Visión Estratégica: Una Guía Definitiva

Las perspectivas a largo plazo de una organización dependen de tener una visión estratégica clara. Independientemente de su posición en el equipo de dirección de la empresa, desarrollar y llevar a cabo una visión estratégica puede ayudar a garantizar el éxito futuro de la empresa. El futuro de una organización puede verse afectado negativamente si no se crea o aplica correctamente una visión estratégica. La investigación es necesaria para lograrlo.

En este artículo, analizamos qué es una visión estratégica, por qué es importante, cómo crearla, cuáles son sus beneficios y las diferencias entre visión, estrategia y táctica.

Relacionado: Guía completa para establecer objetivos estratégicos (con ejemplos)

¿Qué es una visión estratégica?

Una visión estratégica independiente define la dirección futura de la empresa. El futuro de una organización puede planificarse de diversas maneras, pero una visión estratégica debe ser independiente de factores internos y externos, como los beneficios de la empresa, los cambios de tendencias y las condiciones económicas a corto plazo. Una visión estratégica debe incluir elementos tanto racionales como emocionales, como una evaluación objetiva de la empresa y su entorno, así como valores e ideales para el futuro.

Algunas de las características clave de una visión estratégica eficaz son

  • Se orienta exclusivamente hacia el futuro. La función de una visión estratégica es esbozar hacia dónde se dirige la organización y cuál es su potencial, por lo que tiene que estar completamente centrada en el futuro.

  • Es único. Las empresas deben definir su propia visión del futuro si quieren diferenciarse de la competencia, por lo que la visión estratégica de cada organización debe ser única.

  • Crea un sentido de propósito. Una visión estratégica debe esbozar un amplio propósito para la empresa y unir a todos los empleados y partes interesadas bajo ella.

  • Es un reto y a la vez una inspiración. Los objetivos de una visión estratégica deben ser desafiantes y difíciles de alcanzar, pero, al mismo tiempo, deben inspirar a los implicados en la empresa a trabajar para conseguirlos.

  • Es motivador y memorable. La forma de redactar una visión estratégica debe apelar a las emociones del lector' ya que debe recordarla durante mucho tiempo y utilizarla como motivación.

Relacionado: Relacionado: 7 tipos de dirección estratégica

¿Por qué es importante tener una visión estratégica?

Algunos de los beneficios más importantes de tener una visión estratégica eficaz son:

  • Crea una sensación de sentido. Una empresa con una visión estratégica a largo plazo puede desarrollar un sentido general de propósito, entre sus propios empleados, la industria en la que opera y dentro de la sociedad en su conjunto.

  • Ayuda a la organización a centrarse en su futuro. Una visión estratégica coherente y relevante puede dar a los empleados un conjunto compartido de objetivos y propósitos, motivándolos a colaborar en su consecución.

  • Conecta el presente con el futuro. Una visión estratégica puede mostrar a los empleados cómo sus objetivos a corto plazo son relevantes para el éxito de la organización a largo plazo.

  • Establece ciertas normas operativas. Una visión estratégica no sólo esboza los objetivos y propósitos de la organización, sino que también establece directa o indirectamente los estándares de calidad, ética laboral y precisión operativa que cada empleado debe alcanzar para lograr esos objetivos.

  • Muestra cómo una organización se diferencia de todas las demás. La singularidad de la visión estratégica de una empresa puede servir de prueba de que su objetivo es diferenciar sus productos, servicios y formas de hacer las cosas de la competencia.

Relacionado: ¿Qué son los objetivos estratégicos? (Con ejemplos)

Pasos para crear una visión estratégica

La visión estratégica de cada organización tiene elementos únicos, pero hay algunos pasos generales que puede dar para asegurarse de que su empresa tiene una visión estratégica eficaz:

  1. Defina claramente el equipo de gestión. Una visión estratégica debe ser formulada y aplicada por la dirección de la organización, por lo que, antes de crearla, debe asegurarse de que la estructura de gestión está definida.
  2. Mantenga un debate transparente. Una vez identificadas todas las partes interesadas, es necesario que todos mantengan un debate abierto y directo sobre cómo debe ser el futuro de la organización.
  3. Analizar la posición de la empresa en el mercado. Esbozar una visión estratégica depende en gran medida de la situación actual de la organización. Es esencial realizar un análisis objetivo de cómo se comparan los productos de la empresa con los de la competencia, y debe incluir las opiniones de múltiples entidades, como la dirección, los empleados y los clientes.
  4. Llegue a un consenso con el resto del equipo directivo. Una vez que se analice la situación actual de la organización y que todos expresen su opinión sobre el futuro ideal de la empresa, deben producirse discusiones y debates honestos hasta que se tenga una visión unificada.
  5. Obtenga opiniones. La visión recién formulada debe ser comunicada a algunos empleados, consultores externos, clientes y socios clave para que den su opinión, y es necesario abordar cualquier objeción o preocupación relevante.
  6. Finalice la visión y comuníquela. Por último, una vez que el feedback se ha integrado en la visión y todos los implicados están de acuerdo con su forma final, es necesario incorporarlo por completo a la comunicación, el marketing, las ventas y cualquier otra forma de material promocional o para inversores de la empresa.

Relacionado: Declaraciones de visión: Consejos, ejemplos e importancia

27. Diferencias entre visión y estrategia y táctica

A diferencia de la visión estratégica, que describe los principales objetivos y propósitos de una organización, la estrategia describe todas las acciones que una organización debe llevar a cabo para alcanzar dichos objetivos y propósitos. Una estrategia es un vínculo entre el destino deseado, que es la visión, y el estado actual. Dado el hecho de que todos los recursos son limitados, una estrategia sólida es un plan que tiene en cuenta los factores internos y externos y esboza las formas en que la organización debe utilizar sus recursos para maximizar las probabilidades de alcanzar sus objetivos.

Una estrategia muestra las formas generales en las que se puede cumplir la visión estratégica de una empresa, pero no entra en detalles específicos sobre cómo hacerlo. Las tácticas, sin embargo, son acciones detalladas y específicas que todos los implicados en la organización deben ejecutar de la forma más correcta posible para poner en práctica la estrategia de la empresa. Dado su alto nivel de detalle, las tácticas deben ser desarrolladas por profesionales con conocimientos técnicos en diversos aspectos de la organización. Deben describir acciones específicas, la secuencia en la que los empleados deben ejecutarlas y plazos claros para su ejecución.