Visión vs. Estrategia: ¿Cuál es la diferencia?

Los ejecutivos de las empresas suelen tener una visión de cómo quieren que crezca su empresa, mientras que sus empleados elaboran estrategias para hacer realidad esa visión. Los profesionales de los negocios pueden utilizar estos términos para ayudarles a entender lo que quieren los líderes de una organización y cómo pueden conseguirlo. Si usted es un profesional de los negocios interesado en avanzar en su lugar de trabajo, saber cómo funcionan la visión y las estrategias de una empresa por separado y en conjunto puede ayudarle.

En este artículo, analizamos las diferencias entre una visión y una estrategia para un negocio, incluyendo cómo puede utilizar cada una de ellas de forma diferente para una planificación empresarial más completa.

Relacionado: Declaraciones de visión: Consejos, ejemplo e importancia

¿Qué es una visión?

Una visión es el objetivo final o la idea que los líderes de la empresa tienen para la dirección de su organización. Esta idea se convierte en la base de una estrategia, que planifica cómo la empresa puede alcanzar su visión. A menudo, los presidentes y otros ejecutivos de alto nivel crean la visión de una empresa, que suele ser un objetivo amplio de cómo quieren que los clientes vean la organización y lo que definen como éxito.

Por ejemplo, el presidente de una empresa puede prever que su organización se convierta en un líder en iniciativas medioambientales para su sector. Una visión de este tipo ayuda a crear la reputación de que la organización se preocupa por el medio ambiente, a la vez que espera superar a la competencia, pero sólo ofrece una visión amplia de lo que la empresa quiere conseguir.

Relacionado: Declaraciones de visión: Qué son y cómo crear la suya (con ejemplos)

¿Qué es una estrategia?

Una estrategia en los negocios es la forma en que los profesionales deciden los pasos que pueden dar para alcanzar la visión de su empresa. Es como un plan para los pasos básicos o las mejoras que debe realizar la empresa antes de alcanzar la visión, y ayuda a los empleados de los distintos departamentos a comprender sus funciones.

Muchas estrategias incluyen objetivos más detallados, aunque una estrategia empresarial puede ser menos detallada que un plan de negocio. La estrategia le ayuda a priorizar los pasos y a decidir qué objetivos pueden ayudarle a acercarse a la visión que usted o sus directivos tienen. Una estrategia de calidad utiliza la visión o la misión de la empresa para establecer métricas, como el aumento de la productividad en determinados departamentos en un porcentaje o la asignación de una parte determinada del presupuesto a nuevos proyectos.

Relacionado: Entender los fundamentos del desarrollo de la estrategia

Visión vs. estrategia

Hay muchas formas de diferenciar estos conceptos en el desarrollo empresarial, ya que tienen diferentes usos y satisfacen distintas necesidades. A continuación le presentamos algunas formas de distinguir la visión y la estrategia en el lugar de trabajo para ayudarle a profundizar en la comprensión de estos términos:

Revisar los ciclos

Es importante revisar muchos aspectos del desarrollo de la empresa con regularidad, pero hay diferencias entre el tiempo que puede pasar entre la revisión de la visión de su empresa y las estrategias comerciales que tiene en marcha. A menudo, puede revisar la visión de su empresa cada dos años o cada vez que se produzca un cambio importante en su empresa o en el mercado. Un ejemplo de esto sería si una nueva tecnología en su mercado ayuda a sus competidores a ganar más dinero, por lo que su organización revisa su visión existente para tener en cuenta esta innovación.

Las estrategias empresariales suelen requerir revisiones más frecuentes para garantizar que siguen siendo útiles para ayudar a los departamentos de su lugar de trabajo a alcanzar sus objetivos. Es especialmente importante revisar las estrategias a medida que la empresa crece y cambia, ya que esto puede afectar a los objetivos que se han trazado previamente y puede requerir que se actualice el enfoque para alcanzar las metas. Esto significa que puede revisar sus estrategias al menos cada pocos meses, mientras que sólo revisa la visión de su empresa cada pocos años.

Propósito

También hay una diferencia en los propósitos de crear una visión y una estrategia para su empresa, ya que cada una tiene su propio papel en el proceso de desarrollo y crecimiento del negocio. Cuando una empresa define su visión, suele ser para establecer un ideal que los clientes, los ejecutivos y los empleados puedan reconocer como importante para las normas y los logros de la organización. Muchos dirigentes de empresas pueden utilizar su ideal visionario para inspirar a los empleados a dar lo mejor de sí mismos y animar a los clientes a realizar compras.

El propósito de una estrategia, sin embargo, es poner en práctica el ideal de la empresa y alcanzar un objetivo. Más que ser inspiradoras, las estrategias son métodos prácticos y lógicos que detallan los pasos que los empleados pueden dar en beneficio de la visión. Las estrategias son a menudo operaciones internas y directas con objetivos específicos, y esto difiere ligeramente de la visión que guía las acciones de la empresa pero no proporciona pasos específicos. Ayudan a los empleados a definir las acciones que deben llevar a cabo para demostrar a los clientes que su empresa realmente valora su visión.

Relacionado: Estrategia empresarial vs. Estrategia corporativa: ¿Cuál es la diferencia?

Participación de los empleados

Los empleados de su lugar de trabajo pueden tener diferentes niveles de participación en la creación y ejecución de una visión o estrategia empresarial. Aunque esto depende sobre todo del departamento en el que trabajen y de su función en la empresa, la mayoría de los empleados tienen una participación menor en la visión de la empresa. La visión de una empresa suele provenir de los ejecutivos de alto nivel y de los fundadores que entienden cómo funciona su negocio y lo que quieren conseguir con él.

Sin embargo, los empleados siguen comprometiéndose con la visión de la empresa y pueden utilizarla para ayudarles a tomar decisiones operativas, como las estrategias de construcción. Las estrategias empresariales y departamentales, como las específicas de marketing o finanzas, sugieren cómo deben trabajar los empleados para tener más éxito y alcanzar objetivos comunes. Esto significa que las estrategias afectan directamente al trabajo que los directivos pueden asignar a los empleados, por lo que a menudo ayudan a crearlas con sus equipos. Por ejemplo, todo un equipo de marketing puede colaborar en la creación de una estrategia de marketing para dirigir su departamento.

Nivel de acción

La visión de una empresa suele requerir menos acción que una estrategia empresarial, porque las visiones son como principios rectores, mientras que las estrategias son planes accionables. La creación de la visión de su empresa suele ser la única acción que debe realizar cuando utiliza esta idea, porque la visión no detalla ningún paso para ayudarle a conseguirla. En cambio, su visión es un concepto que establece los valores que guían a su empresa y ayudan a construir una reputación de lo que sus ejecutivos consideran más importante. Después de establecer una visión, poco hay que hacer, salvo revisarla cada pocos años.

La aplicación de una estrategia, sin embargo, requiere mucha más acción y esfuerzo por parte de los empleados y ejecutivos. La estrategia detalla los primeros pasos que debes dar para alcanzar tu visión, por lo que generalmente enumera las áreas en las que tu empresa puede mejorar y las tareas que los diferentes departamentos deben completar para tener éxito. Una vez creada esta lista de pasos, sus empleados deben realizar las acciones enumeradas para trabajar hacia la visión y los objetivos de su empresa.

Especificidad

La visión que tú o tus directivos creáis para vuestra empresa puede ser mucho menos específica que las estrategias que hagáis. Dado que la visión pretende guiar las operaciones y ayudar a los empleados y clientes a entender la dirección general de su empresa, suele ser muy amplia. Muchas visiones de empresa mencionan un gran objetivo o una idea general hacia la que trabajar, y este objetivo o idea puede no detallar ningún objetivo específico y medible. Más bien, la visión requiere información adicional para mostrar a los empleados cómo lograrla.

Es entonces cuando las estrategias resultan útiles, ya que contienen información más detallada sobre las métricas para alcanzar con éxito una visión y cómo pueden hacerlo los empleados. Aunque no son tan específicas como un plan de negocio o de proyecto, las estrategias describen los detalles de los distintos departamentos y los pequeños objetivos que influyen en que la empresa alcance sus metas más amplias. Estas indicaciones precisas permiten a los empleados tomar decisiones mejor informadas durante su jornada laboral y les dan la información que necesitan para crear planes aún más detallados para su trabajo.

Relacionado: Declaración de la visión de la empresa frente a la declaración de la misión (con ejemplos)

Escala

A menudo, la visión de una empresa aparece a mayor escala que las estrategias de la misma. Los clientes, los competidores y los empleados pueden conocer y comprender la visión de su empresa, pero es posible que no sepan tanto sobre las estrategias individuales a menos que participen en su creación y aplicación. Por ejemplo, su organización puede publicar su visión en sitios web y materiales de marketing para ayudar a atraer a los clientes interesados y mejorar su posición en el mercado. Las personas que ven la declaración de visión suelen entender que se aplica a toda la empresa y a su desarrollo futuro.

Las diferentes estrategias dentro de su empresa, sin embargo, pueden no aplicarse a la organización en su conjunto. Cada departamento puede crear su propia estrategia para el éxito de las operaciones, y es posible que rara vez publique estos documentos para que los clientes o los competidores los vean. También es posible que cada empleado no conozca las estrategias de otros departamentos, pero suele conocer y acatar la visión de la empresa. Las estrategias aparecen a una escala mucho más pequeña e individualizada que la visión, lo que permite al departamento de búsqueda ajustarlas según sea necesario.

Te recomendamos

El proceso de marketing estratégico en 6 pasos

14 Consejos eficaces para desarrollar a los empleados

Cómo aprovechar al máximo una jornada laboral de 8 horas

¿Qué es el capital circulante neto? Definición y cómo calcularlo

35 Ideas para el intercambio de regalos en el trabajo

Las mejores excusas para dejar el trabajo antes de tiempo