Cómo encontrar su voz al escribir

Cada escritor aporta una voz distinta a su trabajo. Su voz refleja quién es usted y la perspectiva que transmite en su trabajo escrito. Encontrar tu voz es un viaje personal, pero puede ayudarte a conectar con tu público y a distinguirte de otros escritores. En este artículo, explicamos los diferentes tipos de voz en la escritura y proporcionamos los pasos para desarrollar la suya.

Cómo convertirse en escritor en 7 pasos

¿Qué es una voz en la escritura?

La voz se refiere al estilo, la personalidad o la perspectiva únicos de un escrito. A menudo puede establecer el estado de ánimo o el tono y varía según el autor o el tipo de obra que escribe. La voz literaria incorpora muchos elementos, como el lenguaje, el estilo de escritura, los puntos de vista y el tono. Algunos autores pueden adoptar un enfoque formal, mientras que otros utilizan un lenguaje informal. O utilizan su voz para crear un determinado estado de ánimo en los lectores o para persuadirles de sus sentimientos sobre algo.

Relacionado: Cómo convertirse en autor

¿Cuál es la voz del escritor?

La voz del escritor es la forma en que éste se expresa en una obra escrita. Su voz puede combinar diferentes elementos, como su personalidad, perspectiva, estilo o tono. También puede utilizar determinadas palabras, frases o signos de puntuación para demostrar su voz única. En el caso de algunos escritores, su voz en la página es muy parecida a su forma de hablar en persona. En las obras de ficción, se puede encontrar la voz del escritor incorporada mediante la narración en tercera persona. O puede que la veas en el mensaje o la perspectiva de la propia obra.

Relacionado: Cómo utilizar el punto de vista en la escritura

¿Cuál es el carácter' de la voz?

La voz de un personaje se refiere a cómo se expresa un personaje en una obra literaria. Todo el mundo tiene una forma única de hablar en la vida, y los autores tienden a reflejarlo dando voces individuales a sus personajes literarios. Los personajes suelen tener voces internas y externas. La interna se refiere a sus pensamientos, mientras que la externa se refiere a las palabras que pronuncian en voz alta. A veces estas voces son muy similares, pero no necesariamente siempre.

Al igual que la voz de un autor, la voz del personaje incorpora elementos de su personalidad. Puedes encontrar personajes juguetones que se expresan con libertad y utilizan chistes o personajes serios que hablan con mucha sequedad o se muestran fríos ante los demás. Las voces de los personajes también difieren en función de factores como la edad o la procedencia. Un joven y un anciano probablemente utilicen un lenguaje o coloquialismos muy diferentes, al igual que dos personajes de distintas regiones geográficas.

Tipos de voz de carácter

Los autores incorporan una variedad de voces de personajes en sus obras utilizando las siguientes opciones de narración:

  • En primera persona: En una narración en primera persona, la historia se cuenta desde el punto de vista del protagonista. En este formato, los lectores suelen ver las voces internas y externas del personaje. Por lo tanto, el estado de ánimo o el tono de la obra literaria refleja la perspectiva y la personalidad de ese personaje.
  • Flujo de conciencia: Este estilo narrativo se refiere al trabajo que sigue el flujo de los personajes' voces internas. Es como si los lectores estuvieran dentro de las mentes de los personajes y pudieran ver cada paso de sus procesos de pensamiento. Cada persona piensa de forma diferente, así que este método puede ayudar a los escritores a crear personajes distintos. Algunos personajes pueden tener un flujo de conciencia difícil de seguir, lo que crea un reto atractivo para los lectores.
  • Limitada a la tercera persona: Este formato utiliza un narrador neutral en tercera persona para contar una historia. Normalmente, los lectores sólo ven las voces externas de los personajes a través de su diálogo con otros personajes. Este narrador observa a los personajes y utiliza pronombres en tercera persona en lugar de en primera. Sin embargo, este estilo narrativo permite a veces que la historia se centre en un solo personaje y en su voz externa e interna. Los lectores ven sus pensamientos y sentimientos, pero no los de los personajes secundarios.
  • Tercera persona omnisciente: Algo similar a la tercera persona limitada, este estilo utiliza un narrador en tercera persona para contar la historia. Sin embargo, el narrador tiene acceso a las voces internas y externas de los personajes. Por lo tanto, los lectores pueden ver el diálogo entre los personajes, pero también saber lo que cada uno de ellos está pensando o sintiendo. Mientras que la tercera persona limitada es observadora, la tercera persona omnisciente ofrece a los lectores más información sobre los personajes y sus perspectivas.
  • Narrador poco fiable: En este formato, la historia se cuenta desde la perspectiva de alguien que miente o engaña a los lectores. Su versión de los hechos no siempre coincide con la verdad. Esta voz hace difícil que los lectores confíen en el personaje que cuenta la historia. Sin embargo, la voz poco fiable puede aportar información sobre un personaje y sus motivaciones.

Cómo desarrollar tu voz en la escritura

Tu voz de escritor debe surgir de forma natural, ya que refleja quién eres y cómo te expresas. El camino para encontrar tu voz puede variar, pero puedes utilizar los siguientes pasos para guiarte:

1. Escriba con frecuencia

Tu voz es personal, y una de las formas más eficaces de encontrar la tuya es escribir todo lo posible. Reserve un tiempo regularmente para escribir cualquier cosa que le apetezca. Escribir en un diario puede ser un método eficaz para encontrar tu voz, ya que probablemente refleja cómo hablas en la vida real. También puedes dejar que tu mente divague y ver qué tipo de escritura sale. Este método puede proporcionarle ideas inesperadas sobre usted o su voz.

Cuanto más escribas, más cómodo te sentirás escribiendo. La práctica te ayudará a mejorar tus habilidades, y luego podrás ampliarlas utilizando nuevas técnicas o estilos. A medida que vayas experimentando, podrás descubrir tus preferencias a la hora de escribir. Sin embargo, debes seguir probando cosas nuevas—si escribes principalmente piezas de no ficción, prueba a escribir un relato corto de ficción. Puede que descubras que tu voz cambia según el tipo de contenido que escribas.

Relacionado: El proceso de escritura creativa

2. Leer el trabajo de otros

Busca autores cuyos escritos disfrutes leyendo. Piensa en lo que aprecias de su voz y busca formas de incorporarlo a tu trabajo. También puedes investigar autores con una voz fuerte y dedicar tiempo a leer su obra. Si quieres intentar escribir un nuevo tipo de narrativa, como una novela de suspense, también puedes utilizar esta investigación para entender el tono general o el estilo que utilizan los autores al escribir ese género.

Una vez que elijas a los autores que te inspiran, intenta practicar la escritura con su voz o estilo. Imitar sus técnicas puede ayudarte a desarrollar tus habilidades de escritura. Por ejemplo, si tienes problemas con la escritura descriptiva, puedes encontrar un autor que lo haga bien. Seguir su ejemplo puede ayudarte a practicar esta técnica y a sentirte más cómodo haciéndola por tu cuenta.

3. Encontrar su perspectiva

Todo el mundo tiene un punto de vista único basado en sus antecedentes o experiencias. Tu voz es un método para expresar el tuyo. Antes de empezar a escribir, piense en el propósito o el mensaje que quiere transmitir. Puedes escribir un documento para informar a la gente sobre un tema importante. O un ensayo que esperas que haga reír a la gente. Cuando entiendas lo que quieres decir, te ayudará a encontrar la voz para decirlo.

Puedes expresar tu punto de vista de forma explícita en los escritos no ficticios, comunicando a los lectores tu opinión. En los trabajos de ficción, puede incorporar sus pensamientos a través de las palabras del narrador o de personajes concretos. O puede ser aún más abstracto y utilizar su perspectiva para establecer el tono y el mensaje general de la historia. Piensa en lo que quieres que el lector obtenga de la lectura de tu obra, ya sea un mensaje específico o un sentimiento sobre un tema.

4. Determine su estilo

El estilo que elija utilizar variará en función del tipo de trabajo que realice. Su estilo puede referirse al tono de su trabajo y al lenguaje que utilice. Por ejemplo, puede que quieras utilizar un estilo formal que siga todas las reglas gramaticales y evite utilizar un lenguaje coloquial. O puedes optar por escribir de forma similar a como hablas— puede que no te preocupes tanto por seguir todas las reglas y utilices la jerga que usas en tu vida cotidiana.

A menos que recibas directrices específicas, tu elección de estilo depende de ti. También es posible que tengas que pensar en tu público. Un autor de libros para niños tiene una voz muy diferente a la de un autor de novelas para adultos. Lo que quiere es asegurarse de que su público pueda entender su obra y relacionarse con ella. Sin embargo, algunos autores escriben libros para niños y adultos. Pueden ajustar su voz incorporando diferentes palabras, frases y tonos.

Relacionado: Los 4 principales estilos de escritura: Cuándo y cómo debe utilizarlos

5. Sea coherente

No todos los escritos que crees tienen que seguir las mismas reglas o estilo. Sin embargo, mantener la coherencia puede establecer tu voz como escritor. Muchos autores son conocidos por utilizar sistemáticamente un estilo particular de escritura o narración. Por ejemplo, Ernest Hemingway es famoso por utilizar un lenguaje y una estructura sencillos en su obra. Como utilizaba un estilo tan definido, se diferenciaba de otros autores y demostraba que tenía una voz fuerte como escritor. Si se siente atraído por un estilo narrativo concreto, utilícelo.

Te recomendamos

Cómo hacer un cambio de carrera

Guía del proceso M&A

Cómo convertirse en un asistente de enfermería

¿Qué es la teoría del liderazgo participativo?

Guía para la profesionalidad en el trabajo

Cómo crear un dossier de prensa