Pensamiento global frente a pensamiento detallado

Disponer de una variedad de estilos de pensamiento, como el de visión global y el de orientación al detalle, es crucial para crear y aplicar ideas en el trabajo. Es fundamental comprender cómo se pueden utilizar los distintos estilos de pensamiento para beneficiar un trabajo y aumentar los beneficios. El uso de varias habilidades y perspectivas puede ayudarnos a entender mejor cómo los diferentes estilos de pensamiento pueden beneficiarnos en el trabajo.

En este artículo, aprenderemos la diferencia entre el pensamiento global y el orientado al detalle, incluyendo lo que significa cada uno de ellos, por qué son importantes y ejemplos de estos estilos en uso.

¿Qué es la imagen global?

Se refiere a la forma de ver las situaciones como un todo, en lugar de dividirlas en trozos diminutos. Cuando se emplea el pensamiento global en el trabajo, se puede pensar en las implicaciones a largo plazo de un proyecto en lugar de en cada paso necesario para ejecutarlo. Conectar conceptos para encontrar patrones a gran escala es un método para analizar datos y crear planes para su empresa. Este es un ejemplo de pensamiento global.

Relacionado: Cómo ver el panorama general y por qué es importante (más ejemplos)

¿Qué significa estar orientado al detalle?

Estar orientado al detalle significa entender las situaciones a través de los detalles concretos. Las personas que utilizan este estilo de pensamiento examinan cómo los detalles afectan al proyecto o plan más amplio. Si su estilo de pensamiento está orientado al detalle, puede centrarse en la edición de los aspectos más pequeños de la creación de un plan, como los presupuestos o las normativas, en lugar del impacto más amplio del plan en su empresa. Los pensadores orientados al detalle suelen ser buenos para superar obstáculos y encontrar la información necesaria para ejecutar proyectos y planes.

Relacionado: ¿Está orientado a los detalles o es orientado a los detalles? (Además de otros errores gramaticales comunes en los currículos)

La importancia de ver el panorama general

Los empleados que ven el panorama general pueden contribuir a sus equipos de estas importantes maneras:

Crear ideas innovadoras

El pensamiento global es útil a la hora de hacer un brainstorming de ideas para una empresa. Si puede ver el panorama general, puede tener varias ideas para proyectos y planes que tienen el potencial de hacer crecer su empresa, obtener beneficios y aumentar los clientes. Este estilo de pensamiento también puede permitirle analizar los datos del mercado y comprender qué tendencias están obteniendo resultados. Con esta información, puede crear ideas innovadoras que atraigan a su público objetivo y distingan a su empresa de sus competidores.

Relacionado: Relacionado: 8 señales de que usted es un pensador estratégico (y cómo desarrollar habilidades de pensamiento estratégico)

Comprender las posibilidades a largo plazo

Para los pensadores con visión de conjunto, las posibilidades a largo plazo de un proyecto son a veces más atractivas que el esfuerzo que supone su ejecución. Por ejemplo, puede ver la posibilidad de aumentar los ingresos tras la ejecución de un plan o proyecto, mientras que sus colegas pueden centrarse en el alto coste de la puesta en marcha. Las personas que piensan en grande pueden ayudar a sus colegas a ver una perspectiva única para el potencial de un proyecto, lo que podría permitir a su empresa tener un mayor impacto durante más tiempo.

Ejecución de proyectos gratificantes

Las personas que ven el panorama general pueden tener más confianza que sus colegas en las posibilidades a largo plazo de un proyecto o plan. Sin embargo, los pensadores con visión de conjunto que pueden respaldar sus ideas con pruebas como los análisis pueden convencer a sus colegas de que ejecuten proyectos más gratificantes que otros ven como un riesgo. Cuando puede respaldar sus ideas de proyectos gratificantes que otras empresas no considerarían por las pérdidas a corto plazo, permite a su empresa ofrecer algo nuevo y emocionante a sus clientes y aumentar los beneficios.

La importancia de ser detallista

Los pensadores orientados al detalle pueden beneficiar a su lugar de trabajo de las siguientes maneras:

Comprender todos los aspectos de un proyecto

Cuando su estilo de pensamiento está orientado a los detalles, puede resultarle más fácil comprender las distintas partes de un proyecto o plan. Esto es útil para que los equipos decidan los pasos que deben dar para ejecutar un plan y el tiempo que puede llevar. Si utilizas este estilo de pensamiento, tu responsabilidad en un proyecto puede incluir la búsqueda de permisos, presupuestos y otros detalles necesarios que garanticen que el proyecto puede funcionar correctamente y producir resultados positivos.

Editar y mejorar las ideas

Los pensadores orientados al detalle suelen ser hábiles para mejorar las ideas examinando los detalles de un plan y realizando los cambios pertinentes. Como persona orientada al detalle, es posible que encuentre fallos en los detalles de un plan o que tenga un método mejor para poner en práctica ciertas características de un proyecto en el que sus colegas no habían pensado. Este estilo de pensamiento introduce una perspectiva práctica a la hora de iniciar y finalizar proyectos, lo que permite a los empleados de una empresa mejorar sus ideas iniciales y aumentar sus posibilidades de éxito.

Esperar y superar obstáculos

Otro beneficio importante del pensamiento orientado a los detalles es determinar los posibles obstáculos de un plan y aprender a superarlos. Al examinar o definir los detalles de un plan, puede pensar en diferentes escenarios y abordar cualquier preocupación que tenga antes de que el plan entre en producción. Por ejemplo, puede descubrir que la ubicación propuesta para un nuevo hotel construido por su empresa está en una zona inundable, por lo que sugiere una ubicación diferente. Este cambio podría ahorrar dinero, tiempo y recursos a su empresa.

Relacionado: Cómo ser más detallista en el trabajo

Ejemplos de visión global y orientación al detalle

He aquí algunos ejemplos de cómo puede utilizar estos estilos de pensamiento:

Ejemplos de la imagen global

Algunos ejemplos de pensamiento global son:

  • Examinar a los competidores: La competencia en su mercado puede influir en las tendencias que sigue y en los productos o servicios que ofrece su empresa. Ver a su competencia desde un nivel alto le ayuda a ver los patrones de esas tendencias.

  • Pensamiento innovador**. :** La innovación suele ser la clave del éxito, y ver el panorama general puede ayudarle a pensar en ideas que se diferencien de otras en su mercado. Al ver lo que hacen otras empresas, puede entender cómo lo hacen y cómo puede hacerlo usted mejor.

  • Crear objetivos a largo plazo: Los objetivos a largo plazo le permiten a usted y a sus colegas trabajar para conseguir un logro, como la finalización de un proyecto o la obtención de una determinada cantidad de beneficios. Las personas que piensan en grande pueden crear objetivos a largo plazo con mayor facilidad para ayudar a su equipo a tener éxito.

  • Tener muchas ideas: A menudo es útil tener muchas ideas creativas entre las que elegir cuando se crea un plan con el equipo. Cuando ve la totalidad de una situación, incluyendo lo que hacen los competidores, puede crear múltiples ideas para que su equipo las discuta.

Ejemplos detallados

Ejemplos de pensamiento orientado al detalle son:

  • Ser organizado: Si eres detallista, es posible que organices tus pensamientos e ideas con más facilidad que otros. Revisar cada detalle te permite organizarlos en tareas, listas y plazos para mejorar el flujo de trabajo de tu equipo y ser consciente de lo que hay que hacer.

  • Creación de rutinas efectivas: Las rutinas consisten en separar tu día en tareas específicas para ayudarte a saber qué has hecho y qué no. Al igual que las líneas de tiempo, las rutinas se centran en los detalles de las tareas que debes completar para alcanzar un objetivo o una cuota.

  • Tener relaciones estrechas con los colegas: Los pensadores orientados al detalle pueden ser cercanos a sus colegas porque recuerdan detalles sobre una persona. Estos pensadores pueden interactuar con muchos de sus colegas mientras encuentran y confirman información para proyectos y planes.

  • Comprobar todo dos veces: Comprobarlo todo dos veces es una actividad típica de muchos pensadores orientados al detalle. Es posible que lo hagan para asegurarse de que todos los detalles de un plan son correctos, lo que ayuda a que los planes funcionen de forma más eficiente y evita posibles obstáculos para los empleados.