente el brote de COVID-19 y algunas compañías de seguros de viaje señalan que es cuando los viajeros sabían lo que estaba sucediendo en el mundo, incluyendo lo arriesgado que podría ser viajar. Por lo tanto, las compañías de viajes podrían considerar la pandemia de COVID-19 como un "evento previsto"

Sin embargo, puede aumentar las posibilidades de que sus planes de viaje cancelados estén cubiertos si adquirió adiciones específicas a la póliza que permiten "cambiar de opinión" o "cancelar por cualquier motivo"; Estas estipulaciones de la póliza suelen costar más que una póliza de seguro de viaje estándar, pero aún así pueden no cubrir las pandemias y, si lo hacen, pueden cubrir sólo una parte. Si no está seguro de si su seguro cubre su situación, pregunte a su proveedor sobre su política en materia de emergencias de salud pública.

Relacionado: Trabajos en el sector de los viajes: ¿Son adecuados para usted?

¿Qué pasa si mi seguro de viaje no cubre la pandemia?

Si su seguro de viaje no cubre el COVID-19, hay un par de cosas que puede intentar hacer para que su viaje esté cubierto:

Si usted' viaja en avión

Dada la pandemia, muchas aerolíneas están dispuestas a ofrecer sus propios reembolsos, permitir cancelaciones o volver a reservar su viaje para un momento posterior sin penalización. Pregunte a su aerolínea si le exime de las tasas por cambios o cancelaciones de vuelos, especialmente si viaja a una zona que ha experimentado un gran número de casos de coronavirus y que puede considerarse insegura para viajar. Como la situación cambia a diario, las compañías aéreas pueden cancelar ellas mismas los vuelos, en cuyo caso se le devolvería el importe íntegro o se volvería a reservar gratuitamente para un momento posterior.

Si usted' se aloja en hoteles

Debido a que muchas conferencias y ferias comerciales se celebraban en hoteles y ahora se han cancelado, los hoteles están siendo más indulgentes con quienes necesitan cancelar sus estancias. Es posible que le eximan de los gastos de cambio o que el hotel le reembolse el importe total, especialmente si no puede alojarse debido a una prohibición de viajar por restricciones gubernamentales.

Si ha reservado con una empresa de viajes de terceros

Las empresas individuales podrán informarle de si cubren las cancelaciones o tienen una política de reembolso actualizada teniendo en cuenta los acontecimientos mundiales actuales. Si su empresa utiliza una compañía de viajes corporativos, ésta debe conocer las políticas de los proveedores de viajes individuales con los que ha reservado su viaje.

Te recomendamos

Cómo convertirse en contable forense: pasos y requisitos

¿Qué es la venta, el desarrollo comercial y el marketing?

¿Qué mide el análisis del ROI y cuáles son sus ventajas?

Cómo convertirse en un biólogo de la vida silvestre

Promedio de días de enfermedad al año

Cómo presentarse profesionalmente